jueves, 24 de mayo de 2007

Evidencia Extraterrestre


A menudo escuchamos que no existen pruebas que evidencien la existencia de vida en otros planetas, y mucho menos la visita de tales “seres” a nuestro planeta. Ya nos hemos acostumbrado a que nos repitan que sólo se cree en aquello que es demostrable y en lo que está “científicamente” comprobado, queriendo decir con esto que la “hipótesis extraterrestre” queda fuera de esa categoría. Claro que esto demuestra una gran ignorancia en aquellos que utilizan estas frases como bandera, ignorancia del método científico y, por sobre todo, ignorancia de la existencia de contundentes pruebas y testigos que de estas realidades.

Por: Henri Gelencser - akasico33@adinet.com.uy

En la gran mayoría de los descubrimientos científicos, se establece, previamente a las conclusiones, una hipótesis, la cual luego será descartada o confirmada por los pasos siguientes y la consecución (o no) de pruebas. Este ha sido el mayor patrimonio de la ciencia, las mentes que se atrevieron a generar hipótesis (a veces de apariencia descabellada) las cuales nos dieron los más grandes descubrimientos científicos.

Se trata de un derecho y un deber de todo investigador el pensar en una alternativa diferente, nunca antes sabida, para explicar los mas diversos misterios.

Tal es nuestro caso, que sostenemos una hipótesis sustentada en suficiente evidencia y abundantes pruebas y testigos. Creemos que la Tierra ha sido visitada periódicamente desde su origen por seres procedentes de otros lugares del universo, seres aparentemente de una avanzada tecnología.

Claro que tal posibilidad es rechazada (sin argumentos racionales) por los historiadores ortodoxos, sumergidos la mayor parte de ellos dentro de una cultura que se asienta en las creencias religiosas occidentales. Haciendo subjetivas sus “sólidas” bases para fundamentaciónes “científicas”.

Por nuestra parte, sostenemos que la Tierra ha sido visitada desde hace millones de años por civilizaciones extraterrestres, mucho mas antiguas que la nuestra, del mismo modo que ha sido soporte de vida temporal de otras humanidades terrestres, mas avanzadas que la nuestra, hoy desaparecidas.

Sólo una arcaica y desfasada visión, antropocéntrica y excluyente, del hombre de la Tierra en el universo, negaría tal hipótesis.

Una reflexión previa

Según Carl Sagan, científico norteamericano, físico, doctorado en astronomía y astrofísica, y asesor de la NASA durante 30 años, existen 100.000 millones de galaxias en nuestro universo local. Nuestra galaxia (la “Via Lactea”) tiene 400.000 millones de estrellas, pero promedialmente cada galaxia cuenta con 100.000 millones de estrellas. Estas cifras nos pueden parecer abultadas pero seguramente nos cueste tomar conciencia de la magnitud de estas cantidades. Para tener noción vamos a realizar un breve ejercicio:

Vamos a imaginar que tenemos todas las galaxias existentes dentro de nuestro campo visual, supongamos que tenemos la posibilidad de contarlas, y que comenzamos el conteo a razón de una galaxia por segundo, lo que significa que a cada segundo que pasa sumamos una galaxia a nuestra cuenta. ¿Saben cuánto tiempo nos llevaría contar todas las galaxias existentes? ¡Tardaríamos 3.200 años en completar la cuenta! Y si hiciéramos el mismo proceso para contar las estrellas existentes, tardaríamos en contarlas todas 320.000.000 años (¡trescientos millones de años!).

Claro que esta cantidad de galaxias y estrellas (sin hablar de planetas) no prueba la existencia de vida extraterrestre, pero deja clara la probabilidad y deja en evidencia lo improbable de que seamos los únicos en el universo.

Vestigios en la historia

Los hallazgos arqueológicos vienen aportando verdaderas evidencias de visitas extraterrestes en forma sistemática y continua.

Tales son los casos de las pinturas rupestres que en diferentes puntos del planeta y datados en todas las eras nos hacen sospechar mediante sugerentes figuras.

Esta pintura corresponde al periodo Neolítico, que se desarrolló entre el mesolítico y la Edad de los Metales. El comienzo del Neolítico varía según las regiones: En Egipto y Oriente Próximo tiene lugar. 7.000 a.C.; en el Mediterráneo oriental, 4.000 a.C., y en Europa occidental, 3.000 a.C.
Fue descubierta por el arqueólogo Guergui Chatski, en la región de las cuevas de “Ferghana” en Uzbekistán (una de las antiguas repúblicas soviéticas). Popularmente se la conoce como “El Hombre de Marte”.

Se puede distinguir sobre las montañas un objeto semejante a un OVNI, que asciende o baja en una columna de humo, y debajo en el suelo, un extraño ser con un casco dotado de antenas, extendiendo su mano derecha. Es significativa también la presencia en el cielo de tres cuerpos celeste (el Sol, la Luna y...), dos sobre las montañas y un tercero algo más a la derecha. En primer plano y a la derecha también, aparece otro ser de rostro “extraño”, con un disco en la mano y que parece estar enfundada en un guante.

