miércoles, 6 de junio de 2007

Nuestra Madre Tierra

Dios te salve Madre Tierra
Llena eres de gracia, el Señor es contigo,
Bendita eres entre espíritus femeninos y planetas,
Y bendito es el fruto de tu vientre:
La humanidad en ti, Jesús.

Santa Madre Tierra, madre de todos,
Ruega por nosotros, los aprendices,
Ahora y en la hora de la trascendencia...
Amén.

Pacha Mama, Macune, Tonanzín, Nana Tlalli, Gaia, Saras, Merla, Urantia, María, Guadalupe y muchos nombres más, representan la naturaleza femenina de la Creación, simbolizando en ellos el equilibrio necesario de la parte masculina identificada con el Padre, Dios.

A través de las enseñanzas recibidas por nuestros Guías y Maestros, hemos podido rescatar la imagen del Dios masculino, heredada de una sociedad machista y de un concepto religioso tradicional y partidista que identifica al Espíritu Esencia con la imagen de un hombre. Este rescate de la idea ortodoxa, nos ha llevado a comprender que nuestro Creador es Padre y Madre a la vez, y que así como el Padre se identifica con el Cosmos, la Madre se asocia con la Naturaleza que nos da la vida, que nos engendra en su seno y que nos alimenta de su savia viva. Ella es el sustento y el cobijo que renace diariamente para entregarnos todos sus elementos por medio de los cuales, nosotros, sus hijos, podemos desarrollarnos y crecer en conciencia para acercarnos cada vez más a la Esencia misma, que es puro e infinito Amor.

Pero para lograr dicho estado, primero tendremos que aprender a respetarla; ella será la encargada de examinarnos, pues lo sabe todo ya que lee nuestras intenciones inscritas inclusive hasta en lo más profundo del corazón. A ella no la podemos engañar, y no es de extañarnos que su cobijo se tienda de una manera u otra hacia cada uno, ya que es ella la que evalua según el grado de afinidad o respecto que le otorguemos a sus otros hijos, nuestros hermanos.

No olvidemos que si ella es la Madre, todos sus hijos, desde estados de conciencias primarios representados en un mineral, pasando luego por las plantas y los animales, hasta llegar al Ser Humano, nos hace una sóla familia, y como siempre se ha dicho, la familia es el primer y principal laboratorio de crecimiento interno y de experimentación del amor. Simplemente nos hace falta contemplar su propia grandeza que se expresa desde lo más simple, un grano de arena, hasta lo más sublime, el Hombre, su hijo consciente, el que sabe, aunque muchas veces seamos nosotros mismos los que nos volteamos contra ella... contra la Madre.

Nuestra civilización ha llegado a un adelantado grado de tecnología olvidando lo que fue sagrado para muchos en el ayer. La sensibilidad ha quedado relegada a los renglones de abajo, mientras el avance de lo externo y temporal ha tomado los titulares de las primeras páginas de nuestras vidas, sin tener encuenta el hábitat, en donde nos afirmamos día a día. En otras palabras, la forma de expresión masculina sigue prevaleciendo muy a pesar de los avances de la femenina, y hasta que no equilibremos los dos planos del Todo, las fuerzas mismas del universo, tarde o temprano, buscarán su propio balance.

Afortunadamente este momento de la historia humana señala una preeminencia de la mujer en la política, en los derechos humanos, en la religión, en la lucha ecológica, en la ciencia, en las artes, pero especialmente en los ámbitos de lo espiritual, donde empiezan a liderar marcando la pauta con una mayor sensibilidad, disposición y disciplina.

Como una visión profética de todo esto, ya en el imperio nuevo egipcio, la reina Hatsheput gobernó vestida de varón, pero manteniendo sus actitudes femeninas que le permitieron una buena administración y un período de esplendor y tranquilidad.

Posteriormente Akenatón, se hizo representar en frisos y bajorrelieves de los templos de Tell-El Amarna, jugando con sus pequeñas hijas y acariciándolas al lado de su esposa Nefertiti, quien incluso compartió el mando hacia los últimos años del gobierno de este faraón, que fueron de un profundo misticismo.

La virgen María, quien al terminar su vida terrenal ascendió al cosmos, fue la condensación selecta de las fuerzas de la naturaleza, toda pureza y sin error, como la abeja reina preparada desde un principio para cumplir su destino. Y es que el Creador es Padre y Madre a la vez. Entonces, las apariciones marianas no son otra cosa que la comunicación de la Madre Cósmica con la humanidad a través de María, cuyos mensajes son universales, positivos y respetuosos.

Durante la edad media, los Templarios recogieron e hicieron suyos los rituales del contacto con la Madre Cósmica a través de las vírgenes negras, las cuales personificaban a la primera mujer y a la raza originaria del planeta.

En los templos y catedrales góticas, la ojiva simboliza la matriz de la madre, y la estructura, incluyendo los arcos, reproduce la Catedral del Alma, quinto vehículo sutil del ser humano y quinta dimensión de conciencia donde se recopilan, como bases sólidas de roca viva, las experiencias acumuladas en las diversas encarnaciones.

No olvidemos que los Guías nos han manifestado que de Eva nació un Adán; cosa más que alegórica ya que es de la madre que nace el Hombre. Así pues, la mujer en este tiempo, cuando entramos en una fase decisiva y determinante dentro del Plan, debe continuar emergiendo, tomando en cuenta los múltiples ejemplos de otras que con sus actitudes, en el pasado, lograron marcar con sus huellas el camino a seguir. Es la hora de la revelación femenina, no solamente en las mujeres, sino también, en cada uno de los hijos de la Madre.

Apartes de esta página fueron transcritos del libro,


"Tenemos que tener cuidado, pues ella, la Madre, toma formas muy diversas como por ejemplo la del jaguar o la de la serpiente, para cortarnos el paso, probándonos el valor y la fe. También actua a trevés del agua y el viento, lanzando contra nosotros los elementos. Pero no olvidemos, que al ser madre, también lo es de nosotros; no actuemos como extraños en ella, sintámonos mas bien sus hijos, respetando a nuestros hermanos y así, ellos nos respetarán a nosotros".

El guardián de la ribera

¿Qué pasaría si de repente alguien entra a nuestro hogar sin nuestro consentimiento, y va a la cocina, abre la nevera, saca lo que le apetece y después, se tira en el sofá a ver televisión y a escuchar el estereo a todo volumén?

No nos gustaría, ¿verdad? Pues esa es muchas veces nuestra actitud frente a la naturaleza cuando vamos a visitarla en parques o zonas rurales de nuestros países. Llegamos a ella y sin importamos entramos, sin pedir ni siquiera permiso al guardián del lugar. Sí, al guardián, ya que cada lugar tiene su vigilante o custodio invisible ante nuestros ojos o inclusive se representa en determinadas oportunidades por medio de alguno de los animales, pudiendo ser una ave o un cocodrilo o cualquier otra especie.

Pero no solamente demostramos nuestra inconciencia de esta forma; también la expresamos cada vez que el ser humano en su afán de resolver los conflictos de una forma armamentista, detona una bomba de gran poder (como las que se vieron en la Operation Iraqui Freedom o en los ensayos franceses en el océnao Pacífico) sin importarnos las heridas que le podamos causar a la Madre, a nuestra amada Merla, que se resiente en cada uno de los miserables golpes con que le atinamos. Y después los muy civilizados dicen que no hay cosa más fea que pegarle a la mamá. ¿Muy civilizados o muy hipócritas?

"No mataréis ni bestia ni Hombre, ni aun el alimento que pasa por vuestra boca,
Porque matando el alimento, no obtenéis de él vida, sino muerte, y contraéis una deuda que habréis de pagar en cumplimiento de la Ley
Con el reino animal que es hermano del vuestro
Así, habréis de derramar la sangre humana en guerras y en luchas fraticidas
Así, como derramáis su sangre en vuestros mataderos..."

Aparte de Evolución, Camino al Infinito

Este aparte nos muestra a las claras que todos vivimos relacionados, que no somos entes separados y que son nuestras propias e inconcientes acciones las que nos llevan a sufrir las consecuencias de dolor, de las cuales luego nos preguntamos "¿por qué a mí?", olvidando las Leyes, como la Ley de Causa y Efecto.

Pero el efecto de estos artefactos explotando en la superficie, también trae graves consecuencias a la atmósfera con sus gases y humaredas, pero aun más, al interior, que hoy ya sabemos es hueco en algunas zonas y en donde conviven seres (los Maestros y los sunkies, una raza hermana a la nuestra) que sufre terriblemente ante estas acciones basadas en el miedo, que no es más que sentirse separado del Creador, madre y padre.

Sabias culturas como la Inca, la Maya, así como la Hopi y los egipcios nos han dejado como parte de su legado una referencia de luz que nos habla del respeto a la Madre, de su identificación trina que nos llevaría a convertirnos en Maestres del conocimiento si comenzamos a percibirnos a través de ella misma. Esto es lo que nos dice al respecto, un verdadero Maestro, Alcir:

"Ma es la Tierra, la Madre, el Hogar. La Tierra no es solamente el suelo que pisan, sino también lo que hay abajo del suelo y lo que se halla en los cielos; todo ello forma parte de la estructura planetaria. Hablamos de un concepto antiguo que quedó plasmado en la sabiduría Inca: Janan Pacha, Cay Pacha Ukju Pacha. Los tres mundos del Imperio del Sol. Pues al descomponer de esta forma la palabra Maestro, veremos que significaría Ma es tres, es decir que la Tierra guarda un equilibrio, donde el número tres representa a su vez los tres planos de preparación: el físico, el mental y el espiritual. Seguro se preguntarán qué relación existe en ser un Maestro al servicio del Plan, con lo antes expuesto. Pues un verdadero Maestro conoce y respeta el hábitat que ocupa, en este caso la Tierra. Y al cumplirse esto, el Maestro se funde con su verdadero hogar, el Cosmos. El Maestro es un ser integral, por ello no descuida el trabajo en los tres planos".

El aprender a reconocer esta realidad, ajena a las costumbres, es un paso fundamental para convertirmos en ese ser integral que nos lleva a la maestría de nusetro propio ser interno que como un diamante en bruto espera ser reconocido en su incandecente brillo.


La Madre contiene en sí los elementos básicos para nuestra subsistencia. Ellos son conocidos como los Elementales. Estos seres fueron creados para servir a la humanidad a través de su propio elemento.
Las Salamandras a través del Fuego.
Las Ondinas a través del Agua.
Los Silfos y las Hadas a través del Aire.
Y los Gnomos a través de la Tierra.

Con su labor y el uso de sus propias vidas, estas criaturas nos proveen con la envoltura carnal que llevamos, en el agua que bebemos, los alimentos que ingerimos, el aire que respiramos y todo lo demás que precisamos para mantenernos sobre este hermoso planeta. El Plan divino resolvió que el Hombre debe ser servido por amor, pero que a su vez, a medida que creciera, derramase a su vez Amor, Gratitud y Bendiciones a todos sus hermanos que lo han acompañado en este periplo de reconocimento de la Esencia en si mismo.

Estos seres son creación del ingenio de la Madre, que como buena representante del género femenino, se las rebusca para darle todo lo necesario a sus hijos, para que no nos falte nada, limpiando los aires de los polutantes de las fábricas y de los motores de los vehículos; descontaminando las aguas de los desperdicios que le derramamos; regenerando la tierra de las inmundicias que le tiramos, así como transmutando con el fuego, (energía violeta) las impurezas y los miedos de la masa mental y emocional colectiva que conforma su aura planetaria.

Gaia por medio de las acciones de sus ángeles transformadores y creadores, nos invita a observar su ejemplo para que lleguemos a imitarlos. Más esto solamente será posible cuando el Hombre despierte su aspecto complementario, el femenino, y descubra en él a la misma Naturaleza.


"La Luz del Nuevo Tiempo habrá apaciguado la furia de los elementos, que entregados al regaso de paz y armonía Universal, habrán dado la lección de vida al Hombre actual, quien forjado en la experiencia de miles de años, habrá aquietado su espíritu, permitiendo que lo que en él yace, exprese su perfección. Así pues, esta Luz finalmente habrá restablecido el equilibrio."

Principios del Bredam

Según las tradiciones orientales hemos llegado a un momento muy especial en los ciclos cósmicos: el Kali Yuga. Las corrientes de irradiación cósmica y planetaria se hallan concentradas en América, desde la Antártica hasta Alaska, cual columna vertebral planetaria y eje de los chakras a ser reactivados en el mundo. América corresponde a las antípodas magnéticas y no precisamente a las geográficas, lo que fue en su momento el rayo masculino en el Himalaya. El rayo femenino de la creación se ha concentrado con gran fuerza en esta parte del globo terrestre y en esta época de la humanidad. Es por esto que estamos ante el momento del despertar de la fuerza femenina intríncica en cada uno de nosotros para saber sintonizarnos a esta nueva era.

Los Guías nos recomiendan fortalecernos en la labor individual, aportando en ejemplo y dedicación para irradiar a nuestros países, al continente y al mundo con la unión de mentes y corazones movilizando energías positivas, así, disiparemos poco a poco, la concentración de energías de violencia, desaliento y frustración, trasmutando lo malo y consolidando la esperanza con acciones efectivas en el campo de la solidaridad y el genuino amor. Para eso tenemos que asumir roles que nos comprometan a equilibrar las ruedas o vortices planetarios en correspondencia con los del ser humano.

El Guía Oxalc:

Para entender esto de los roles, imagínense que vuestro mundo va de la Antártida a el Artico, al revés de cómo se ve en vuestros mapas. La Antártida correspondería al chakra de la Coronilla, al color violeta de la trasmutación, el cambio, la alquimia, el misticismo , la magia y la fe; allí se guarda el secreto y misterio de la Lemuria, que encierra también nuestros fallos (de los Oriones y Pleyadianos ) como Guardianes de Mundos. Este centro mantiene la forma de la Flor de Loto, que tiene que ser desenterrada del fango y del hielo. La trascendencia de la humanidad depende de este centro que esta dormido y que deberá ser despertado, para restablecer la conexión definitiva.

