miércoles, 11 de abril de 2007

DESPUÉS DEL FINAL DE FINALES



En un lugar en los Documentos (1152,1), ellos hablan de toda la Realidad como siendo simbolizada por un gran elipse. Comienza de una Fuente infinita y absoluta y siempre busca un destino que es igualmente infinito y absoluto. En el Primer Prólogo a este estudio nosotros buscamos comprender esta Fuente. En el Ultimo Epílogo encontramos de nuevo buscando después esta misma Fuente - sólo que ahora usamos otro nombre, Destino. En el principio, y en el final, estamos buscando la Fuente-Destino de la Realidad. Este debe ser el Infinito, ese Ser que es conocido mejor por nosotros como Dios.

Como hemos estado intentando seguir la revelación de los propósitos de Dios a lo largo de las edades de los universos y a través de los años luz del espacio, nosotros hemos sacada ciertas conclusiones. Parece que él está ocupado en el eterno proyecto de revelación de sí mismo a, y de compartir su naturaleza con, todos sus Hijos y sus hijos de sus Hijos - así como el dejó su naturaleza absoluta en el Primer Hijo, y luego compartió la soberanía de toda la creación con el, en su Espíritu y como la Trinidad.

Nosotros hemos seguido la divina expansión de las fuerzas y personalidades de Dios desde las orillas del Paraíso hacia las profundidades más remotas del espacio exterior en el nunca indeterminable Cosmos Infinito. Aún, con toda esta inimaginable expansión Dios ni ha incrementado ni disminuido en valor. El Infinito es inmutable pero el significado del Infinito, el significado de Dios, ha sido modificado, enriquecido, agrandado, como concierne cada ser individual que participó en la Aventura Suprema, la Aventura Ultima, y la nunca interminable Aventura Absoluta. (1261,2.)

Cuando los mortales ascendentes finalmente logran el Paraíso y encuentran a Dios, ellos tienen una experiencia finita en la compresión del Padre Universal. Cuando los finalistas completan su servicio en los circundantes superuniversos, ellos retornan al Paraíso para encontrar aún más del Padre; ellos han crecido en la capacidad de comprender. Al final de la Segunda Edad, cuando encontramos el Supremo, tendremos una comprensión-experiencia con la totalidad de la Deidad-la Deidad Finita. Todo esto debe capacitarnos para comprender al Padre como finito, Dios como él es conocible por criaturas finitas.

Cuando nos embarcamos en la Aventura Ultima, nos hemos embarcado en la búsqueda del Padre como súper-finito, el Padre como Absonito. Nosotros hemos visto que un tiempo muy largo tomará completar esta búsqueda; sin embargo, esta meta tiene un límite distante, y la eternidad perdura, y algún día este límite realmente se alcanzará. Nosotros conoceremos-realmente conocemos el Ultimo. Y en esta adquisición absonita encontraremos la capacidad para conocer el Padre más allá de lo finito, para conocer al Padre como Ultimo.

La aventura final - la Aventura Absoluta - es sin fin. Pero nada nos intimidará jamás; nada nos detendrá jamás; nosotros nunca alcanzaremos un estancamiento, una barrera final para progresar. Nosotros realmente encontraremos a Dios como Absoluto, pero nunca completaremos este descubrimiento; la exploración de la infinidad de Dios debe ser interminable. ¡Nosotros loo encontraremos como absoluto pero nunca podremos conocerlo como infinito!

"Dios, vuestro Padre, y mi Padre, es esa fase del Infinito que percibimos en

nuestras personalidades como una realidad experiencial actual..." (1153,4.)

Pero aún, sabemos que el Infinito está aquí, que es real, y que está antes de la Primera Fuente y después del Destino Final. Al final de los tiempos, aún encontraremos antaño, "la fe es la sustancia de cosas que se esperan, la evidencia de cosas que no se ven"(Heb. 11:1.)

EL MAS ALLA

En el Prefacio para este trabajo asemejamos el Libro de Urantia con una sinfonía. Y así es. En este mas allá nos gustaría compararlo con un romance - una historia de amor y aventura. Vez tras vez, en la labor de este trabajo, el escritor se ha encontrado con el afecto divino en una mano, y en la otra por la gran aventura que parece extenderse bajo los propósitos de Dios - como parece estar revelados en los acontecimientos de la historia del universo maestro, en todo lo que va antes, y en todo lo que sigue después.

Dios se expresa en la creación en tal manera pródiga. El da sin medida a todos aquellos que puede ser enriquecidos por estos regalos. Estos son los frutos del infinito amor que él parece tener para todos los seres.

Dios esta así amando; pero no tan suave. El, que da mucho en amor, también es el que desafía a aquellos quienes él ama. El es el creador de problemas, en las soluciones de las que sus hijos crecen.

Dios es tan inmutable, pero siempre la causa del cambio. Siempre el esta colocando el fermento de lo nuevo y lo desafiante sobre lo viejo y establecido. Y como lo viejo y lo nuevo reacciona el uno al otro cada uno desafía al otro, y como cada uno responde al desafío del otro, ambos crecen y muestran antiguas limitaciones. Dios parece desear que todos sus hijos crezcan; y parece desear ser un socio con cada uno en esa aventura del crecimiento. El da su espíritu para vivir dentro de nosotros para compartir con nosotros la aventura de explorar su infinidad de hecho y su infinidad de amor.

En la preparación de este trabajo el interés ha crecido en el escritor que es historia de romance y aventura, un cuento emocionante de desafío y respuesta. ¡El héroe real de toda la historia es Dios! Este ser es la más excitante, personalidad en los universos en expansión. Este Ser es la personalidad más interesante e intrigante en la existencia. Este Ser es el autor del amor, y (creemos) él habló como un Hombre entre los hombres, y para los hombres, dijo, "¡Sígueme!

Y si nos atrevemos podemos.

* * *

Hemos atravesado muchos kilómetros conceptuales en este estudio. Hemos sido intrépidos en las especulaciones e intrépidos en pensamientos venturosos. Hay un pasaje en los Documentos que debe confortarnos en este aspecto. Los Documentos nos instruyen (330,2) que es mejor que no se nos diga demasiado, que mucha información "privaría el pensamiento de los mortales de los próximos mil años de ese estímulo para especulación creativa que estos conceptos parcialmente revelados proporcionan."

El escritor es dolorosamente consciente de las limitaciones de la mente humana. Nosotros percibimos tan confusamente, comprendemos tan lentamente, parecemos tan insensibles a la luz de la verdad. Las especulaciones en este estudio son indudablemente muy propensas a errores. Nosotros somos tan difíciles de razonar a través de hechos válidos. Pero, aún aquí, al final, otro pasaje de los Documentos (2096,8) ofrece mucho a modo de consuelo:

"Todo el romance universal del hombre puede no ser realidad, pero mucho, mucho es verdad."