Este claro modelo de aeroplano precolombino descansa en el museo del oro de Bogota. Durante mucho tiempo se creyó que se trataba de un ornamento religioso, hasta que el Instituto de Aeronáutica de New York se intereso por el objeto y, luego de estudiarlo, reveló que se trataba de una maqueta de un aparato que podía volar como un moderno avión (¡)

Estas son solo algunas de las determinantes pruebas que existen sobre la influencia de civilizaciones avanzadas, tecnológicamente, sobre las culturas antiguas de nuestro planeta.

En futuras entregas analizaremos otros ejemplos de los tantos vestigios en la historia.

Extraterrestres en las civilizaciones antiguas

“ Así Kardam hizo uso de su poder y produjo una “vimana”, que podía viajar obedeciendo a su voluntad... tal como el aire pasa en todas direcciones, así él viajó por los diversos planetas” (Texto hindú de hace 4000 años)

“...hace largo tiempo que las gentes de Etiopía pasaron por aquí, conducían un carro como el de los ángeles y volaban mas veloces que el águila en los cielos” (Texto del Kebra Negast de hace casi 2000 años)

¿Por qué los “dioses” de la antigüedad venían del cielo? ¿Por qué siempre venían volando y, en muchos casos, en aparatos increíbles?

¿Cómo pudieron los hombres de hace 3000, 4000 años o más, imaginar siquiera estas maravillas, cuando solo las aves podían volar? ¿Quiénes eran esos “dioses”?

Son tan determinantes las pruebas que demuestran que en nuestro pasado, los conocimientos humanos estuvieron por encima de nuestro nivel actual que no nos queda otro remedio que rescribir la historia.

Los restos encontrados en las ruinas de las más antiguas civilizaciones, son concluyentes a este respecto y la afirmación de que la evolución del hombre ha sido lineal y progresiva ya no se sostiene.

En realidad, todo indica que, a lo largo de millones de años, en la Tierra han existido distintas humanidades, con grados de evolución diversos que tuvieron contacto directo y cercano con “dioses” voladores venidos de las estrellas, que les instruyeron en conocimientos que aún hoy ignoramos.

Las pisadas humanas encontradas en Paluxy (Texas) junto a las de un dinosaurio, animal “oficialmente” desaparecido hace millones de años, así como los objetos tallados por el hombre, encontrados en el interior de trozos de carbón fosilizado, entre otros muchos hallazgos inexplicables para la arqueología convencional, ¿estará demostrando que seres humanos habrían convivido con los dinosaurios hace millones de años?

Por supuesto, existe otra forma de explicar esta paradoja, y no es otra que la de aceptar que la Tierra ha sido visitada periódicamente desde el origen de los tiempos por seres procedentes de otros lugares del universo.

De lo que, por cierto, existen indicios suficientes en las narraciones que podemos leer en los manuscritos más antiguos de todas las culturas, muy especialmente en los textos hindúes.
En el RAMAYANA existen “vehículos voladores en los que se podía volar hacia los cielos, las estrellas y a mundos lejanos para luego retornar a la tierra”. Que es esto si no una evidencia de aeronáutica?!.

Nuestros vecinos de Marte

La region de Cydonia en Marte presenta curiosas formas dispuestas en forma “poco natural”.

Entre las imágenes obtenidas por la primera misión Viking a Marte en 1976 (realizadas con la intención de encontrar sitios potenciales de descenso para su misión hermana, Viking Lander 2), hay algunas tomas que muestran rasgos de la superficie con formas peculiares, diferentes a las que se encuentran en la geología de la región y los territorios circundantes. A decir de los especialistas, algunos de estos objetos son de una morfología tan inusual que dificultan considerablemente la creación de una teoría que explique el mecanismo de su formación.
La primera de estas características inusuales que llama la atención es un promontorio de dos kilómetros de largo que se parece a una cara humana que estuviese mirando fijamente hacia arriba. La cara fue encontrada en el hemisferio norte de Marte, en el límite entre la cuenca de Acidalia Planitia y la tierra alta de Cydonia Mensae. La semejanza del objeto a un rostro fue notada por el personal de la NASA.
La posición de la NASA fue descartar oficialmente la existencia de una cara tallada en la montaña, explicando que lo que se veía era un truco de luz y sombra, claro que no tuvieron el cuidado de ponerse de acuerdo, ya que también dijeron que se trataba de una formación natural (¿¡una formación natural!?), aunque no existen vestigios de cordillera alguna ni montañas similares en toda la zona.
También encontramos en la región, una construcción con un orden matemático perfecto, con constantes geométricas repetidas en toda la disposición de las formaciones en toda la región de Cydonia. Constantes matemáticas imposibles de generarse en forma “natural”.

De acuerdo a Nature –una de las revistas más prestigiosas en el campo científico– hombres de ciencias ingleses y norteamericanos recientemente reconocieron la posibilidad de que el planeta Marte pudo haber estado habitado por seres inteligentes hace miles de años, como conclusión de un estudio que partió del análisis de restos de un meteorito (Allan Hills 84001) que se separó del planeta, “seguramente a consecuencia de un cataclismo cósmico”.

Las pruebas de sus ciclópeas construcciones, constituidas en una esfinge y tres pirámides, no desmienten tal hipótesis. Sin embargo, es un hecho: a la luz de los nuevos redescubrimientos, los mitos se derrumban y las antiguas leyendas y mitologías cobran su real dimensión.