El sexto centro es Chile y la Patagonia, que incluye el sur de la Argentina. A este chakra le corresponde la estrella del equilibrio, la mente y la espiritualidad.

El quinto centro es el poder de la palabra mágica y la creatividad, se encuentra compartido entre la mitad superior de la Argentina, todo Bolivia y Paraguay. De allí saldrá mucha información, acompañado de palabras de poder.

El cuarto centro esta repartido entre Uruguay, el sur de Brasil y Perú. Es el corazón, la cruz del positivismo, es el amor y la sanación del planeta. Son las puertas que se abren a otros tiempos y espacios para que fluya el conocimiento del amor en su expresión suprema.

El tercer centro que corresponde al Plexo Solar, es el de la sabiduría y el conocimiento; es la mente lúcida y la sintonía, y concierne a la integración en la unidad del círculo. Este centro está entre el norte de Brasil, Ecuador y Colombia, con sus correspondientes intraterrenos.

El segundo centro es el de la voluntad, abarca a los países centroamericanos incluyendo a México y al Caribe, los cuales tendrán que aportar personalidad y voluntad al momento presente orientándolas hacia lo espiritual.

El primer centro es del amor y las pasiones, que tienen que ser conocidas, conquistadas, dominadas y trasmutadas, correspondiendo a Estados Unidos y Canadá.

Ya ha sido mencionado que para que el Hombre despierte la consciencia de sus siete cuerpos, deberá primero activar y equilibrar sus chakras para que estos como fuentes energéticas que son, lancen sus rayos desde el interior del Templo. Así mismo, la Madre a través de sus glándulas planetarias desprenderá su energía en un fluir constante determinando así, el nuevo estado de conciencia en que se envolverá su Nuevo Hijo. Como nos lo reafirma el Maestro Soromez en el libro de Luis Fernando Mostajo, Viaje hacia el Templo Interior, "cuando físicamente quede anclada esta energía maravillosa, entonces se logrará una irradiación permanente de ésta hacia toda la humanidad, impulsando al planeta hacia un gran salto dimensional que traerá consigo en nacimiento de una Nueva Humanidad".

Sin lugar a dudas, hoy estamos frente a la gestación del Nuevo Hombre que vendrá luego del parto de la Madre Tierra, Pacha Mama, Macune, Tonanzín Nana Tlalli, Gaia, Saras, Urantia, María, Guadalupe ...o Merla.


"El umbral secreto" de Sixto Paz Wells.

Los 7 Sietes

“La actual creación es una de las tantas que ha habido, siendo los movimientos que caracterizan a nuestro material, la expansión y la contracción. Es como los latidos del corazón humano, siendo la expansión la creación y el día; mientras que la contracción es la finalización del proceso, es la noche. A toda noche le sigue un día. El universo material ha sido creado desde el universo mental y éste a su vez es una emanación del universo espiritual. El universo material posee siete dimensiones, y por ello los seres humanos tenemos siete cuerpos para acutar en esas siete dimensiones. La conciencia de los mismos será despertada a través de siete centros de energía que se encuentran en nuestro sistema nervioso. El desarrollarnos a través de disciplinas, nos permitirá actuar conscientes y responsables con aquellos cuerpos en dichas dimensiones que son diferentes niveles vibratorios, todos ellos necesarios para la superación y aprendizaje del ser”.

Sixto Paz Wells - De su libro, “Contacto Interdimensional”


La creación y el hombre como parte intrínsica de ella, están ligados en una rueda que gira en torno a la evolución de un universo que se rige por Leyes y se “divide” en dimensiones o puertas de contacto y aprendizaje, en las cuales podemos interactuar “saltando” de una y otra por medio de filamentos invisibles, que como autopistas del espacio, conectan las vías del exterior con el mundo interno, ese cosmos de luz que yace iluminado por el Sol Central que mora en cada uno de nosotros.

La activación de ese Sol se logra a través de la sintonización y equilibrio de nuestros cuerpos, vehículos de adiestramiento, para crecer en consciencia tras la aplicación y comprensión de las Leyes o Verdades Unicas que nos guían por el sendero de las Virturdes o expresiones del AMOR. Y para alcanzar este nivel de perfección debemos hacerlo de acuerdo al orden del Universo septernal.

Sabemos que el universo material ha sido generado por el universo mental, que a su vez, ha sido emanado del universo espiritual. El universo material posee siete dimensiones, por ello los seres conscientes y pensantes tienen siete cuerpos que los capacitan para actuar en aquellas siete dimensiones. Para despertar la conciencia en cada uno de los siete cuerpos, se requiere activar los siete centros o vórtices de energía interior (chakras) ubicados a lo largo de la columna y la cabeza; y ello se logra cuando llegamos a conocer y vivenciar las siete leyes y principios universales que rigen la creación.

El propósito de alcanzar esta conscientización es que a través de la acción material dirigida con consciencia, lo mental puede llegar a experimentar la esencia espiritual.

El número 7
¿Cuerpos?, ¿dimensiones?, ¿niveles?, ¿leyes?...

Todos siete. ¿Qué representa este número para la creación y cuál es la diferencia o definición de cada uno de estos conceptos que parece se entrelazan uno al otro?
Empecemos por el número 7 o como lo llaman los entendidos la Clave 7.
El siete es el número del orden universal septernal (siete son las dimensiones del universo matierial en que nos desenvolvemos - siete son las Leyes Universales o principios de la verdad). También nos recuerda que la perfección es alcanzable, pero para ello hay que esforzarse, luchando por vencerse a uno mismo. Es por esto que hay que llegar al nivel siete de conciencia para lograr la Cristificación, en donde nos unimos al Profundo Amor de la Consciencia Cósmica, al Padre Creador, a La Esencia o El Absoluto, a través de la unión en UNO de los tres universos o manifestaciones de DIOS.

En otras interpretaciones, el número siete simboliza el estado de totalidad e indica que se ha superado una etapa especial en un momento dado. Todo en la creación recorre siete etapas, luego viene un momento de descanso. El Siete es un punto final que obliga a un reposo para después comenzar una serie de siete nuevos pasos.


En esta página web de Misión Rahma, les invitamos a ingresar al mundo mágico del Número Siete en siete diferentes aspectos de la concepción del Hombre dentro del Universo y con respecto a él y la Misión.

Las Siete Leyes Universales
La herencia mística de los Atlantes
Preceptos cósmicos que explican el comportamiento del Universo en la vida humana.

Los Siete Cuerpos del Ser Humano
Un sólo vehículo, siete partes
Medios de transporte en el Universo de la materia.

Los Siete Chakras
Girando de acuerdo al Cosmos
Serie de vórtices semejantes a ruedas, que existen en la superficie del doble etérico
del hombre.

Los Siete Niveles de Conciencia
Retornando, paso a paso
Niveles de vida que existen en el Universo Material de Siete Dimensiones.

Las Siete Virtudes
Tan sólo con el ejemplo
Disposición del alma para con las acciones del seres humano.

Las Siete Fases
Creciendo dentro de la Misión
Etapas de preparación y culminación de objetivos en Rahma.


Ningún practicante Rahma podrá alcanzar mayor avance en su camino espiritual sin la correcta comprensión de estos preceptos cósmicos que explican el comportamiento del Universo en la vida humana.

Las Siete Leyes Universales o Kybalión, se atribuyen a la más rica filosofía y enseñanza mística de Grecia y Egipto. Se piensa que el texto fue escrito por Hermes Trimegisto (el "tres veces grande"), también conocido como Thot, el Atlante.

Verdad o ficción, la sabiduría del Kybalión se ha construido en la piedra angular de todo sincero buscador de la verdad. Y tal como advierte el enigmatico Thot al inicio del libro, "Los principios de la verdad son siete. El que comprende esto perfectamente, posee la clave mágica ante la cual todas la puertas del templo se abrirán de par en par..."

Hermes o Thot
Siempre tres veces grande

Dicen que sus adeptos le llamaron el "Maestro de Maestros", a este hombre que para muchos fue más que un hombre. Las leyendas lo rescatan en la más remota antigüedad de Egipto, más los detalles de su vida se han perdido en la desmemoriada historia, debido al inmeno espacio de tiempo transcurrido desde entonces. Estas mismas leyendas aseguran que Thot, como se le conocería en la tierra de los faraones, era uno de los tantos sobrevivientes de la desaparecida y épica Atlántida, quien logró escapar de la tragedia, llevando consigo un conocimiento alto en grado y sólo depositado en aquellos que lograron alcanzar un nivel de sacerdocio en el archipiélago atlante.

A él se le atribuyen la invención de la escritura jerogrífica, de la ciencia, de las artes, fundador de la astrología y descubridor de la alquimia.

Cuentan que vivió mas de trescientos años y que tiempo después de su muerte, en Grecia, lo llamaron, "Hermes, el dios de la sabiduría" y basaron sus filisofías o afiliaciones estudiosos como Pitágoras, Arquelao, Sócrates, Empédocles, Platón, Aristóteles, Hipócrates, entre otros tantos respetables sabios del mundo inspirado de la Acrópolis. Tanto los egipcios como los griegos veneraron su memoria, denominándole el "inspirado de los dioses", y añadiéndole el nombre de "Trimegisto" que significa tres veces grande.

Thot dejó su legado en cristales y metal, el cual fue guardado en una arca, y es lo que hoy se conoce como "Las Tablas Esmeralda", en la cual se inscriben Siete Leyes Universales, que resume en dicho número los principios de la verdad.


Las Leyes
Principios universales de Vida

"Los labios de la sabiduría permanecen cerrados,
excepto para el oído capaz de comprender"

EL Kybalión

1.- El Principio del Mentalismo
"El Todo es Mente; el Universo es mental"

Este principio se basa en que el ser humano tiene la capacidad de CREAR lo que CREE. Aquí se sustentan las distintas prácticas Rahma de protección, armonización e irradiación.

Explica que el TODO, que es la realidad que se oculta detrás de todas las manifestaciones y apariencias que conocemos bajo los nombres de "universo material", "energía", etc, es espíritu, quien en si mismo es incognoscible e indefinible, pero que puede ser considerado como una mente infinita, universal y viviente. Todo este universo es una emanación de la creación mental del TODO, por lo cual en su mente vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. Este principio reconoce la verdadera naturaleza de la energía, de la fuerza y de la materia, y el cómo y porqué todas ellas están subordinadas al dominio de la mente.

"Esta primera ley consiste en que uno puede crear lo que cree... Si orientan su mente con una actitud positiva hacia la consecución de cualquier realización, ésta llegará a materializarse. Pero por si el contrario, se dejan llevar por el pesimismo y la negatividad, todo a vuestro alrededor será el reflejo de aquello.

"Laboren en la concentración, la voluntad y la sabiduría."

Guía Oxalc

2.- El Principio de Correspondencia
"Como es arriba es abajo; como es abajo es arriba"

Nos habla que las leyes del universo actúan en todos los niveles; desde una molécula a una galaxia, de un grano de arena a un planeta entero. El Principio de la Correspondencia también señala la repercución que podemos generar en el Universo con todo cuanto sucede en nuestro mundo, así como en el caso contrario. Los antiguos Hermetistas consideraban a este principio como uno de los más importantes auxiliares de la mente, por cuyo intermedio se puede descorrer el velo que oculta lo desconocido a nuestra vista.

"La segunda ley consiste en que todo es un reflejo del universo que nos rodea, por lo que al ser parte consciente de la creación, ustedes también pueden y deben ser cocreadores de todo aquello que sea edificante y positivo. Y es que también por ser el universo un acto de amor del Todopoderoso, vuestras existencias deben estar inspiradas y marcadas por el amor.
"Las leyes que regulan el universo son las mismas que intervienen en la vida de un individuo, por lo cual conociéndose uno a sí mismo puede llegar a conocer el universo y de la misma manera, afectarlo para bien o para mal.
"Laboren el despertar de conciencia, el discernimiento y la intuición."

Guía Oxalc

3.- El Principio de Vibración
"Nada está inmovil; todo se mueve; todo vibra"

Este principio encierra la verdad que todo está en movimiento, que nada permanece inmovil. Desde el TODO que es puro espíritu, hasta la más grosera forma de la materia, todo está en vibración. Cuanto más alta es ésta, más elevada es su posición en la escala. Explica también las diferencias entre las diversas manifestaciones de la materia, de la fuerza, de la mente y aun, del mismo espíritu humano, las que no son sino el resultado de los varios estados de vibración.

"Esta tercera ley dice que el vehículo de acción o el medio de concreción de la creación es la palabra. La palabra es vibración y poder sobre las formas, porque decreta y materializa las cosas alrededor de uno y en uno. Es más: la palabra es la que da forma a las cosas.

"Por la palabra se puede construir y hasta destruir. La palabra es una llave que puede abrir puertas entre las dimensiones, así como puede aperturar las conciencias y los corazones de los semejantes, pero sólo si ésta es bien empleada por alguien puro de corazón.

"La carencia de un ejemplo de vida y la falta de consecución de las enseñanzas ha hecho a las palabras vanas y vacías. Por ello sólo se enseña bien cuando las palabras van acompañadas por el ejemplo.

"Cuando reestablezcan el contacto interno y como concecuencia recuperen el contacto con vuestros más cercanos , volviendo a ser honestos y sinceros en vuestros pensamientos y palabras, el universo se hará oír en ustedes y hablará a través de vuestras almas con la fuerza del poder para abrir mentes y corazones.

"Laboren con la respiración, la inteligencia y la pureza."

Guía Oxalc

4.- El Principio de la Polaridad
"Todo es doble; todo tiene sus dos polos; todo su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son semiverdades; todas las paradojas pueden reconciliarse"

El calor y el frío, el día y la noche, lo blando y lo duro. Este principio nos recuerda que todo en el Universo guarda una polaridad, un equilibrio de opuestos. Nos explica que en cada cosa hay dos polos, dos aspectos y que los opuestos no son en realidad mas que dos extremos de la misma cosa, cambiando simplemente los grados entre ambos. El mismo principio opera de idéntica forma en el plano mental. Así el "Bien" y el "Mal" no son sino polos de una misma cosa y de cada cual depende la aplicación, transmutando un extremo hacia el otro por medio de este principio.

"La cuarta ley consiste en que toda realización cuesta esfuerzo y genera una fuerza contraria de oposición, pudiendo medirse el valor e importancia de lo que se hace por el grado de dificultad antes, durante y después. Por ello, no deben amilanarse cuando las cosas se les complican pareciendo no tener solución, por cuanto todo lo que realmente vale, exige una máxima dedicación y suele ser un camino lleno de escollos, que va probando palmo a palmo vuestra voluntad y convicción.

"El mundo ideal no existe, por lo tanto hay que crearlo todos los días y en todo lugar con la conciencia despierta y actitudes positivas que influyan sobre el ambiente y las demás personas. Por ello no caigan en el error de algunos de querer huir del planeta porque consideran que ya es tarde. Nosotros les podemos asegurar que aun no es tarde para cambiar y para que todo se transforme, pero todo variará si antes ustedes modifican sus patrones de conducta.

"Laboren la perseverancia, la tolerancia y la convicción."

Guía Oxlac

5.- El Principio del Ritmo
"Todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso; todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su movimiento hacia la derecha es la misma que la de su movimiento hacia la izquierda; el ritmo es la compensación"

Este principio nos habla de la verdad que todo se manifiesta en un determinado movimiento de vida y vuelta; una oscilación de péndulo entre los dos polos que existen de acuerdo con el principio de la polaridad. Esta ley lo mismo se manifiesta en la creación como en la destrucción de los mundos, en el progreso como en la decadencia de las naciones, en la vida, en todas las cosas, así como en los estados mentales del hombre.

"Esta ley permite entender que en el proceso de crecimiento todos tendremos que pasar muchas veces de la luz a la oscuridad y viceversa. Se habrá de atravesar por períodos de cambio y de estancamiento. Y siempre uno precederá al otro, lo que nos hará estar permanentemente en guardia.

"El contraste de estados nos enseñará a valorar y a dominar los momentos internos cambiantes, pudiendo desarrollar cada vez un mayor equilibrio o capacidad para modificar a voluntad la situación o hacer más llevaderos los momentos difíciles.

"Al final cada uno debe llegar a conocer sus propios ritmos internos para dominarlos, llegando con ello a afectar las fluctuaciones del ambiente externo.

"Laboren con la fe, la paciencia y la esperanza."

Guía Oxalc

6.- El Principio de Causa y Efecto
"Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo con la Ley; la suerte no es mas que el nombre que se le da a una ley no conocida; hay muchos planos de casualidad, pero nada escapa a la Ley"

Afirma que nada ocurre "casualmente", sino mas bien, "causalmente". Encierra la verdad que todo efecto viene precedido por una causa y toda causa conlleva un efecto. Las muchedumbres se dejan llevar arrasadas por el medio que los envuelve o por los deseos y voluntades de los demás. Los conocedores de la Ley dominan sus caracteres, sus cualidades, así como el medio que lo rodea, conviritiéndose de esta manera en dirigentes, en lugar de ser dirigidos.

"La sexta ley nos indica que todo es consecuencia de las necesidades de nuestro actual aprendizaje y de las decisiones, pensamientos y actos con los que sembramos la vida, así como también por los procesos pendientes de existencias pasadas. Y es que cada vida se nos ofrece como una nueva aventura, pero con mayor experiencia. Experiencia alcanzada en otras vidas, que se manifiesta en nuestra particular forma de enfrentar las propuestas que se nos van presentando, todo ello, como parte de un proceso de crecimiento hacia una expansión de conciencia donde nada es dejado al azar; y donde también, no está dicha la última palabra.

"Todo se puede modificar para bien o para mal, dependiendo fundamentalmente de nuestra actitud frente a la vida. Pero eso sí, la evolución es personal e intransferible, aunque paradójicamente ésta sólo se puede realizar en permanente interacción con los demás.

"La cosecha de nuestra vida es el producto de la siembra de nuestras acciones.

"Laboren el servicio cn discernimiento, la bondad y la decisión."

Guía Oxalc

7.- El Principio de Generación
"La generación exite por doquierTodo tiene sus principios masculino y femenino; la generación se manifiesta en todos los planos"

Nos dice este principio que la generación se manifiesta en todo, estando siempre en acción los principios masculinos y femeninos. En el mundo físico este principio se expresa como "sexo", en los planos superiores toma formas más elevadas, pero el principio subsiste. La palabra "género" deriva de la raíz latina que significa "concebir, procrear, generar, crear, producir". La ciencia actual como otros, se refieren a este principio al hablar de lo maculino como"positivo" y lo femenino como "negativo". Hay que aclarar que sólo son éstas, referencias, sin que traigan o conlleven un significado de bueno y malo. La una complementa a la otra para la aplicación perfecta y en equilibrio de la Ley.

"Esta última ley nos enseña que todo en el universo busca su complementación, y hasta en la dualidad, los opuestos son necesarios para el crecimiento de ambos. Por ello, necesitamos del otro para vernos reflejados en él, y así, superarnos cada día, logrando la madurez en nuestras vidas.

"Laboren la comprensión, la tolerancia, el respeto y el amor.

Guía Oxalc


Este artículo es una recopilación de textos de:
Ricardo González - Guía Rahma y del libro, Los Maestros del Paititi.
Tres Iniciados y su libro, El Kybalión
"El libro de los Guardianes y Vigilantes de Mundos", por Sixto Paz Wells


Los guías extraterrestres nos han enseñado, al igual que los antiguos textos indios, que el ser humano no sólo posee un cuerpo material o denso. Realmente poseemos siete cuerpos o vehículos, entre los cuales se encuentra nuestro cuerpo físico, y que nos permiten actuar en este Universo Material de siete dimensiones.

Poseemos además del físico, cuerpos de luz o energía, que continuamente interactúan con las energías cósmicas que llegan a la Tierra.

Estos son los cuerpos que componen al ser humano en este universo material.

1.- Cuerpo Físico
Cuerpo de tres dimensiones.
2.- Cuerpo Mental Inferior
Vehículo de nuestra personalidad transitoria.
3.- Cuerpo Astral
Vehículo de las emociones y deseos.
4.- Cuerpo Mental Superior
Personalidad superior o potencialidades paranomales.
5.- Cuerpo del Alma
Asiento energético de las emociones humanas. La "catedral" del Espíritu que es el registro de las vidas anteriores.
6.- Cuerpo Espíritu
La fuerza cósmica del ser humano. El revestimiento de nuestro Yo Superior.
7.- Cuerpo Esencia
Nuestro Yo Real o Superior, que se puede dividir en voluntad, sabiduría y amor, nos conecta a través del plano espiritual con el universo espiritual de dos dimensiones.

Los cuerpos Físico, Mental Inferior y Astral, componen lo que los guías llaman el "Ego Inferior" del hombre que se pierde con la muerte.Ellos conectan por medio del plano de conciencia material con el universo material de siete dimensiones. Los cuerpos Mental Superior, Alma, Espíritu, constituyen el "Ego Superior", que se conserva a través de las existencias y conectan a través del plano mental con el universo mental de tres dimensiones.

Aun así, la idea que nos debe quedar de los siete cuerpos no es propiamente la división en siete vehículos, sino, todos formando parte de una misma unidad que nos compone y reviste. Muchas veces se hace la división sólo para facilitar su comprensión y estudio.

El Aura
Reflejo invisible

Es frecuente escuchar a muchas personas preguntar si el aura es uno de estos siete cuerpos. La respuesta correcta es que el aura es un campo electromagnético que rodea a todos los seres vivos. Un cuerpo bio-plasmático.

El aura refleja el estado de nuestros siete cuerpos. Es una suerte de espejo, donde podemos observar alguna dolencia física, desorden mental o inclusive eventos relacionados con nuestro espíritu.

Hay tres tipos de observación de aura.
1.- Aura Total
El aura propiamente dicha.
2.- Aura Mental
Es el arcoiris de colores que se observa por encima de la cabeza, sujeto al estado emocional y mental de la persona. Puede ser cambiante.
3.- Aura de la Salud
Comprende los colores que pueden ser apreciados a través de la clarividencia del cuerpo, dentro de él o fuera de él. Las manchas observadas no serían otra cosa que dolencias o enfermedades.

Los colores del aura
Características y propiedades

El aura total está poblada de diversos colores y tonalidades, unos tenues y otros brillantes; estos colores cambian de intensidad según las variaciones de la persona. Ningún ser puede engañar a otra en lo relativo a su aura, menos ocultarle su estado de ánimo; pero el aura no solo denota los sentimientos, emociones o algunos pensamientos interiores, sino que también evidencia así mismo, aquello que es constante: el temperamento.

El color o los colores predominantes del aura expresan el grado de adelanto o atraso espiritual de la persona. La riqueza cromática del aura es precisamente ilimitada y en ella el color blanco evidencia el símbolo de la perfección.

Resutla en realidad difícil leer el aura con seguridad y completa exactitud. Esto ocurre porque los colores en el aura aparecen mezclados en múltiples combinaciones.

La Visualización
Ejercicio de percepción aurica

Existen diferentes formas de visualizar los colores auricos. Uno de ellos es cuando uno mismo se puede observar su propio halo, buscando una habitación en penumbras o a media luz, colocando de fondo un manto de tela negra extendida contra la cual se estira una mano y se concentra en un punto determinado, ni mirando hacia la mano y no a la mano misma. Habremos de esperar concentrados hasta que se haga visible y podamos medir su grosor.


Recopilación del Manual de Instructores de Misión Rahma,
y de la Guía "Taller Rahma" por Ricardo González.


La palabra Chakra proviene del sánscrito y significa literalmente, "rueda", para designar siete centros energéticos en nuestro cuerpo. Según C.W. Leadbeater en su libro "Los Chakras, centros magnéticos vitales del cuerpo humano", el uso en acepción figurada de la palabra Chakra, se refiere a una serie de vórtices semejantes a ruedas, que existen en la superficie del doble etérico del hombre y cuya función es conectar la energía del exterior en y entre uno y otro cuerpo del ser humano.

El doble etérico es un vehículo por el cual fluyen las corrientes vitales que mantienen vivo al cuerpo y sirve de puente para transferir las ondulaciones del pensamiento y la emoción desde la envoltura astral a la física.


Los Chakras
Pétalos de Luz

A continuación presentamos un cuadro explicativo de los Siete Chakras.

Chakra Uno.
Muladhara o Fundamental.
Corresponde a los genitales y Coxis
Color: Rojo
Está situado en el plano astral, a la altura de la base de la columna, es el puente de partida, el soporte. Es el centro residencial de todas las sensaciones, es aquí donde se comienza con la eliminación de los vicios, de las pasiones y hasta de los más simples apegos materiales. Es el verdadero almacén del deseo. Este chakra con su iluminación, proporciona el primer paso hacia la liberación.
Este chakra guarda relación directa col los órganos sexuales y gónadas.
Su aplicación curativa es para: circualción, esterilidad, problemas de mestruación, anemia, neuralgia, parálisis y depresión.

Chakra Dos.
Swadhisthana o Esplénico.
Zona del Bazo. Primera vértebra Lumbar.
Color: Naranja
Significa Mansión del soplo de Vida. Su desarrollo permite retener todos los sueños, los cuales tienen mucha utilidad en la Misión, pues un sueño puede ser continuado en estado de vigilia. Nos pueder llevar a recordar existencias pasadas.
Guarda relación con el páncreas, higado y el bazo.
Su aplicación curativa es para: trastornos sexuales, estreñimientos, colitis, disentería, artritis, riñones, tos, fatiga y ayuda a levantar el ánimo.

Chakra Tres.
Manipura o Plexo Solar.
Páncreas e Hígado. Oxtava vértebra toráxica.
Color: Amarillo.
Conocido también como el umbilical, se sitúa en el plano astral a la altura del ombligo. Es prácticamente el filtro del organismo, centro de gravitación del cuerpo astral. Capta las fuerzas del cosmos y las transmite según nuestra voluntad.
Se relaciona con las glándulas adrenales o páncreas.
Su aplicación curativa es para: es estrés, aumentar la resistencia, alergias, urticarias, cansancio, digestión, el hipo y problemas de aprendizaje.

Chakra Cuatro.
Anahata o Cardíaco.
El Corazón. Primera vértbra toráxica.
Color: Azul.
Significa Centro del sonido espontáneo. Su desarrollo permite el control de las fuerzas de la naturaleza. Es punto de fusión entre el Hombre y Dios. Es el centro del amor universal.
Se relaciona con el Timo.
Su aplicación curativa es para: corazón, dolores de pecho, asma, úlceras, problemas en los ojos, quemaduras, dolor de cabeza, infecciones, antiséptico, tristeza y depresión por soledad.

Chakra Cinco.
Vishuddha o Laríngeo.
Garganta. Tercera vértebra Cervical.
Color Verde.
Es conocido como el chakra de la pureza. Su desarrollo permite alcanzar poderes supranormales. Ofrece la verdadera clarividencia.
Se relaciona con las glándulas tiroides y paratiroides.
Su aplicación curativa es para: dolores, neuragia, quemaduras, regular el sueño, tranquilizar, dolors de cabeza, de garganta, inflamaciones, inchazones, fiebre, calambres y acné.

Chakra Seis.
Anja o Tercer Ojo.
Glándula Pitiuitaria. Primera vértebra Cervical.
Color: Dorado.
Situado en el entrecejo, es llamado también como el Centro del Poder. Es el último bastión del racionamiento y el análisis; es la cumbre en potencia de la iluminación final..
Su aplicación curativa es para: oídos, ojos, nariz, dolor de cabeza, nerviosismo, insomio, catarro, presión sanguinea, amnesia, epilepsia, mareos y también para la negatividad.