Recientemente, el científico Arthur C. Clark, descubrió que existen en Marte ciertas “manchas” de color verde, que tienen un comportamiento muy similar a los bosques de vegetación terrestres. Estos supuestos grupos de organismos vegetales, cambian el tamaño y la intensidad del color de acuerdo a la estación del año marciano. Este prestigioso científico sugiere la existencia de vegetación abundante en estos lugares.

La era moderna de los Ovni

Pero, ¿y que pasa ahora? ¿Fuimos visitados antes y ahora no?

La llamada era moderna de los Ovnis tuvo como punto de partida el famoso caso conocido como el incidente Roswell.

Durante una tormenta ocurrida el 2 de julio de 1947, en una zona a 120kms al noroeste de Roswell, estado de Nuevo México, Estados Unidos, el hacendado William Mac Brazel percibió unos sonidos extraños, que no correspondían a truenos ni ningún hecho habitual, pero debido a la tormenta no pudo corroborar en ese momento.

Al día siguiente, intrigado por el sonido de la noche anterior, decidió salir con un vecino a recorrer la zona a caballo. Rápidamente encontró una zona con unos llamativos y extraños escombros dispersados en forma extensa.

El 6 de julio se dirigió a Rosweel a llevarle algunos restos de estos escombros al comisario. El oficial avisó al aeropuerto militar, que respondió enseguida. Fueron hasta la hacienda de Brazel dos militares y un agente de contareaspionaje (¡), entre ellos el Mayor Jessé Marcel.

El hacendado los condujo al campo y llegar al lugar comprobaron que la zona de escombros era de 1.2 kms de largo y 60 a 90 ms. de ancho, lo que evidenciaba un hecho extraño y de grandes proporciones.

Estos militares emitieron un comunicado oficial, el 8 de julio en donde daban cuenta que habían capturado los restos de un platillo volante!!!

En una entrevista a un medio local Jesé Marcel dijo....”Lo cierto es que se llevaron los restos a Fort Worth (aeropuerto militar)”.

Hay versiones que habrían encontrado tres o cuatro cadáveres. Inclusive, dicen que alguno vivo.

Claro que cuando ciertos mandos superiores se enteraron de los sucedido, obligaron a los militares que encontraron los restos, a retractarse y cambiar su versión. Luego, la fuerza aérea norteamericana realizo una esforzada y calculada campaña para “explicar” el suceso.

A partir de este hecho, que dió origen a la “Era Moderna de los OVNI”, se comenzaron a suceder numerosos hechos y casos del fenómeno OVNI, los cuales analizaremos en futuros artículos.



Parte 2.

“Cuando un científico distinguido y anciano afirma que una cosa es posible, es casi seguro que está en lo cierto,
pero cuando manifiesta que es imposible,
lo más probable es que esté en un error”

- Arthur C. Clarke

A menudo, quienes investigamos o nos interesamos, en el estudio del fenómeno OVNI, somos criticados por no aportar pruebas o evidencias que avalen la “teoría extraterrestre” mediante la cual, afirmamos que un gran porcentaje de casos OVNI corresponden a contacto con verdaderos VED (Vehículo Extraterrestre Dirigido). En esta segunda entrega, nos centramos en la “era moderna de los OVNIS”.

Por: Henri Gelencser - akasico33@adinet.com.uy

LA ERA MODERNA DE LOS OVNIS Y LOS ASTRONAUTAS

En la entrega anterior, nos dedicamos a enumerar evidencias y vestigios presentes en la arqueología, culturas antiguas, religiones y en la astronomía. Habíamos finalizado con el comienzo de la llamada “era moderna de los OVNIS” que dio comienzo con el caso Rosswell.
A partir de allí, comenzó una larga sucesión de hechos “no convencionales” que merecieron la atención y estudio de los más diversos ámbitos incluyendo a algunos cuantos gobiernos, servicios militares y de inteligencia.
Pero sin duda alguna, si nos planteamos la existencia y visita de seres de otros planetas, debemos suponer que quienes estarían más expuestos a contactarse con estos seres, deberían ser nuestros astronautas. Motivados por esta inquietud haremos un repaso acerca de algunos casos de supuesto contacto que parecen avalar esta sospecha, inclusive creemos que en muchos casos, los astronautas de la Tierra, parecen asumir el rol de verdaderos “cancilleres” de nuestro planeta ante estos seres del espacio.

Uno de los casos más contundentes y espectaculares, corresponde a la llegada de los norteamericanos a la luna. El Apolo XI (primer nave tripulada de la NASA con destino a la luna) era tripulado por Neil Amstrong, Michael Collins, y Edwin Aldrin.

Por todos es sabido que en el momento de alunizar el modulo, estos tripulantes mantenían una comunicación con el control central de Houston. Por ese medio se produjo una inquietante conversación, mantenida por Amstrong y Aldrin con el control terrestre. Este dialogo fue conocido fuera de las esferas oficiales, inclusive el prestigioso periódico “Washington Post” publicó la trascripción de la comunicación, la cual nunca fue desmentida. A continuación ofrecemos algunos fragmentos del dialogo:

Apolo XI: ... estos tipos son enormes señor ¡! (dice la voz asustada y continua) ¡son enormes!
Houston: ¿qué les sucede a ustedes?
Apolo XI: están bajo la superficie...
...
Apolo XI: ... (más calmos) estamos bien aquí, pero hemos descubierto algunos visitantes... si, han estado aquí cierto tiempo, a juzgar por sus instalaciones.
Houston: misión central al habla, refuta el ultimo mensaje!!.
Apolo XI: les estoy diciendo que aquí hay otras naves espaciales. Están unas al lado de las otras, en fila, del lado más alejado del borde del cráter.
...
Houston: ... ¿qué significa el alboroto por escenas de Ovnis?, explique
Apolo XI: están posados aquí, están en la luna, observándonos!!!
...
Apolo XI: ... cualquiera que fuera su forma, eran naves espaciales, no hay dudas.

Recordemos que estos astronautas, para integrar estas importantes misiones, debieron someterse a las más duras pruebas de entrenamiento. Asimilaron los conocimientos de astronomía que le serian de utilidad posteriormente, ninguno podía engañarse a sí mismo confundiendo hechos conocidos con OVNIS.
Al parecer, las fotos tomadas por los astronautas en la luna, evidenciaban de tal manera la presencia extraterrestre, que esto obligó a la NASA a montar en un estudio una simulación del alunizaje para obtener fotos que pudieran ser mostrados al publico sin generar una psicosis colectiva.

Pero este caso, si bien es de los más significativos, no es el único entre los astronautas y pilotos. A continuación hacemos un repaso por algunos de los más relevantes (*).

• Donald (Deke) Slayton: Cápsula Mercury. Astronauta de la cápsula Mercury, en una entrevista en 1979, reveló que en el año 1951 cuando era piloto de pruebas mientras volaba un avión P-51 sobre Minneapolis, avistó un UFO en forma de disco, color gris de un metro de diámetro " Volaba a 10,000 pies de altura, en una tarde soleada, cuando vi el objeto...parecía un plato, un disco...lo seguí por un corto tiempo, pero de pronto...subió acelerando en un ángulo de 45 grados y desapareció".

• Mayor Robert White: El 17 de julio de 1962, reportó un OVNI mientras volaba un avión X-15 de prueba. "Era de color gris y estaba a unos 30 metros de distancia. No tengo idea de lo que era".

• Scott Carpenter: Mercury, 1962: "En ningún momento que los astronautas viajan por el espacio lo hacen solos. Constantemente son vigilados por los UFOs".

• Mayor Gordon Cooper: Mayo 16, 1963. Durante la última órbita, de la 22 programadas para la cápsula Mercury, Gordon Cooper comunicó a la estación de Muchea (en Australia) que observaba un objeto brillante de color verde en la proximidad de su cápsula."El OVNI era real y sólido, porque fue registrado por el radar de Muchea".

En el año 1978 ante un comité de las Naciones Unidas que discutía sobre los UFOs afirmó: " Yo creo que estos vehículos extraterrestres y sus tripulantes visitan nuestro planeta desde otro planeta, los que obviamente son más avanzados que nosotros aquí en la tierra"

• John Young y Collins: Julio 18,1966, cápsula Gemini 10. Dos OVNIs siguieron la nave y luego desaparecieron cuando los astronautas pidieron observación por radar. Un enorme OVNI fue observado. "Todo indica que los UFOs existen" expreso John Young.

Edgar Mitchell: Apolo 14, 1971: " Estoy seguro que hay una inteligencia controlándolos (los UFOs)".

Comandante Eugene Cernan: Apolo 17. Durante una entrevista al Los Ángeles Times, en 1973, dijo sobre los OVNIs: "Me han preguntado muchas veces (sobre los OVNI) y he dicho en público que pienso que (los OVNI) son alguien más, de otra civilización".

• Maurice Chatelain: Jefe del Centro de Comunicaciones de la NASA., en 1979. Confirmó que el astronauta Amstrong había reportado el avistamiento de OVNIs en cráteres de la Luna. Chatelain piensa que algunos OVNIs están en nuestro sistema solar, específicamente en Titán.

LAS FOTOS

Las evidencias gráficas son otro de los aspectos que avalan los testimonios de los numerosos testigos. Muchas veces se nos quiere insinuar que existe un déficit en este aspecto, inclusive se minimizan las imágenes fotográficas o de video, argumentando que pueden ser trucadas, olvidando que la misma tecnología que pude fraguar una imagen, es la que nos sirve de herramienta para analizar y comprobar la falsedad o autenticidad de las pruebas.
Son innumerables las fotos tomadas en diferentes partes del planeta y de ellas podemos sacar algunas conclusiones.

La forma discoidal parece ser la más común. En los avistamientos diurnos, los objetos parecen tener un aspecto metálico

En la noche suelen aparecer como objetos sumamente luminosos y radiantes.
Los colores son variados, pero generalmente predominan los tonos del rojo, naranja o amarillo.

En todos los casos evidencian evoluciones en el aire en forma “inteligente”, en muchos casos a grandes velocidades y con movimientos bruscos con cambios de dirección y ángulo, imposibles de reproducir por alguna nave terrestre.
Son pocas las veces que descienden en lugares con publico y muchos menos los casos en los que descienden tripulantes.
Generalmente se detectan fenómenos electromagnéticos anómalos, cuando son estudiados.
En algunas oportunidades se detectan mediante radares al mismo tiempo que no hay contacto visual, lo que evidencia una capacidad para manejar su visibilidad.