Chakra siete.
Sahasrara o Coronario.
Glándula Pineal. Plexo Carótido.
Color: Violeta.
Se ubica en lo alto de la cabeza. Su desarrollo permite al discípulo escoger su encarnación futura, desencarnar y encarnar a voluntad, con el fin de cumplir alguna misión. Este chakra una vez desarrollado constituye la fusión en la Conciencia Universal.
Su aplicación curativa es para: cataratas, tumors, insomio, estrés, nerviosismo, cuero cabelludo y cráneo.


Trabajando con los Chakras
La activación de los generadores

Para trabajar con estos siete vórtices de energía, se suele emplear la cromoterapia o aplicación de los colores por vibración.

Luego de una práctica profunda de respiraciones rítmicas, se debe visualizar cada uno de los Chakras, empezando desde el primero hasta concluir con el centro coronario. Cada Chakra debe ser visualizado girando primero lentamente, y luego a velociadad acompañado del color o energía correspondiente.

Podemos ayudarnos con otra persona al frente, y en el caso de hallarnos solos, visualizaremos en nuestra pantalla mental un espejo, donde veremos nuestra imagen reflejada y en ella identificaremos los siete chakras, involviéndolos en los colores antes mencionados.

Luego de trabajar con cada uno, siempre tomaremos una respiración lenta y profunda, y al exhalar diremos mentalmente, "Activado y desbloqueado", y así sucesivamente.


Información proporcionada por las Guías de labor de Rahma.
Recomendamos el libro "Los Chakras" de C.W. Leadbeater
.

Conciencia es la propiedad del espíritu humano de reconocerse en sus atributos esenciales y en todas las modificaciones que en si mismo experimenta. Es el conocimiento exacto y reflexivo de las cosas.

Al hablar de niveles de consciencia se debe diferenciarlos de la dimensiones o planos que estudia la ciencia. En este sentido sabemos que vivimos en un mundo de tres dimensiones, interactuando transitoriamente con una cuarta y hasta quinta dimensión.

Para la ciencia, las dimensiones consisten en alternativas de medición del mundo que nos rodea. Tres dimensiones significa "largo, ancho y altura". Pero imaginemos que tenemos un vaso de cristal en nuestras manos. Si lo arrojamos fuera de la habitación donde nos encontramos, ¿cómo podríamos medir su tránsito en el espacio, el momento en que lo arrojamos? No en vano loa ciencia concluye en que se necesita de una cuarta dimensión para medir el evento: El Tiempo.

Los niveles de consciencia de las distintas formas de vida que existen en este Universo Material de Siete Dimensiones son los siguientes.

Primer nivel: Los minerales
Segundo nivel: Las plantas
Tercer nivel: Los animales, en este nivel sobresaliendo el hombre hacia el cuarto nivel.
Cuarto nivel: Los Guías de Venus.
Quinto nivel: Los Guías de Morlen y Apu.
Sexto nivel: Los 24 Ancianos, Angeles y demás Jerarquías Celestes.
Septimo nivel: La Consciencia Crística.

Conciencia Crística
La morada suprema

La Conciencia Crística o séptimo nivel de conciencia, es saberse libre por el autoconocimiento y a la vez complementarse como parte activa de la voluntad creadora de la unidad universal.

Es además, haber llegado a la capacidad de entendimiento de que se ha venido para asumir un rol, una misión personal y colectiva. Esta conciencia llega a manifestarse cuando la elevación del individuo es tal que su expansión de conciencia le permite trascender toda ambición personal, deseo o pasión, de tal manera que pudiendo romper consciente y voluntariamente el ciclo de encarnaciones, prefiere seguir y continuar guiando a otros, o simplemente decide regresar para ayudar.

La Conciencia Crística se manifiesta también, cuando un ser elveva su vibración a tal punto, que despierta sus potencialidades, descubre su capacidad de actuar a través de sus siete cuerpos y de sus planos de conciencia.


De la Guía "Taller Rahma" por Ricardo González.
De "El Libro de los Guardianes y Vigilantes de Mundos" - Sixto Paz Wells

Virtud proviene del latín, VIRTUS, de la palabra, "Vir" o "Hombre",
y significa la disposición del alma para las acciones conforme a
determinadas leyes morales; es el ejemplo de excelencia moral.

Primera Virtud
La Caridad para con el prójimo
Vista a través de la mente divina del Cristo Señor nuestro, no es la moneda en la mano tendida a nuestro paso, ni la túnica nueva para quien la lleva desgarrada, ni el pan ni el vino sobre la mesa, ni la lumbre en el hogar. Es ante todo y por encima de todo, la palabra suave que consuela y alienta (verbo creador), la piedad misericordiosa que perdona y oculta los pecados del hermano para que el mundo malévolo no le arroje piedras ni lo lleve al patíbulo; es abrirle camino de justicia y rectitud iluminado por el amor y la fe, florecido de esperanza y alegría para desenvolver su vida en el marco sagrado y bendito de la eterna ley.

Es apartarle las piedras del camino cuando las fuerzas no le alcanzan para saltar las barreras que se le oponen al deber, es arrojarle una tabla al mar de su vida borrascosa para salvarle del naufragio, es tenderle las manos para sacarle de un abismo sin avergonzarle por haber caído en él.

Es, en una palabra, el amorque se da generosamente en pensamiento, palabras y acciones, sin pedir nada y sin esperar ninguna recompensa.

Segunda Virtud.
La Pureza de Vida en Pesamiento, Palabra y Obra
No es seguramente la soledad absoluta, sino la relativa interior de nuestro propio santuario. Es la convivencia con nosotros mismos y con nuestros semejantes, familiares o amigos, sin causarnos el menor daño unos a otros, ni en la honra, ni en los bienes, ni los sentimientos o afectos y menos aun, en la vida trascendente.

Es impura la vida del que lucra con las fuerzas físicas de sus hermanos sin la justa remuneración, el que lastima, ofende e hiere los sentimientos de sus semejantes con pensamientos, deseos o actos impúdicos y lascivos; el que esparce con la palabra, el pincel o la pluma, ideas o costumbres corrosivas que atentan contra el pudor y la honestidad; el que abusa de un modo o de otro de la mal llamada libertad de derechos para imponer por la fuerza del poder arbitrario, sus torcidas voluntades que atentan contra la dignidad de la criatura humana, con un alma inmortal de sublimes destinos.

Tercera Virtud
La Paciencia
En todas las circustancias de la vida, es la mansedumbre o paciencia, una virtud que lleva en si mismo un poder conquistador invencible. La paciencia lo alcanza todo. Su hábito en todos los momentos de la vida, es lo único que puede hermanarse con la inevitable armonía interior, necesaria para vencer todas la dificultades que entorpece el justo desenvolvimiento de la energía del espíritu que llegó a la vida física en seguimiento de un ideal superior.

La impaciencia, la rebeldía interior, los arrebatos de cólera, despedazan y desgarran en un instante los velos sutiles de los pensamientos protectores que amigos invisibles, aliados eternos, tienden amorosamente sobre sus hermanos encarnados. Y de aquí la mayoría de los fracasos espirituales o materiales que acarrean desastres irremediables, dolores múltiples, pesimismo aplastador para el alma que en sus momentos de lucides comprende haber sido ella misma la causante de todos los males.

Cuarta Virtud.
Perseverancia
En el sendero elegido, no obstante las opiniones diversas del mundo, "el que pone la mano en el arado y vuelve la cabeza atrás, no es apto para el Reino de los Cielos", decía el Divino Maestro. La corona del triunfo no la conquista el que comienza bien, sino, el que termina el viaje de la vida planetaria.

En medio de un mundo que prevalece el egoísmo, la corrupción y el vicio en todas sus formas de la degradación humana, se necesita un gran valor para resistir a la maligna corriente que lo avasalla todo, y para llegar a esa perseverancia que resiste todas la sugestiones y los falsos pretextos tendientes a eludir rectitud y honestidad en el obrar.

Quinta Virtud
Concentración Espiritual
Buscando el propio conocimiento y la energía de la eterna potencia.
Para trabajar en algo es indispensable el conocimiento a fondo de ese algo en que se quiere ocupar tiempo y esfuerzo. Así sea el cultivo de un jardín, el pulir una piedra, el cincelar un metal o arrancar de un instrumento musical hermosas melodías, es necesario ante todo, conocer a fondo aquello a que nos dedicamos.

Cuando queremos entregarnos a cultivar nuestro yo íntimo, nuestro espíritu, esa fuerza impulsadora de nuestra vida, debemos estudiarlo y conocerlo en todos sus aspectos buenos y malos, agradables y desagradables, elavados y ruines, generosos y mezquinos. Y ese conocimiento sólo podemos adquirirlo mediante la concentración en nosotros mismos o sea, la meditación.

Meditar es penetrar en el santuario íntimo de nuestra conciencia, donde descubrimos qué impulsos hacia el bien o el mal nos dominan con más frecuencia, qué debilidades, gustos e inclinaciones aparecen más definidos y fuertes en nosotros a fin de prestarles mayor atención, tal como hace el buen jardinero con su amadas plantas, al observarlas día a día, por si un sol abrasador o las lluvias excesivas o los vientos helados las perjudican.

Y como un buen jardinero, con amor y solo por amor a sus plantas a las que las quiere ver embellecidas en abundante floración, las poda, las riega y hasta lava su raíz. Con igual amor piadoso, por nuesta alma cautiva en la materia, hemos de apartarle todo aquello que perjudica su crecimiento, su progreso y justa actuación en el plano de evolución en que por Ley Divina está ubicada.

El adquirir el hábito de la Concentración espiritual es encender una potente luz en las tinieblas entre las cuales veremos claramente los peligros y tropiezos que puedan interrumpir la evolución y romper las alianzas y pactos que hayamos hecho en colobaración con los grandes apóstoles de la redención humana.

Sexta Virtud
Consagración a la Ciencia
Que nos descubre las obras y leyes de Dios y nos hace útlies a la humanidad.
La vida espiritual no está renida con la adquisición de conocimientos superiores mediante el estudio de la naturaleza que es el gran libro Eterno Invisible que se nos manifiesta a cada instante en la estupenda grandeza de sus obras, de sus elementos de sus múltiples creaciones.

Consagrar voluntad y tiempo a estudiar la ciencia de Dios y de sus obras, es hacer al espíritu capaz de ser maestro y guía de las porciones de humanidad qeu la Eterna Ley nos designe, para conducirlas hacia los caminos de justicia de la paz y del amor, donde encontraremos toda la felicidad buscada.

Séptima Virtud
El Desinterés
Se ha llegado a la cumbre de la Montaña Santa; allí donde llegan las almas generosas, heróicas y sublimes que después de realizar toda una vida llena de merecimientos, de obras de bien y de justicia; de obras coronadas de belleza y de amor, se acerca a la Eterna Presencia y su pensamiento hecho rayo de luz, le dice hincado en profunda humillación, "Eterna Majestad del Infinito, aquí tienes tu insignificante criatura que sólo ha podido traerte en ofrenda el pequño vaso de su corazón ardiendo en amor hacia Tí para siempre."

El desinterés es la virtud por excelencia de los héroes y de los santos, que sacrifican cuanto tienen y cuanto son, en bien de sus semejantes.


Del manual de instructores de Misión Rahma.


"Recuerden que nuestro objetivo consiste en guiar a la humanidad para que conozca sus posibilidades, y lleguen a guiar a quienes guiaron...Como el niño, llevado de la mano en sus primeros pasos y luego con los años, brindando sus mano y brazo de adulto, acompañando los últimos pasos de su anciano padre"

Guía Anitac

Concretamente son siete fases dentro del desarrollo de la Misión Rahma en la Tierra, que desde 1974 originó el primer contacto con un grupo de jóvenes en Lima, Perú, para dar inicio a este programa que busca un despertar de conciencias en los seres humanos por medio del llamado y la activación de la luz en el interno en cada uno y así, cumplir con la humanidad y la Creación siendo un Sol en la Tierra para alcanzar los objetivos señalados de acuerdo al orden del Gran Plan.

Estas siete fases se dividen, las cuatro primeras en pasos de preparación y las tres restantes de culminación de objetivos.

Las fases
Aprendiendo y viviendo

Fase Uno
Auron, el llamado
En esta etapa mediante el testimonio de los primeros contactados, apoyados por personas califcadas, se despertaría gran inquietud a nivel mundial.

Fase Dos
Xendra, las experiencias
Este momento se refiere a los encuentros cercanos o "pasos Xendra" que permiten franquear puertas interdimensionales. Un xendra es una puerta dimensional en el tiempo creada artificialmente gracias al dominio de la Energía Lumínica por nuertros Hermanos del espacio, que conecta y proyecta a otro lugar a una o más personas. Entre otras cosas se logró conocer el interior de los VED, vehículos espaciales dirigidos y aporximarse a los planetas en que los Guías de la Confederación viven.

Fase Tres
Lunar, de conocimiento e información
Es esta tercera fase se reveló la existencia de una gobierno galáctico y del Plan Cósmico en el que la Tierra desempeña un papel protagónico.

Fase Cuatro
Xolar, la irradiación
Una vez recibida la información y con la vivencia de experiencias extraordinarias que nos hablaban de concretar una adecuada preparación de conciencias, aquí, en esta fase se procura la "irradiación" del mensaje y de la busqueda del cumplimiento de los objetivos claros de la Misión para con el Hombre.

Fase Cinco
El Quinto de Rahma o Fase Humanidad
Esta fase se consolidó cuando terminó la estructura, la organización, haciendo de Rahma una Misión libre de etiquetas y de formas sectarias que contadicen la naturaleza de un mensaje para la Humanidad.