Un fenómeno relativamente nuevo es el de los OVNIS triangulares, originalmente este tipo de avistamientos se dio en Bélgica y rápidamente se extendió por todo el planeta. Esta clase de naves, es la más propensa a ser catalogada dentro de las posibles “armas secretas” de ciertos gobiernos terrestres.

DESINFORMACION, INTOXICACIÓN Y OCULTAMIENTO

Cualquier persona que comienza a interesarse por los fenómenos relativos a los OVNIS, nota al poco tiempo que existen dos opiniones fuertemente enfrentadas: Una que afirma la existencia de un contacto constante y real, la que afirma que existe una suerte de conspiración en contra del tema; y otra que niega sistemáticamente la presencia de civilizaciones extraterrestres al punto de negar en muchos casos la posibilidad de que exista siquiera tal posibilidad.
Para nosotros, el insistente interés de parte de ciertos poderes, para negar el tema, supone una evidencia en si misma, sobretodo cuando percibimos que las concusiones que transmiten son diferentes entre sí, incoherentes en muchos casos y hasta faltos de contenido en otras oportunidades.
Los recursos para negar o desacreditar el fenómeno son, desde encontrar explicaciones ridículas hasta desacreditar la capacidad intelectual de los testigos.
Pero existe un recurso nuevo, que suele ser muy efectivo en muchos casos, que realmente es preocupante por el tenor del mismo. Se trata de la intoxicación informativa, o sea que se generan mentiras disfrazadas de verdades, las cuales se mezclan entre las verdades, de forma que cuando se descubre la falsedad de la “supuesta verdad” se desacreditan todas las demás verdades. Se trata de un recurso psicológico muy efectivo, lo que nos obliga a redoblar nuestro esfuerzo y atención, y requiere que desarrollemos definitivamente el poder de discernimiento e intuición.
Las razones que motivan a ciertos poderes a desinformar o negar son varias, pero las podremos discutir en otro momento, pero lo cierto es que existen varios casos dignos de citar.

Podemos volver a citar el famoso caso Rosswell, en el cual luego de que oficialmente se comunicara que se capturaron los restos de una nave ET, se retractaron y buscaron explicaciones que no convencieron y que en algunos casos insultan la inteligencia de la opinión pública, como que los restos encontrados correspondían a globos meteorológicos y los cadáveres eran muñecos utilizados con quién sabe que fin.

El 19 de julio de 1952, se observó sobrevolar la Casa Blanca, a una flotilla de objetos alineados, que hicieron evoluciones en el aire durante varios minutos, lo que fue visto por cientos de testigos y pudo ser fotografiado

el hecho inquieto tanto que rápidamente salió a interceptarlos un grupo de aviones “caza F-94” los cuales no pudieron hacer mucho. Lo curiosos de este hecho es que la comunicación oficial explicaba que se trataba de palomas, las cuales reflejaban las luces de la cuidad en su pecho (¡)... no vale la pena ni hacer comentarios al respecto, pero surgen algunas preguntas obvias: era la primera vez que pasaban palomas por sobre el capitolio?... no eran demasiado grandes para ser aves?... son tan poco inteligentes en la fuerza aérea norteamericana que persiguen palomos con aviones F-94?... los testigos son tontos?, que no saben diferenciar una paloma de otro objeto?

El 5 de mayo de 1995, el productor de cine Ray Santilli, dio a conocer al publico una filmación de una supuesta autopsia a uno de los seres que habrían sido encontrados junto a los restos de la nave en Rosswell. En esta grabación se dejan algunas evidencias (intencionalmente) para que se pueda comprobar fácilmente la falsedad del documento gráfico. Esto evidencia una vez más la intención de ridiculizar el tema mediante el recurso de intoxicación.

También en mayo pero de 1998, se dio a conocer en forma publica en la televisión mexicana, Jonathan Reed, un norteamericano que contó una experiencia un tanto curiosa: Dice haber sacado a pasear a su perro, como lo hacia habitualmente, cuando su perro en un momento, luego de adelantarse, se le escuchó ladrar insistentemente. Reed se apresuró a ver qué es lo que pasaba con su perro y descubrió que estaba mordiendo a un ser de baja estatura, mientras este se lo intentaba sacar de encima, en ese momento (afirma Reed) este ser con un método no muy claro, pulveriza al perro. J. Reed tomó un palo y golpeo a este “individuo”, dejándolo inconsciente. Luego se lo llevo a la casa y lo guardó en un “freezer”.

Esta persona cuenta que después tenerlo en su casa, este ser, reaccionó y logró una comunicación con él, a tal punto que este ser le explico algunas cosas y antes de irse (en una nave que habría quedado suspendida en la zona del “accidente” con el perro) le obsequió un brazalete como agradecimiento (¡?).
Supuestamente este brazalete, tendría algún tipo de “poder” que permitiría hacer algunos prodigios, los cuales Reed prometió demostrar en algún momento.
Este caso, muestra, para los que intentamos investigar seriamente el tema, varias “puntas sueltas” que nos hacen creer que se trata de otro intento de intoxicar el fenómeno en su generalidad.


LOS INFORMES OFICIALES

Existen varios documentos e informes que muestran el interés de gobiernos, milicias, científicos y servicios de inteligencia, por el fenómeno OVNI. En algunos casos con la intención de encontrar una explicación real, y otros para sacar provecho de las mismas.

El presidente de EEUU, Harry Truman se vio envuelto durante su gobierno en grandes casos ovni, tal vez por eso intento buscar canalizar las inquietudes buscando una solución.
En septiembre de 1947, creo un comité ultra secreto de 12 personalidades entre los cuales participaban espías, militares, científicos, el director de la CIA, el secretario de defensa, el jefe de la NASA y otras personalidades entre los cuales se encontraba el tío abuelo del actual presidente del los EEUU, Prescot Bush.
A este comité se le conoce con el nombre de Majestic 12. Pero lejos de aclarar los temas relacionados con los OVNIs, a la opinión publica, se utilizó este grupo para idear y crear métodos para controlar la información que maneja el pueblo. Pero además se negó y se sigue negando la existencia de este grupo.

EL CONTUNDENTE INFORME COMETA

El informe “Cometa”, publicado el 16 de julio de 1999 por la revista “VSD” en Francia, fue un reporte, en un principio confidencial, dirigido al presidente de la nación Jacques Chirac, es el resultado de tres años de investigación científica en Francia realizada por militares, científicos y expertos de intachable honorabilidad. Nombres como Bernard Norlain, antiguo director del Instituto de Altos Estudios de la Defensa Nacional; el profesor André Lebeau, ex presidente del Centro Nacional de Estudios Espaciales; el astrofísico Jean-Claude Ribes, antiguo director del Observatorio de Lyon; Denis Blancher, comisario principal de la Policía Nacional en el Ministerio Interior; o los generales del Ejército del Aire Denis Letty y Bruno Le Moine, además de algún almirante, comisario de policía, ingenieros del ejército e incluso algún abogado eran sus artífices. Sus conclusiones son más arriesgadas que los informes anteriores, afirmando que, “la realidad física del fenómeno ovni es incuestionable y el origen terrestre del mismo no explica más que una minoría de casos. Así que es necesario recurrir a otras hipótesis, como la extraterrestre”.

En el informe “Cometa” se incluye un anexo escrito por el propio astrofísico Jean Claude Ribes, donde menciona la participación de los astrónomos y el fenómeno OVNI.
Aquí la trascripción del anexo:

A menudo nos oponemos a los testimonios sobre los OVNIS con el argumento siguiente: los astrónomos, que deberían ser los primeros en saberlo, no hablan de tales avistamientos. Una pequeña respuesta es que en realidad el astrónomo profesional se concentra en un muy pequeño campo del cielo, observado a través de un instrumento en una cúpula; tiene por tanto menos oportunidades que un “turista” de observar un fenómeno luminoso relativamente raro. Los astrónomos aficionados, que sin embargo pasan mucho más tiempo mirando al cielo, generalmente a cielo abierto, están mejor colocados para observar un fenómeno inusual, sin confundirlo con un objeto astronómico; pero uno puede esperar de su parte una fuerte reticencia a relatar tal observación, por miedo al ridículo, por que los aficionados generalmente están ansiosos de ser reconocidos como “profesionales”. En todo caso, ninguna investigación específica se ha manejado, en mi conocimiento, sobre esta población en particular. Los resultados de dos estudios independientes, hechos por astrónomos profesionales entre sus colegas, son bastante diferentes: Hynek, en los años 50, interrogó informalmente a una cuarentena de astrónomos, donde más del 10% había efectivamente observado algún fenómeno inexplicado. Entre estos últimos, Joseph Allen Hynek menciona al profesor Lincoln La Paz, director del Instituto de Meteorismo de la Universidad de Nuevo México, y a Clyde Tombaugh, el descubridor del planeta Plutón, fallecido en 1997. en los años 70, Peter A. Sturrock envió un cuestionario detallado a los 2,611 miembros de la Asociación Astronómica Americana, garantizándoles el anonimato; la mitad le respondió, y encontró unas sesenta observaciones.

Ningún estudio sistemático de este tipo se ha realizado en Francia, pero citamos una observación de los astrónomos marselleses George Courtes y Maurice Viton. Uno de mis colegas me relató así un avistamiento que hizo en su juventud de un objeto de diámetro parecido a la luna (está última era visible por otra parte), desplazándose lentamente en dirección Norte-Sur: él no era aun profesional en esa época, pero ilumino al aficionado, y no ve ninguna explicación a su observación, que nunca hizo pública.