Fase Seis
El Sexto de Rahma
Fue quizas, una etapa en donde los grupos se hallaban desintegrados. Cada cual viviendo sus propias experiencias y procuarando encontrar el verdadero sendero que demarcó el contacot en medio de la diversidad de conocimientos.

Fase Siete
El Séptimo de Rahma
Es la último paso, en donde nos encontramos actualmente, es el momento de reunir los Rahma de siempre, el momento donde el contacto con la Hermandad Blanca es más intenso y donde el plan de contacto marca el cumplimiento definitivo de los objetivos.


Camino al Infinito

"Y serán las alas del alma, el amor y la sabiduría impulsadas por la Voluntad, con las que retorne el glorioso vuelo a la fuente eterna de donde vino."

Los Guías Extraterrestres

La preparación que Misión Rahma sugiere como parte de nuestro crecimiento individual y colectivo que nos llevará al cambio por el bien de la Creación, busca principalmente fortalecer nuestra voluntad y mantener el puente de comunicación establecido con los Guías extraterrestres y los Maestros intraterrenos. RAHMA, es puente y comunicación, y no sólo con civilizaciones más avanzadas que vienen de las estrellas, sino entre nosotros y con nosotros mismos.

A lo largo de estos años se ha comprendido que sólo a través del conocimiento y la consciencia, podemos transitar equilibradamente por las sendas que demarcó el contacto. Por ello la metodología que emplea RAHMA procura formar a la persona humana de manera integral, utilizando la dinámica de grupo y estimulando la auto-observación.

Objetivo de la Preparación

El objetivo de esta preparación es llamar fundamentalmente la atención de la persona poco a poco hacia el Universo Interior que existe en cada ser humano, descubriendo con ello las ilimitadas potencialidades que todos llevamos dentro, como si estuviesen dormidas, aguardando un "despertar".
Si bien es cierto que en Misión RAHMA contamos con una orientación permanente de parte de los Guías extraterrestres, el camino de la evolución lo recorremos solos, siendo nuestra principal prueba mantenernos constantes y consecuentes con todo aquello que emprendamos.

Cabe señalar, que la preparación no se circunscribe sólo a las reuniones de grupo, sino a una actitud diaria de cambio. Demos entonces aquel paso hacia nuestro propio interior. Y que este programa de preparación sea sólo un pretexto para encontrarnos nuevamente con nosotros mismos.

Programa de Preparación

Existe un excelente texto de permanente consulta en Misión Rahma: Evolución Camino al Infinito, tomado de los Maestros, bajo la orientación de los Guías.

En este compendio de mensajes y enseñanzas recibidas al interior de la Misión, se menciona el plan de evolución a seguir, como parte de una valiosa preparación que apunta al infinito. Esta preparación es en los tres planos (físico, mental y espiritual) y se desarrolla de la siguiente manera:

Evolución Física:
A. Purificación con ayunos y abstinencias.
B. Renovación por la respiración profunda y alimentación energética natural.
C. Conservación mediante la vida natural y el ejercicio.

Evolución Mental:
A.Alquimia mental mediante el discernimiento y la polarización.
B. Conocimiento que es la realización del mismo.
C. Activación y buen uso de las facultades y percepciones.

Evolución Espiritual:
A. Armonización en el cuerpo, la mente y el espíritu.
B. Conocimiento de si mismo (autoanálisis)
C. Transformación interior a través de la alquimia espiritual.

Con la luz aquí expuesta, podréis iluminar vuestro camino, en la medida de vuestro entendimiento y capacidad de realización. Y así, iréis irradiando cada vez más luz y vuestras vestiduras se irán tornando blancas a medida que avancéis por el sendero. Y la luz de vuestras almas será una con la fuente infinita de luz, para no apagarse jamás. Y habrá entonces una vibración vuestra temblando en el universo, y una gota de vosotros mismos en el océano de la eternidad. Y será por siempre esa gota de esencia creciendo de su pequeña grandeza, hasta ser también océano de vida infinita.




La creación y todo lo creado es la Ideación Divina manifestada en Siete Planos de Vibración Fundamentales, comprendiendo en si millones de grados de vibración, su extensión en ambos sentidos se desenvuelve en los procesos de Creación y Evolución, la aspiración y la espiración del Gran Aliento Divino.

La Eterna Respiración Creadora y renovadora en el eterno devenir del universo. El Universo es creación del PADRE-MADRE-DIOS: del Padre Universal Esencia única y primera, y de la Madre Naturaleza que es su divina y sabia manifestación, maravilloso compendio de las leyes que rigen el Universo y lo conducen bajo las fuerzas inescrutables hacia su creador. En el Grandioso escenario del Universo, respira el Gran Aliento dando forma y vida a millones de individualidades, que son sin embargo partes indisolubles del GRAN TODO.

Todas las formas que pueblan el Universo: mundos, soles, galaxias, átomo, animal u hombre, son manifestaciones diferentes del TODO CREADOR, y cumplen un determinado papel en la Gran Obra de la Creación, siendo la misma esencia de todas ellas como criaturas emanadas de una sola y única fuente.

El Creador nunca destruye. Él renueva sus manifestaciones en todos los planos de vibración, permitiendo de este modo, que sus criaturas evolucionen gradualmente hacia una cada vez mayor expansión de la Esencia Divina que subyace en todas ellas, en lo infinitamente grande y en lo infinitamente pequeño.


Las estrellas que veis brillar en el azul del cielo, empezaron a nacer cuando una partícula infinitesimal atrajo a otra para formar así un átomo, el más simple; este átomo se unió a otro, formando así una molécula; ellas formaron sustancias y las sustancias elementos. Y así sucesivamente, continuó el proceso durante eones en la rueda del Tiempo, hasta llegar a ser los astros y galaxias que pueblan el Universo.

Así como el destino del átomo infinitesimal es brillar en la grandeza de una galaxia, el destino del hombre es alcanzar la grandeza del TODO UNIVERSAL, origen de todo cuanto existe, Principio y fin, el Alfa y el Omega de la creación.

Bajo la luz de las estrellas se oculta la sustancia primordial que les da vida, siendo ellas su manifestación densa en la inmensidad del Universo.

Y el hombre es un destello de luz que fulgura en el Mar Omnisciente Claridad, y con su efímero fulgor forma el Fulgor Eterno del Todo Universal.

La EVOLUCIÓN es la ley Eterna de la Creación, que la conduce camino al infinito, cumpliendo los designios trazados por la Voluntad Divina, es el constante e ilimitado proceso que eleva a toda criatura hacia las dimensiones de su Origen en el retorno a la Fuente Primigenia de donde todo procede y a la que todo vuelve.

Todo, absolutamente todo se encuentra en el Camino de la Evolución: desde lo más pequeño hasta lo más grandioso, desde lo más abyecto hasta lo mas sublime; lo denso y lo sutil evolucionan en el eterno devenir del Universo, en un constante fluir hacia "...aquello de lo que todo proviene y hacia lo que todo gravita..."

La emanación nacida del TODO CREADOR desciende a la materia hasta sus grados más densos, para vivir por si misma la experiencia de todos los planos de vibraciones los que manifiesta el Universo, para adquirir así en su esencia inmortal, la esencia misma de la Creación, y alcanzar la Grandeza de la Divinidad por experiencia propia.

Así todo evoluciona hacia un estado de PERFECCIÓN sin límites hacia una DEIDAD independiente del espacio y del tiempo, porque es esencia y no forma, eterna y sin principio y fin.

El hombre, proyectando su CONCIENCIA mas allá de su efímera existencia y de todo cuanto oculta a sus ojos la Eterna realidad, conoce en los estratos más profundos de su espíritu que tal es su destino, la Razón fundamental de su existencia, y busca entonces encaminarse hacia él, hallando el sendero de la Evolución.

El se expande así en CONCIENCIA, liberándose de las envolturas y vibraciones densas puestas una sobre otra en el proceso de CREACIÓN: el descenso a la materia de la Emanación Divina; y vueltas a quitar en el proceso de Evolución; la expansión ilimitada de la Esencia Divina que subyace en el hombre, aquella infinita y perfecta como la GRAN ESENCIA de la que fue emanada.

En el ilimitado y maravilloso proceso de la Evolución, muchos caminos hay que conducen al TODO CREADOR; tantos como los alientos de los hijos de los hombres.

Porque cada hombre tiene su camino.

El tuyo es aquél que llena tu alma, aquél que vive con sinceridad y fe en lo que sientes y en lo que haces, siguiendo el ritmo de tu propio corazón.

No importa cual es tu religión o tu filosofía, ni lo que eres ni lo que tienes. Si tal es tu camino, estas en el camino cierto, aquel que habría de conducirte hacia tu propia realización.

“Y serán las alas del alma, el amor y la sabiduría, impulsadas por la voluntad, con la que retorne en glorioso vuelo a la fuente eterna de donde vino”

Porque solo en el AMOR se realiza el hombre se hace Uno con el Universo; y se encuentra a sí mismo y a su Creador en la SABIDURÍA. En el amor que todo lo abarca, saturándolo todo; en la SABIDURÍA que lo comprende todo, iluminándolo todo. Y porque todo lo consigue el hombre con la FUERZA DE VOLUNTAD.

Mi meta en la vida, m i mayor aspiración, eres Tú, Señor: EL CAMINO.
Mi voluntad, la Fuerza que siempre me acompaña, eres Tú, Señor: VOLUNTAD.
Mi gran Maestro y mi mejor guía, eres Tú, Señor: SABIDURÍA.
Mi mayor Devoción Y mi Gran Amor, eres Tú, Señor: AMOR.
Porque Tú me has dado Voluntad, Sabiduría y Amor, iluminando mi espíritu, mi mente y mi corazón, mi Gran Todo, eres Tú, Señor: EL TODO.



El Creador se manifiesta en el hombre con la Fuerza de las Tres Grandes Emanaciones que iluminan toda su existencia: VOLUNTAD, AMOR y SABIDURÍA.

En la interminable jornada que le espera al Hombre en su eterna ascensión, él siempre ha de estar iluminado por estos Rayos de Voluntad, Sabiduría y Amor, pues él no podría estar completamente librado de sus propias fuerzas en su constante progreso espiritual y necesita de la luz que su Creador le envía siempre, para que el nunca se sienta solo y desamparado, y sepa que existe una FUERZA, un SER que lo ama y lo acompaña en su largo Camino al Infinito.

Voluntad
La Voluntad es la Fuerza del espíritu, la verdadera fuerza que mueve al Universo. La voluntad del hombre no es mas que la Voluntad del Padre en él manifestada, siendo Padre o Hijo de la misma Sustancia y de la misma Esencia. Así, la suprema Libertad del hombre está en su Total Entrega a la Voluntad del Padre, a la realización de ella en pensamiento, palabra y obra. He aquí la maravillosa paradoja que libera al hombre. Nada se desarrolló en el ocio y la inercia. La voluntad es el triunfo del Espíritu sobre la materia. La voluntad es vencer en las pequeñas cosas, para poder vencer en las grandes. La elevación de la naturaleza superior sobre la inferior.

Es más grande el Hombre que se conquista a sí mismo, que aquél que vence en mil batallas, porque no hay mayor batalla que aquella que se libra consigo mismo. La Voluntad es la victoria más grande en la lucha de la existencia; ella es fuerza que mueve todas las cosas, la Fuerza que acompaña al Hombre en su Camino al Infinito.

La Voluntad es la primera emanación del TODO CREADOR, el UNO SANTO DE LA TRINIDAD DIVINA. El Padre Creador de todo cuanto existe.

Sabiduría
Sabiduría es la transmutación del Conocimiento Verdadero, la Comprensión de la naturaleza esencial de todas las cosas, y de la propia. La esencia de la Sabiduría no está en abarcar todo el Conocimiento, sino en conocerlo todo a través del conocimiento de la propia naturaleza.

El sabio conoce lo desconocido conociendo su propia naturaleza, sabiendo que su esencia es la misma de todo cuanto lo rodea, y que es en lo grande como en lo pequeño, siendo el Septenato del Hombre el mismo del Universo, del átomo y de la galaxia.

Todas las respuestas a los interrogantes que se plantea el hombre subyacen en su propia esencia, y el conocimiento de ella ha de darle las claves para descifrar los misterios del Universo, a través de la comprensión de su propio misterio. La Sabiduría mora en el templo Interior del Alma, su voz habla en el Silencio y la Soledad, en el recogimiento y la meditación, su luz ilumina el Camino del hombre en su Pensamiento, Palabra y Obra.

La Sabiduría es el Santo Aliento, la Segunda Emanación del TODO CREADOR. La Madre Procreadora de la Creación.

Amor
El Amor es la Identificación e Integración con todo cuanto existe, el morir como individualidad para volver a nacer en cada ser que nos rodea, para ser entonces uno con la Creación. Porque todos lleváis la misma esencia en vuestros corazones y sois hechos de la misma sustancia, alimentados por una sola savia. No sois almas separadas unas de las otras, sino que formáis parte del Alma Universal, del Gran Todo.

Sois como gotas de agua formando el Océano de vida, el Amor es la unión de la propia Esencia con aquella misma que anima al Universo. Así, Dios es el AMOR PURO, porque Él es la Esencia misma del Universo. El Amor es el despertar de la Conciencia Cósmica en el Hombre, que ha de unirlo con el Universo y con el TODO CREADOR.

El Camino del Amor es cumplir la voluntad del Padre, y amarlo por encima de todas las cosas, en el camino del Servicio y la Entrega a los demás, sabiendo ver al Padre en todo ser que nos rodea, planta, animal u hombre; mundos, soles o galaxias.

El amor se manifiesta de múltiples maneras, con paciencia y bondad hacia los demás, con un simple gesto o una sonrisa, con una caricia de consuelo o protección, con un poco de calor y comprensión, con el servicio y la entrega al semejante, con la renuncia al propio bienestar por el de los demás, con el sacrificio de sí mismo por la humanidad.