Parece por tanto que el porcentaje de observaciones por astrónomos es comparable al notado en la población global, al igual que una cierta reticencia en una gran mayoría a hablar sin estar seguros en el anonimato. Por otra parte, la opinión general de los astrónomos sobre el tema es mucho menos negativa de lo a veces se dice, y al menos podemos decir que (aunque) no vemos un consenso, muchos desean un estudio objetivo del fenómeno, sin ideas preconcebidas. Las conversaciones privadas que yo he podido tener con colegas franceses confirman esta conclusión de Sturrock. Sin embargo muchos se niegan a tratar el tema con un periodista, pero cuando yo les hablo de un estudio científico serio, ellos se declaran acordes

DECLARACIONES QUE DEBEMOS ATENDER

Numerosos oficiales de alto rango en diferentes gobiernos, astronautas, militares de diferentes ramas, políticos y científicos, en los pasados 57 años, han declarado la importancia del fenómeno UFO. Muchos han pedido que se realice un estudio científico. El hecho que personas capacitadas como astronautas, pilotos y científicos hayan reportado avistamientos y se hayan pronunciado en favor de un estudio serio sobre los UFOs no deben de ser ignorados.

A continuación algunos ejemplos:

Almirante Roscoe Hillenkoetter, primer director de la Cía: objetos desconocidos están operando bajo un control inteligente...es imperativo para nosotros conocer de donde vienen los UFOs y cual es su pro posito...”

Lord Dowding, antiguo comandante en jefe de la Royal Air Force inglesa: " Estoy convencido que estos objetos existen y que no son manufacturados por ninguna nación de la tierra".

General francés Lionel M. Chassin, antiguo Comandante General de la Fuerza Aérea Francesa.: " (La manera de volar los UFOs) sin equivocación sugiere una exploración aérea sistemática y no puede ser el resultado de la casualidad. Ello indica un propósito y una acción inteligente".

General japonés Kanshi Ishikawa, Jefe de la Fuerza Aérea del Japón.:
" Los UFOs son reales y pudieran venir del espacio exterior".

General español Carlos Castro Cavero, general de la Fuerza Aérea Española. En una entrevista en el año 1976 dijo que dentro del alto mando del gobierno español los UFOs se tomaban seriamente. Añadiendo:
" En mi capacidad personal (no como general), A veces sostengo la idea que los UFOs son naves extraterrestres."

OPINIÓN DE ALGUNOS CIENTÍFICOS

Dr. Margaret Mead, internacionalmente reconocida antropóloga. Ella dijo: " Hay objetos voladores no identificados. O sea, existen casos sólidos, quizás de un 20 a un 30 por ciento en diferentes estudios, que no tienen explicación... Nosotros solo podemos imaginarnos el propósito detrás de las actividades de estos tranquilos objetos que de tiempo en tiempo visitan la tierra. La explicación más lógica, es que están observando lo que hacemos..."

• Dr. Felix Y. Zigel. científico soviético instructor de la mayoría de los cosmonautas rusos. Primer profesor de astronomía y cosmonautas en el Instituto de Aviación de Moscú, autor de más de una docena de libros y más de 250 artículos sobre problemas en el espacio. En 1967, sirvió como presidente del grupo semi-oficial DOSAAF, (el equivalente del Departamento de Estado de los EE.UU). En 1981, el Dr. Zigel afirmó: " Hemos visto estos UFOs sobre la U.S.S.R.; naves de cualquier forma posible: pequeñas, grandes, aplastadas, esféricas. Pueden mantenerse estacionarias en la atmósfera o acelerar a 100,000 kilómetros por hora.... También pueden controlar nuestra energía, parando nuestras plantas eléctricas, estaciones de radio y motores, sin ocasionar ningún daño permanente. Esa refinada tecnología solo puede ser el fruto de una inteligencia superior al hombre."

• Dr. Pierre Guerin. Miembro del Instituto Francés de Astrofísica de la agencia espacial francesa (Centre Nationale d´Etudes Spatiales, o CNES). Ha estudiado una de las perplejas piezas del fenómeno UFO: los miles de reportes de mutilación de ganado por todo el mundo. El Dr. Guerin concluye: ” La mutilación de animales, asociadas con el paso de silenciosas naves por el cielo con la imposibilidad tecnológica de hacer esos cortes quirúrgicos no puede ser otra cosa que la manifestación de las actividades de visitantes extraterrestres."

Dr. Carl Gustav Jung, mundialmente conocido psicólogo. Afirmó: " Excluimos una explicación puramente psicológica por el hecho que un número grande de observaciones indican algo natural incluyendo algo físico...Los ´discos´...no se comportan de acuerdo con las leyes físicas y presentan signos de ser guiados por alguna inteligencia, por pilotos cuasi-humano."

LOS AGROGLIFOS

Un permanente enigma que se repite a lo largo del planeta y en forma constante es el fenómeno de los Agroglifos o “Crop circles” (figuras en los campos de trigo). Este fenómeno tuvo origen en los campos de Gran Bretaña, pero rápidamente fue repitiéndose a lo largo del planeta, encontrándose las más diversas formas y diseños en todo el mundo. Estas figuras tienen la característica de aparecer de la noche a la mañana y no aparecen rastros de maquinarias ni de humanos en la zona.

Muchos investigadores han detectado cambios electromagnéticos en el sitio donde aparecen. Inclusive se han reportado en muchos casos ausencia de comunicación por teléfonos celulares, brújulas fuera de control en helicópteros y aviones al sobrevolarlos, cese del funcionamiento de relojes, cámaras, baterías y otros aparatos.
Se ha querido desinformar (nuevamente) a la gente, mediante una intensa campaña en la que se le adjudicaba el origen de estas figuras a dos ancianos, quienes mediante un sistema de cuerdas y tablas, aplastan el trigo, formando estas figuras gigantes. El problema radica en que cuando se los filmó trabajando, apenas pudieron hacer unas pobres figuras circulares, desparejas y después de varias horas de trabajo (y eso que era a la luz del día). Además hay alguno aspectos muy interesantes que hacen que no pueda ser explicado mediante tan simple recurso.