Se puede amar de mil maneras; la vida puede ser una constante obra de Amor, poniendo un poco de Amor en cada día vivido. Un solo pensamiento de Amor, una sola palabra de Amor, una sola Obra de Amor. Para que el Amor perdure en cada momento de vuestra vida, y su esencia ilumine vuestra existencia.

El Amor es el CRISTO manifestado en el Hombre, la Tercera Emanación del TODO CREADOR. El Hijo de la Divina Trinidad.



Siendo el hombre un todo armónico constituido por tres aspectos fundamentales: Cuerpo, Mente y Espíritu; siendo la Evolución un proceso integral en todas las manifestaciones del hombre, él ha de evolucionar en Cuerpo, Mente y Espíritu, y las fuerzas que ha de utilizar en su propia Elevación son aquellas mismas que el CREADOR le ha dado: Voluntad, Amor y Sabiduría.

El Plan de la Evolución a serguir propuesto por lo Guías es el siguiente:

Evolución Física
I) PURIFICACION - Ayunos y Abstenciones
II) RENOVACION - Alimentación
III) CONSERVACION - Vida Natural

Evolución Mental
I) ALQUIMIA MENTAL - Discernimiento y Polarización
II) CONOCIMIENTO - Realización del Conocimiento
III) PODERES - Visualizaciones y facultades

Evolución Espiritual
I) ARMONIZACIONES - De Cuerpo, Mente y Espíritu
II) CONOCIMIENTO DE SÍ MISMO - Auto análisis Constructivo
III) ALQUIMIA ESPIRITUAL - Meditación y su realización.



I) Purificación: Ayuno

Así como el hombre que se construye casa nueva, echa abajo la vieja y levanta sólidos cimientos para construir con materiales nuevos, limpia primero vuestro cuerpo de toda podredumbre acumulada, para después construíros un cuerpo nuevo, un templo digno para el Espíritu.

Ayunad. Escoged un día de cada siete en el que sólo os nutriréis con el alimento del espíritu, y la fuerza vital de la naturaleza echará de vuestro cuerpo todo lo indeseable, si queréis limpiar hasta los últimos rincones de vuestro templo, ayuna siete días. Pero procura la asesoría de quien posee mayor experiencia.

Y veréis salir de vuestro cuerpo toda la podredumbre y abominaciones y todas las enfermedades que os aquejan, y cuando así ayunéis, aun las vibraciones densas de la materia astral serán eliminadas, purificando también vuestros cuerpos más sutiles, y cuando el templo haya sido así purificado, construiréis un templo nuevo de materiales nobles, una morada digna para el Señor del Templo.

Abstenciones
Los vicios no son placeres, sino cadenas que esclavizan. El sibarita cree vivir, y no es más que un pelele sin voluntad para ser libre, esclavo necio que exhibe sus cadenas, lo es porque él lo ignora.

Pero el hombre no ha de ser esclavo de la bestia que en sí mismo lleva, sino su amo y señor. Venced la gula que engrosa vuestro cuerpo, simplificando gradualmente vuestros alimentos, abstenerse del alcohol y del tabaco, porque dañan no sólo vuestro cuerpo denso, sino también vuestros cuerpos más sutiles, persistiendo el daño más allá de la muerte. Y no permitáis que la lujuria os esclavice y robe vuestra vitalidad, para que ella no se pierda, y no seáis como el árbol cuya savia no aprovecha el tronco, y se seca sin dar fruto.

Buscad la unión con vuestro complemento tan sólo como expresión de un sentimiento puro, y no por un simple instinto que degrada el acto. El hombre pervierte su impulso creador aun más bajo que el instinto de la bestia, que sólo en época de celo se ayunta para procrear.

Trasmuta la energía sexual hacia el intelecto, dedicando al arte y al estudio, vuestro ocio. Hacia el Sentimiento, sublimando vuestra sensualidad en la ternura y la bondad hacia todo cuanto os rodea. Hacia la Espiritualidad, canalizando en la meditación y concepciones elevadas, vuestras energías.

Y dejad de lado las costumbres disolutas, que dañan vuestro cuerpo y vuestra mente, dispersando sin provecho vuestras energías, las que necesitáis para el trabajo espiritual. El único que os dará frutos al final de la jornada.

II) Renovación: Alimentación

Vuestro cuerpo denso constantemente se renueva, y se forma a sí mismo, con el material que le dais, así podéis construíros un cuerpo nuevo. Dadle oro a vuestra naturaleza, y ella os construirá con oro; dadle plomo y os construirá con plomo.

Dadle carnes putrefactas y sustancias excitantes y agresivas, y tal será vuestra naturaleza, y aun vuestro aspecto físico será a ella semejante. Dadle con las carnes de cadáveres las vibraciones densas de la energía animal que las anima, y que aprisionan vuestros cuerpos más sutiles, dadle así las segregaciones venenosas vertidas en la sangre del animal sacrificado, que envenenan vuestro cuerpo denso, haciendo de él morada fácil de los gérmenes que pululan a vuestro alrededor.

No mataréis ni bestia ni hombre, ni aun el alimento que pasa por vuestra boca, porque matando el alimento no obtenéis de él vida sino muerte, y contraéis así una deuda, que habréis de pagar en cumplimiento de la Ley con el Reino Animal, que es hermano del vuestro.

Así, habréis de derramar la sangre humana en guerras y luchas fratricidas, así como derramáis su sangre en vuestros mataderos. Cuando se agite en vosotros la gula de la carne, recordad las cabezas decapitadas con desorbitados ojos, de los cadáveres cuya carne se pudre en vuestro estómago. Recordad los ríos de sangre que se coagulan en los mataderos, brotando de cadáveres colgados en hileras. Ved tras la agradable apariencia de la mesa sibarita, la presentación disimulada de vísceras y cadáveres mutilados.

Recordad las toxinas vertidas en su sangre. Recordad los millones de gusanos microscópicos que se agitan en la carne que coméis, despidiendo el olor hediondo y putrefacto de la muerte, disimulado con especias. Pensad en el terror y sufrimiento de vuestros pequeños hermanos, al ser sacrificados por quien debiera ser su hermano y no lo es. Recordad todo esto, recordadlo siempre, o dadle a vuestra naturaleza el alimento puro de la Madre Tierra, el que las lluvias riegan y el Sol sazona.

Dadle a vuestro cuerpo denso del generoso fruto que brota de la tierra, y nutridlo así con la energía pura que le dará vida. Dadle el alimento no quemado por el fuego o mezclado por el hombre, porque lo que es simple y natural es lo mejor.

Y sed frugales al comer, para que lo denso no aprisione lo sutil y no toméis vuestros alimentos cuando os conturben malos pensamientos y bajas emociones, porque así envenenáis vuestro alimento y vuestro cuerpo. Y comed muy despacio, como una oración, respirando con lentitud y profundidad, para que toda la esencia del alimento pase a vuestro cuerpo.

Absorved la vitalidad del agua, que es fuente de vida y purifica vuestro cuerpo. Respirad con plenitud la energía oculta del aire de los campos, emanada del Sol para todas las criaturas de la Tierra, porque no solo del alimento denso se alimenta el hombre, sino también de la energía más sutil y pura del agua, del aire y de los rayos del Sol.

Renovad así vuestra naturaleza, entonces vuestro cuerpo denso será un templo hecho de oro noble, una morada limpia y pura digna del Dios que en vosotros mora.

III) Conservación: Vida Natural

Buscad el aire puro de los campos y dadle libre expansión a vuestro cuerpo poniendo ciencia a vuestros movimientos, uniendo la mente a la actividad del cuerpo, y vuestros frutos, serán tres veces buenas, en vuestras tres manifestaciones.

Mantened activo vuestro cuerpo, así, la Energía Vital interna fluirá libremente, canalizándose a través de los Centros de Energía del Cuerpo Denso y del Etérico, por todo el organismo.

Mantened la columna vertical en todo el momento del día, para que la energía del aire y de la tierra fluya a través de ella, y vuestro estado de ánimo tenderá a la Armonía con el estado corporal.

Y recordad que vuestro cuerpo es nacido de la Madre Tierra, así como vuestro espíritu es nacido del Padre Creador. Vivid entonces en el seno de vuestra Madre, siguiendo en vuestra vida las leyes de la Madre Naturaleza, y ella cuidará de vosotros, y no conoceréis enfermedades, y estaréis sobre el Buen Camino en la Evolución Física.

Habrá entonces equilibrio en vuestro Plano Denso, y una base firme para el trabajo del Espíritu.

Comentarios de la enseñanza: Evolución Física

Ayuno
El ayuno limpia el cuerpo de podredumbre y lo mantiene sano, eliminando todo lo indeseable acumulado en el cuerpo durante años, de una alimentación inadecuada. El ayuno elimina también la materia Astral Inferior del Cuerpo Astral del hombre, proveniente de la alimentación carnívora y del consumo del café, tabaco, alcohol, si bien un proceso de completa purificación puede llevar años, según el grado de envenenamiento del cuerpo.

La medicina natural contra las enfermedades es el ayuno. El animal se abstiene de alimentos cuando se siente enfermo, y la Fuerza Vital de la naturaleza le devuelve la salud; al ayunar se le permite a la naturaleza, obrar en el cuerpo Físico y ella se encarga de restablecer la Armonía y el equilibrio orgánico. En el Ayuno son más débiles los lazos que atan el Espíritu al Cuerpo Denso, por lo que es propicio el estado para entregarse a la Oración y la Meditación.

Abstenciones
Los estimulantes como el alcohol, el café y el tabaco, contienen sustancias deletéreas que actúan con mayor fuerza en la Materia Astral, dañando la delicada envoltura etérica que sirve de puente entre los Cuerpos Etéricos y Astral del hombre. El daño de la tela es irreparable, y puede conducir a la locura, alucinaciones y entorpecimiento de los sentidos y del sistema nervioso.

Al ingerir alcohol se destruyen miles de células cerebrales que jamás se recuperan, con daño irreversible en el cerebro físico. Esta influencia perniciosa se extiende aún a los factores genéticos de la persona, generando el pesado Karma de las enfermedades hereditarias. Las emanaciones desagradables del tabaco, son más notorias en el Plano Astral, y sus vibraciones densas entorpecen la sensibilidad de la persona y su sano juicio, haciéndole perder el sentido de lo correcto y lo digno, cuando lo esclaviza y subyuga su voluntad en la necesidad del vicio.

Existen ciertas disciplinas físicas que permiten transmutar la energía sexual, dirigiéndola hacia el Plexo Solar como reserva, o sublimándola hacia el cerebro, para trabajos de tipo intelectual, emocional o espiritual.

Alimentación
Las carnes contienen materia astral de naturaleza animal, la que es liberada en el proceso de la Digestión, al desintegrarse las moléculas físicas, esta materia da vibraciones densas se fija en los cuerpos Astral y Etérico, opacando su luminosidad y colores y densificando sus vibraciones, lo que entorpece la receptividad a vibraciones más sutiles y favorecen las influencias negativas del Astral Inferior, éste abre las puertas a los gérmenes astrales, los que propician el medio etérico adecuado, para el desarrollo de los gérmenes físicos, causantes de enfermedades. Las vibraciones densas de las carnes y las drogas, persisten hasta después de la muerte física, y es muy difícil librarse de ellas y de su influencia negativa en la Vida Astral, además del condicionamiento kármico que determinan en los átomos permanentes, físico y Astral, que son los moldes para los cuerpos de la próxima reencarnación.

En el Plano Denso, entre las muchas toxinas de la carne se encuentran el Escatol y el Indol, venenos causantes entre otros, de la fatiga física en el cuerpo humano; también hay un alto porcentaje de albúmina y ácido úrico, que propicia el desarrollo de diversas enfermedades infecciosas.

Todas las carnes, aún la de pescado, pueden portar parásitos que se desarrollan en el sistema digestivo y en las fibras musculares.

Desde el momento que se sacrifica al animal, y se le corta la vida, las células se descomponen y se inicia la putrefacción, como en todo cadáver, un proceso similar ocurre en la digestión, y la carne se pudre en el estómago, formando un caldo de cultivo propicio para el desarrollo de gérmenes y bacilos. Así el hombre hace de su estómago un cementerio vivo, en el que se pudren los cadáveres de sus hermanos inferiores. Una de las más graves e ignoradas consecuencias del carnivorismo, es el karma de la sangre derramada de millones de animales sacrificados por el hombre en carnicerías y mataderos, arrojando cada año al Plano Astral, millones de seres aterrorizados, llenos de temor y espanto hacia el hombre. Las guerras son consecuencia kármica directa de esta matanza organizada de animales. El hombre asesina a su hermano inferior en la escala de la Evolución, olvidando que él ha vivido también en ese Plano y que ellos han de ser humanos algún día. En todo animal están reencarnados los tres átomos de la Tríada inferior que desciende de la Mónada. Con los frutos de la tierra se nutre el hombre de células vivas, y de células muertas con la carne. Los vegetales se asimilan por fermentación formando alcoholes que limpian el organismo y las carnes por putrefacción, como la descomposición del cadáver. Unos dan vida y otros, muerte.

En mundos más adelantados que el nuestro, la alimentación es en base de extractos de frutas y vegetales, como en MORLEN (Ganímedes), y aún más simplificada en mundos evolucionados como APU, en donde la alimentación es a base de extractos minerales. Siguiendo aún más alto en la escala evolutiva, encontraremos mundos en donde la asimilación de la energía es directa, a través de la respiración y de la piel (Osmosis). Aquí en la Tierra existen todos los grados de la escala: desde el antropófago salvaje que devora carne humana, hasta el hombre evolucionado que ya no ingiere alimentos.

Naturismo
La Ley de oro para la vida física del hombre es: VIVIR EN ARMONÍA CON LAS LEYES DE LA NATURALEZA. Siguiéndolas no ha de conocer el hombre enfermedades ni desequilibrios orgánicos, y hará de su cuerpo denso un adecuado instrumento del espíritu. El hombre necesita de muy poco para mantener el cuerpo físico. Gran parte de la energía vital que éste necesita puede obtenerla por asimilación directa de la energía oculta del aire, del agua y de los rayos del Sol, que es Prana y que constituye el 50% de la energía que necesita el hombre.