Los tallos de las figuras reales, no se encuentran quebradas (a diferencia de los tallos sometidos al método de los ancianos) y no solo que están simplemente doblados, sino que además siguen su proceso de crecimiento.

Además, se detecta una actividad electromagnética anómala en la zona de las figuras, lo que supone alguna intervención tecnológica en el proceso de formación.
Luego de la aparición en publico de estos oportunos ancianos, fueron varios los que se animaron a realizar dibujos en los campos de trigo, pero siempre con resultados similares, eran figuras desparejas, toscas, y en todos los casos se quebraba el tallo, y obviamente no quedaba residuo electromagnético alguno.

Las formas, durante los años, siguen apareciendo unas semanas antes de cada cosecha, y cuando se cree resuelto el problema con alguna teoría que explica el singular fenómeno, el enigma se profundizaba, cosecha tras cosecha, y lo que había empezado como grupos de círculos se tornaron en figuras geométricas mucho más complejas, dibujos de tamaños colosales que tiran por los suelos cualquier teoría.

Hubo varios interesados que motivados por el enigma dispusieron vigilancias las 24 hs. En un intento por develar el misterio. Durante las guardias y posteriores seguimientos, se han detectado la presencia de unas extrañas y pequeñas esferas de plasma que corren tranquilamente por la superficie de los campos de cereales.

Son numerosos los testigos que han visto y filmado estas bolas blanquecinas merodear por los campos de cultivo tal como ocurre por otras partes del mundo.
El biofísico estadounidense, Dr. William Levengood, parece sugerir que un tipo de energía Microondas esta implicado en el proceso de formar estos dibujos. Los que investigan siempre están bajo presión de innovar nuevas teorías /ideas para explicar este fenómeno. Algunos de estos investigadores utilizan la Meditación, La Música, y la Cromoterapia para intentar “Comunicar” con los nuevos dibujos que van apareciendo en los campos, ya que se ha visto como a veces la Mente Humana “interacciona” con la formación de los dibujos.

EL CASO CHILBOLTON

Uno de los casos más contundentes y significativos del los “Crop circles” es el descubierto en la zona de Chilbolton, Hampshire, Inglaterra.
El 16 de Noviembre de 1.974 desde el Telescopio de Arecibo en Puerto Rico, se mandó un mensaje codificado a través de Ondas de Radio al racimo globular M13, en la Nebulosa de Hércules, a una distancia de 24.000 años luz.
El mensaje contiene una información básica sobre nosotros, dónde nos localizamos (por lo menos dentro de nuestro sistema solar), nuestra morfología, un dibujo simple del telescopio que enviaba el mensaje, y algo sobre nuestra construcción biológica (ADN y algunos de los ladrillos de nuestra bioquímica.)

Lo más sorprendente y quizás la Gran Respuesta, ocurrió el 17 de Agosto de 2.001. A unos 200 metros del Observatorio de Chilbolton en Hampshire, Inglaterra. Apareció un rostro tridimensional muy parecido al que las sondas Vikin descubrió en la zona de Sidonia.

Además de la cara apareció otra figura muy parecida a la del mensaje enviado desde Arecibo. Se ha reemplazado la figura del Telescopio de Arecibo con otro gráfico que se asemeja de un satélite espacial con las células solares. También hay una diferencia en la localización, en el original aparecí en el tercer planeta del sistema (La Tierra), en el de la figura del Campo sitúan su supuesta localización en el tercero, cuarto y quinto.

Otra diferencia es que en su genética hay una mutación con una molécula de Silicio. Su cráneo aparece más grande y su estatura media de unos 1,20 m (en el mensaje de Arecibo nuestra estatura media se puso en 1.76 m).
Es evidente que los dibujos recibidos son una explicación, una cadena de mensajes. Cadena que ya ha culminado al menos en una importante etapa con la recepción de un mensaje explicativo de los ET y de forma espectacular con la imagen del propio aspecto de los extraterrestres. Es un proceso lógico, como cuando conocemos a alguien por carta o por un Chat; si finalmente tenemos sintonía sólo queda mandarnos la foto y así completar el proceso de conocimiento mutuo y el inicio de una amistad, al menos diplomática.

Por tanto, el interés principal para las autoridades puede ser sin duda que no se descifre el significado la cadena de mensajes. ¿Que se se dice en esos círculos?. En esa cadena de figuras recibidas muchos dicen que se da a entender que ellos ya nos conocían a nosotros, al menos tenían conocimiento de nuestra existencia. En sus respuestas pueden ser trazadas muchas hipótesis, pero por primera vez la evidencia de vida extraterrestre se hace muy difícil rechazarla.

Y como menciona el informe Cometa, todo apunta a que se trata de un proceso paulatino, pero seguro, que llevara a un contacto masivo y definitivo en un futuro próximo, que esta cada vez más cercano.