EL PRANA nutre al cuerpo físico a través del Doble Etérico, que es lo que lo absorbe y distribuye por medio de los Chakras y Centros de Energía, en conexión con las glándulas endócrinas del cuerpo físico.

Resulta incongruente que el hombre pretenda hablar de amor y espiritualidad, cuando aún continúa asesinando a su hermano inferior, para devorar su carne.

Aquellos que dicen ser incapaces de matar a un animal, pero no tienen ningún reparo ni remordimiento en comer su carne, asumen la actitud más cómoda, y son más culpables ante los ojos de la Ley.

A medida que el hombre evoluciona, su alimentación se irá haciendo cada vez más pura; y su cuerpo cada vez más bello y sutil, como armonioso instrumento del espíritu perfecto.

Así el hombre que empieza a despertar su conciencia espiritual, dejará de matar a su hermano para devorar su carne, y preferirá un régimen de alimentación vegetariano.


I) Alquimia Mental: Discernimiento y polarización

La inmensidad del Universo en toda su grandeza no es más que la manifestación densa del pensamiento de la mente universal, Dios, el descenso a la materia de la Eterna Ideación.

Así como el padre, son en vosotros sus hijos, la mente el poder más grande sobre la tierra.

Buscad entonces el dominio de la mente, y no habrá para vosotros nada imposible en este mundo, más vuestro esfuerzo ha de ser tan grande como lo es el fruto.

Empezad por saber que no sois vosotros vuestra mente. Ella es del espíritu instrumento, con el que se manifiesta en el plano denso, a través del cuerpo vuestro templo.

Es el espíritu quien domina la mente, con la VOLUNTAD, que es la fuerza del Espíritu, la Fuerza que mueve al Universo.

Así buscad primero la SERENIDAD DEL ESPIRITU, para alcanzar después el Dominio de la Mente. Voluntad, Amor y sabiduría, son las tres manifestaciones del Creador en vosotros. Ellas son las grandes Fuerzas que ha de usar el Hombre para transmutarse a sí mismo en el camino de la Evolución.

Así, para alcanzar la Serenidad del Espíritu, la que ha de conducir a la maestría de vosotros mismos, habréis de vencer todo aquello que se oponga a la libre manifestación de estas tres fuerzas del Creador en el hombre.

Habréis de vencer la SEPARATIVIDAD O EGOICIDAD, aquello opuesto al AMOR, que es la identificación e integración de todo cuanto existen, con el SERVICIO Y LA ENTREGA A LOS DEMAS, meditando en vuestra esencia, que es la misma de todo cuanto nos rodea, pues una sola es la fuente de todo lo creado, para despertar así en vosotros la CONCIENCIA COSMICA que ha de integrarnos con el universo, y para comprender el verdadero significado del AMOR.

Habréis de vencer la IGNORANCIA, aquello opuesto a la SABIDURÍA, con el DISCERNIMIENTO, que es la voz del Pensador de vosotros, buscando el CONOCIMIENTO VERDADERO que libera al hombre, cuando es trasmutado en sabiduría con el DISCERNIMIENTO y la ACCION.

Meditando en lo ignorado, buscando la VERDAD, para escuchar entonces al Maestro que en vosotros mora, escuchad la Voz de la Sabiduría Interna, la que os dará el conocimiento verdadero, porque la VERDAD mora en vuestro templo, en el Templo de la Sabiduría del Espíritu.

Habréis de vencer finalmente la PASION, aquello opuesto a la VOLUNTAD.

La Pasión, que bajo las múltiples facetas del sentimiento humano os hace sus esclavos, y de ellos sois juguetes, como las hojas secas que la brisa lleva de un lugar a otro. Habréis de vencerla con la POLARIZACION, que trasmuta lo negativo en positivo, bajo la ley de los Pares Opuestos, erradicando y sublimando lo uno, afirmando y fortaleciendo lo otro.

Sed como los niños, que no dan cabida en su pecho a las pasiones, porque el niño, cuando se hace hombre, deja de lado las cosas de niño.

Ser como un niño no significa pensar o actuar como niño, más si es un verdadero hombre, conserva la PUREZA en su corazón.

Ser como un niño es ser puro de mente y de corazón, es tener la mente libre de dogmas y prejuicios, abierta a la luz de la verdad. Es mirar a la mujer sin lascivias secretas en el corazón.

Ser como niño es no perder nunca la esperanza, volviendo a nacer con ella cada nuevo día, en una constante renovación de sí mismo.

Ser como niño es amar las cosas, es amar la vida, la alegría, es tener el corazón libre de cadenas, para volar en alas de la fantasía hacia mundos en donde no existe la maldad.

Ser como niño, es SER PURO EN PENSAMIENTO, PALABRA Y OBRA, ellos no saben del odio que destruye, ni de la soberbia que desune. Ellos no saben de la envidia que corroe el alma, ni del egoísmo que empobrece el espíritu.

Ellos no conocen la maldad que degrada al hombre, ni de la ambición que lo esclaviza y enceguece.

Polaridad
Poned AMOR allí donde existan la maldad y el odio, devolviendo bien por mal, y con bondad a la maldad.

Sed humildes con el soberbio, como lo es el sabio ante el que ignora, y sedlo aún más con los que son humildes, para aprender de ellos.

Sed generosos con el egoísta, y le enseñaréis con hechos, ayudad a la realización de aquello que envidiáis, y así el bien ajeno será vuestra alegría, porque sabréis que lleva algo vuestro, y será entonces vuestra felicidad buscar la de aquellos que os rodean.

Haced resplandecer la luz de la Verdad, allí donde reinan las sombras de la ignorancia y el error, no solo con palabras, sino viviéndola.

POLARIZAD SIEMPRE, hacedlo aún cuando no lo sintáis plenamente, porque cada vez que así lo hagáis, iréis profundizando el surco en vuestro espíritu, y la semilla ha de dar su fruto.

Entonces la vibración será ya vuestra, y ella persistirá a la muerte, porque está grabada en el espíritu. Podréis entonces despertar la misma vibración en aquellos que os rodean, porque sólo puede enseñarse el camino que se ha recorrido. Y así, cuando hayáis realizado la Alquimia de la Mente, y alcanzando la Serenidad del Espíritu, la que os conducirá a la Maestría de vosotros mismos, usaréis también la magia del aliento, como complemento de la del Espíritu.

Respiración, Concentración y Meditación
Respirando sabiamente como enseñan los Maestros, lentamente, profundamente, siguiendo el ritmo de vuestro corazón, inhalando en seis palpitaciones, reteniendo en tres y exhalando en seis, esperando tres para empezar de nuevo.

Siete veces siete respiraciones, y cesarán por sí mismas las dispersiones de la mente, así alcanzaréis el estado para la concentración, la llave que abrirá todas las puertas de la mente.

Porque así como los rayos del sol encienden fuego concentrado por la lente, así los rayos de la mente concentrados por la Voluntad despiertan el Poder, en lo correcto y lo abstracto, en lo externo y lo interno.

Y una vez alcanzada la Concentración, tendréis acceso a la Meditación.

Meditaréis en los valores y las virtudes, en todo aquello que enriquece al Espíritu, meditaréis en vosotros mismos, en vuestra Esencia Eterna y Divina, perfecta e inmutable, que no es sino la concentración en las cosas del Espíritu, y llegaréis así a la Identificación con el PADRE UNIVERSAL. Entonces haréis de vuestras vidas, una obra dedicada a la realización de su voluntad, con cada uno de vuestros pensamientos, cada una de vuestras palabras, cada una de vuestras obras.

II) Conocimiento: Realización del Conocimiento Verdadero

Buscad el Conocimiento verdadero, aquel que preservan los Maestros para aquellos que buscan el Sendero.

Buscad el Conocimiento que ennoblece el pensamiento y enriquece vuestra vida, aquel que os libera de la oscuridad de la ignorancia, y eleva al hombre hacia una comprensión más clara y luminosa de su propia esencia, y de aquella del Universo.

Buscad con el Discernimiento y la Intuición, que son los Caminos que conducen a la verdad, y extraer así la esencia del Conocimiento, esencia que es Sabiduría, Luz que brilla en el templo Interior del Alma. El Conocimiento Verdadero os Hablará del Sendero, de los Maestros y la Hermandad Blanca, del Cristo Cósmico y del TODO CREADOR.

El Conocimiento Verdadero os hará comprender el Sentido de vuestra Existencia y el de la Creación, os hará conocer vuestra naturaleza y vuestra esencia, y los Misterios del Universo, con la comprensión de vuestro propio misterio.

El Conocimiento os enseñará a encauzar mejor vuestros esfuerzos en el Camino de la Evolución, para que ellos no se pierdan en el vacío, como golpes que se dan en la oscuridad.

Para que vuestros pasos sean firmes en el Sendero, y no el andar vacilante del ciego que ignora. El Conocimiento os hará conocer las Leyes que gobiernan al Universo y al hombre, para que utilicéis su Fuerza en vuestra elevación.

El Conocimiento no se da de su Esencia si es letra muerta, o tan sólo erudición intelectual, el Conocimiento vive y se transforma en la Fuerza cuando es realizado en la ACCION, e ilumina el Sendero cuando vive con él, y en él.

Y entonces llega a ser su Esencia la Verdad, aquella Luz que destruye las sombras para siempre, y hace libre al hombre, y lo eleva cada vez más cerca de su CREADOR.

Para que él conozca su Origen, y su destino, y el porqué de la Creación, así, la Verdad es la Esencia del Conocimiento Verdadero, de aquel que es experiencia en su Realización.

Transmutando con la Alquimia Creadora de la ACCION, bajo la luz del Discernimiento y la Intuición.

III) Poderes: Visualizaciones

La Imaginación es el poder creador de la Mente, ella es quien crea una visualización mental, una forma de pensamiento hecha de materia mental.

Podéis vitalizar la imagen con la Fuerza de Voluntad, para que ella viva y lleve en sí la Fuerza, y proyecte sus vibraciones en el Plano Denso.

Si la vibración es clara, tiene la Fuerza, la imagen de lo abstracto ha de cristalizar en hechos.

Los pensamientos nacen en la mente antes de manifestarse en Obras bajo el imperio de la Voluntad para que ellas cobren vida, son un poderoso medio del dominio de los acontecimientos, de las circunstancias y del propio Destino.

Facultades Cuando se ha realizado la Alquimia de la Mente, y también la del Espíritu, despiertan en el hombre dormidas facultades, y una nueva sensibilidad le abre las puertas a desconocidos mundos, y él puede ver entonces más allá de sus ojos, y oír más allá de sus oídos.

El puede ir más allá de la distancia, y comprender más allá de sus sentidos, más este despertar ocurre solo cuando ha llegado su momento, bajo los ojos vigilantes del Maestro, para que este despertar no sea instrumento de maldad, sino entregado al Servicio del Bien y la Verdad.

Él orienta al hombre en el uso de sus facultades, aquellas despertadas por el trabajo espiritual, como el fruto que cae por su propio peso.

Comentarios de la enseñanza: Alquimia Mental

El Poder de la Mente no es más que su capacidad de manifestar la Fuerza del Espíritu, que es la VOLUNTAD. Ella es la verdadera Fuerza que mueve al Universo, y ella es la que actúa en el Poder de la Mente. De aquí la enseñanza. Si bien el control mental pude lograrse con la respiración y Concentración simplemente, los resultados son en muchos casos superiores, cuando son fruto de la Evolución Espiritual, cuando se realiza primero la maestría de sí mismo, la Serenidad del Espíritu, como enseñan los maestros.

Son poderosas armas en la Alquimia de la Mente el Discernimiento y la Polarización, como parte del proceso que conduce a la serenidad del Espíritu.

El discernimiento es la Primera Cualidad que piden los Maestros a aquellos que aspiran al Sendero, y la Polarización, que implica el ritmo, es una de las Leyes fundamentales que rigen la creación, manifestada en la ley de los Pares Opuestos, y en la naturaleza Binaria de todas las cosas.

Estas leyes que son fuerzas Naturales, son aquí aplicadas de una manera práctica en el control mental y la purificación de la Conducta, oponiendo una Fuerza contraria positiva a una negativa, para sublimarla o trasmutarla en el Polo Opuesto.

En la Ley de Polarización, además del ritmo, va implícita la Ley de vibración, en la que lo Semejante atrae a lo Semejante, y es el Fundamento de la Enseñanza: “Pensad Bien y vuestras Obras serán buenas; pensad Mal, y obraréis mal. Pues se obra así como se piensa, y así como pensáis, sois”.

La mente pude renovarse, pues ella está formada por la Vibraciones mentales de los pensamientos. Así como la mente se modifica constantemente por el pensar presente, va trazando las líneas de la fuerza del pensar futuro. El pensar de hoy, es fruto del ayer y semilla del pensar futuro.

Cada pensamiento es una semilla que da su fruto con el tiempo, y según lo que el hombre siembra ahora, cosechará mañana. Así, según la Polarización buena o mala de sus pensamientos, se atrae el hombre influencias y fuerzas de la misma naturaleza, siendo él mismo el causante y responsable de su suerte, y de las condiciones que lo rodean en la vida diaria, además de los condicionamientos kármicos que lo acompañan.

El hombre es pues, forjador de su destino. Y su vida está en gran parte determinada e influenciada por las líneas de fuerza que él va proyectando con sus pensamientos y acciones; y las acciones no son sino el descenso a la materia de una vibración mental, la cristalización de un pensamiento concebido antes de la acción. Es en la mente donde se encuentra la clave del desarrollo humano, el poder más grande que posee el hombre.

Y es porque ella es el instrumento del Espíritu, la manifestación de la FUERZA DE VOLUNTAD.

Conocimiento
El conocimiento verdadero es el patrimonio de la humanidad, preservado a lo largo de su Evolución por los Maestros de la Hermandad Blanca, y transmitido al hombre en determinadas etapas de su evolución, recibiendo él así la luz necesaria para iluminar su Camino.

Solo aquél sincero Buscador de la verdad puede llegar a ella, con la pureza de intención y verdadero deseo de saber, para vivir. Él será guiado por los Maestros del Sendero, hasta las Fuentes del Conocimiento Oculto. En su búsqueda de la Verdad, encuentra el hombre diversas fuentes de información y conocimientos, y esta heterogénea variedad lo confunde y desorienta, antes que iluminar su entendimiento.

El ha de emplear entonces el método de la analogía, que es el mejor sistema reconocido en la búsqueda de la Verdad. Comparando, estableciendo relaciones y analogías, con el Discernimiento y el Análisis Intuitivo.

Así, el estudio comparado de las religiones le hace ver su similar Esencia, y el Conocimiento de la Hermandad Blanca, le corrobora que todas ellas tienen un mismo origen, y emanan de una sola fuente. Esta comprensión lo lleva a un criterio universalista, que lo hermana con todos los hombres de la tierra, desechando inútilmente barreras y prejuicios, que carecen de sentido para aquél que sabe.

El conocimiento de las Leyes Universales que gobiernan la Creación, le permite también usar la Fuerza que mueve al Universo, en su propia Evolución, y sus pasos más firmes y seguros en el Sendero, porque conoce el terreno que pisa y porque sabe que la fuerza lo acompaña.

Él está encauzado en la Gran Corriente de Vida que emana del TODO CREADOR, y para él los obstáculos dejan de ser. Esta Fe en la Fuerza nacida del Conocimiento, puede llevar al hombre hacia horizontes sin límites, más allá de sus posibilidades humanas, más allá del Espacio y del Tiempo, hacia el INFINITO.

Visualizaciones
La interacción mental es aún más fuerte que la física. Al relacionarse dos personas, cada una de ellas influenciada por las vibraciones mentales de la otra, y genera una respuesta vibratoria a esa influencia invisible. Esto constituye, conjuntamente con las vibraciones áuricas, ese algo indefinible que nos aleja o nos acerca a las personas que nos rodean.

Siendo la visualización una imagen de materia mental, formada por ondas de naturaleza electromagnética, sus vibraciones tienden a atraer a otras de naturaleza similar, siguiendo la Ley de Vibración; así, la respuesta obtenida a la emisión de determinadas ondas mentales, es de la misma naturaleza de ellas. De aquí que el poder práctico de la visualización definida y vigorosa, que atrae las condiciones físicas y mentales circunstanciales para su cristalización en un hecho concreto.

Es una imagen la que ha de brotar en tu mente, cuando se busca hacer realidad un pensamiento o un plan proyectado, cobrando vida con la fuerza de la mente. Pero no sólo formarla, sino vivirla creándola con determinadas acciones mentales, de tal manera que tu pensamiento proyecte su energía creadora manifestada en líneas de fuerza, las que determinarán su densificación en el plano físico de la realidad objetiva, en una réplica tanto más exacta cuanto más perfecta e intensa sea allí en el plano de tus pensamientos.

Cuando la mente del hombre ha logrado esto, él puede conseguir que sus pensamientos e ideas se plasmen tal y como él lo desea, en acciones concretas que no son sino consecuencia de su anterior visualización en la materia mental. Y esto no es mas que el efecto manifestado de la causa creadora. Es así como él Creador da forma y vida al Universo, visualizándolo en su Mente, y le da movimiento con la Fuerza de su Voluntad. Si en algún instante él dejara de ejercer su Voluntad, él universo entero se desintegraría en pensamiento.

Poderes
La Concentración y la Meditación conducen con el tiempo, a experiencias más sutiles en los Planos Superiores, y van desarrollando paulatinamente los poderes extrasensoriales.

Cuando el hombre ha alcanzado un determinado grado de desarrollo mental y espiritual, despierta en sí mismas nuevas facultades.

El hombre ha de buscar no sólo el desarrollo mental sino esencialmente el del espíritu, porque de otro modo aquello que debiera ser instrumento para el servicio a los demás, podría serlo para fines equivocados, que son obstáculos en el Camino Espiritual.

Así, los poderes son el fruto madurado por la propia Evolución espiritual, como parte de todo aquello que llega por añadidura, cuando el hombre se eleva sobre su naturaleza inferior.

Cuando el hombre necesita de sus poderes para su mejor desenvolvimiento evolutivo, y no antes, a de suceder su paulatino despertar, bajo los ojos vigilantes de aquél que cuida de sus pasos, y los guía por el camino recto, sin ser él consiente de esa fuerza orientadora que cuida de su progreso espiritual.

Una vez alcanzado el control mental, lo que implica el desenvolvimiento espiritual, que es la base firme del despertar de las facultades en el hombre, podrá él incursionar en el uso de sus poderes, que empiezan ya a manifestarse en esta raza precursora de una Nueva Era, y hará de ellos buen uso, iluminando su entendimiento por la Sabiduría del Espíritu.


I) Armonización: De cuerpo, mente y espíritu

Buscad la paz en cuerpo, mente y espíritu, y estaréis así en paz con vuestros semejantes y con Dios. Buscadla constantemente, en cada momento de la jornada diaria, sin permitir que nada turbe vuestro empeño, y si así sucediera, empezad de nuevo con perseverancia, para que ella eche raíces, y llegue a ser parte de vuestra naturaleza.

Mirad como retoza, como duerme un niño, y aprended la lección de la Armonía.

Liberad vuestro cuerpo de tensiones, el estado del cuerpo induce al de la mente, y el estado de la mente induce al del cuerpo. Relajáis, respirad en tranquila serenidad, y mantened tal estado en todo momento, y aún más cuando las circunstancias puedan desequilibrar vuestra armonía.

La fuerza del aliento dará paz a vuestro cuerpo, si es profundo y lento, y sigue el ritmo de vuestro corazón, y la voluntad dará la paz a vuestra mente, polarizando vuestros pensamientos, de tal manera que ellos sigan el ritmo que oscila hacia el lado bueno de las cosas.

Sed como niños. Ellos no envenenan su mente con las pasiones que destruyen la armonía, polarizad cuando ellas se agiten, utilizando la Fuerza de la polarización manifiesta en el universo, y dominaréis las emociones con la mente. Hacedlo siempre y en todo momento de la jornada, en un constante mejoramiento de vosotros mismos, en pensamiento, palabra y obra.

Seguid el ritmo y la Polarización del Universo, en los seres y las cosas que os rodean, hasta que llegue la Armonía y la Paz sea con vosotros.

II) Conocimiento de si mismo: Al comenzar un nuevo día

Cuando la aurora llegue y comience un nuevo día, buscad un momento de paz para escuchar a vuestra Alma. Profundizad en vosotros mismos hasta donde ella mora, y escuchadla, captad su vibración primera, la más bella melodía que interpreta el Alma. Allí en lo profundo de vosotros mismos solo existen Voluntad, Amor y Sabiduría. Allí solo encontraréis lo bueno y lo perfecto, y eso es lo que sois en vuestra esencia.

Tomad lo mejor de lo que allí palpita, lo mejor de vosotros mismos, y volved para empezar con ello el nuevo día. Entonces serán tres veces bueno porque el hoy los frutos que trae cada día, pues llevarán la savia pura de vuestra mejor esencia. Así, buscad en cada día la esencia buena, que atesora vuestro espíritu, allí en lo más profundo de vosotros mismos, y sazonad con ella vuestros frutos, y vive este día como el mejor de tu vida.

Concentra todas tus energías, en vivir intensamente estas pocas horas que tienes por delante, desde que la Aurora té despierta, hasta que el descanso reparador te llama.

Olvida el ayer y deja el mañana para su momento, olvida tus errores pero recuerda la experiencia, y si has de recordar, recuerda solo cosas buenas que iluminen este día, porque es necio llevar a cuestas hoy, la carga del ayer.

Vive plenamente este día, porque el hoy es el más hermoso don que tienes, porque la vida es un Eterno Presente, y haz de cada día tuyo oración a la Vida, al Amor, a la Alegría. Un Himno al TODO CREADOR.

En la jornada
Cuando estés en la jornada de la vida diaria, sé CONCIENTE, Caminante, de cada uno de tus pasos, al transitar por los caminos que trae cada día.

Escucha en cada momento de la jornada diaria, la Voz del Ser interno Consciente, que te habla en cada latido de tu corazón, en cada mirada tuya, en cada sonido. Ella susurra en el aire que respiras, y habla a tus oídos en todo cuanto te rodea, escuchadla en medio del tumulto y la agitación de la vida diaria; nunca te olvides de ella.

Ella es fuente de Sabiduría y de Fuerza, y solo te pide que escuches un instante cada día, ten los oídos siempre atentos a la Voz de la Sabiduría Interna, y abierto el corazón a la reflexión profunda. El hombre vive en pensamiento, palabra y obra, dale entonces un porqué a cada uno de tus pensamientos, a cada una de tus palabras, a cada una de tus obras. Que ellos sean fruto de tu Voluntad, y lleven la savia de tu Conciencia.

Tú no eres la piedra inerte que yace en el camino, ni las hojas secas que arrastra el viento, tú eres libre, pues tu Voluntad te guía. La Vida es una constante oportunidad de ser mejores, en las pequeñas cosas, en el trato con vuestros semejantes, en vuestros pensamientos, en vuestras palabras, en vuestras obras, en la lucha por la vida.

En cada momento de la jornada diaria, Caminante, sé Consciente de tus pasos.

Al final de la jornada
Y al final de la jornada, cuando el día ha terminado y busquéis descanso para el cuerpo, dedicad unos momentos de vuestro tiempo, para examinar vuestra conciencia.

Revivid en vuestra mente lo vivido en el día que termina, lo bueno y lo malo de lo que habéis hecho, vuestros pensamientos, vuestras palabras, vuestras obras. Al valorar vuestros actos, pensamientos y palabras, no lo hagáis en el fiel de la balanza humana. Id al juez que en vosotros mora, aquél que es, conoce y lo sabe todo de vosotros y él os dará la sentencia justa y sabia, con la voz de la Conciencia que habla al corazón, aquella que hablará por vosotros al final de la jornada.

Y no os lamentéis del mal que podáis haber hecho, porque eso destruye, más aprended sí, y enmendad vuestros errores, así vuestra experiencia crecerá y los errores cometidos no volverán a serlo.

No es error caer en falta, sino el volver a caer en ella, repetidas veces, porque entonces no podéis ya decir que ignorabais, y aún mayor error es no saber ya, decidir levantarse cuando se ha caído, porque eso es cobardía. Así, no lamentéis vuestros errores, y empezad de nuevo, porque la vida es un Eterno comienzo. Al final de un horizonte siempre hay otro nuevo, y donde termina un camino empieza otro.

Y extraed lo mejor de lo bueno que habéis hecho, para guardarlo como un tesoro en vuestro corazón, acumulad allí tales tesoros, y seréis ricos, y nadie podrá quitaros tal riqueza, ni aún la muerte que destruye la materia, porque esa riqueza es del Espíritu, y está allí donde estéis vosotros. Y en verdad, es la única riqueza que podéis llevaros de este mundo.

No atesoréis pues riquezas en vuestras arcas de oro, porque no habrá de mirar allí el padre a la hora de las Cuentas, sino en las arcas del Alma.

Analizad la obra de cada día vuestro, y aprended de ella, y conoceréis así un poco de vuestra naturaleza, y llegaréis al conocimiento de vosotros mismos. Y así cada día vuestro, HOY será mejor que vuestro AYER, y menos que vuestro MAÑANA.

Y si en verdad sois sinceros con vosotros mismos, cada día seréis mejores de lo que sois. Vuestra vida es como un lienzo en el que grabáis vuestras obras, trazáis líneas y creáis colores y matices con vuestros pensamientos, palabras y obras, y cada uno de ellos deja su huella en el Libro de la Vida.

Y al final de la jornada, cuando termine vuestro paso por la tierra, os detendréis en el umbral del Mundo a contemplar vuestra obra, y veréis reflejada en ella todo cuanto hicisteis.

Vuestros más recónditos pensamientos, vuestras más silenciosas palabras, vuestros más nimios actos, habrán dejado su huella en el libro de la Vida. Ved que habéis puesto, y habréis de poner en vuestro lienzo, porque de todo eso seréis vosotros mismos los jueces.

Y no hay en verdad juez más severo, que el hombre cuando se juzga a sí mismo, ni peor infierno que aquel creado por su Conciencia. Porque el Padre nos ama por encima de todo, pero el hombre no conoce el Perdón Divino.

III) Alquimia Espiritual: Meditación y realización

En la transmutación de vuestro Espíritu, es la Meditación, la Alquimia que necesitáis. Al conjuro de su magia os transportaréis a maravillosos mundos, donde solo reina la VERDAD, lo Eterno e inmutable, lo Perfecto y Puro.

Buscad la Soledad y el Silencio, serena vuestro cuerpo denso con la Fuerza del Aliento, respirando con el ritmo de vuestro corazón, lenta y profundamente, hasta que cesen las modificaciones de la mente, y entonces concentra vuestra atención.

Liberad vuestro Espíritu, dejadlo ser libre por unos instantes, y como el ave a la que se abren las puertas de su prisión, emprenderá gozoso el raudo vuelo hacia las sutiles dimensiones de su origen. Romped las cadenas que os atan a vuestro cuerpo denso, olvidando el cuerpo y todo cuanto os rodea.

Centrad la Voluntad, trascended el cuerpo y la mente, hasta quedaros solos con vosotros mismos, hasta que todo sea solo CONCIENCIA PURA, hasta que permanezca solo el Ser Eterno.

Liberáis. Liberáis como quien se despoja de pesadas vestiduras, y se siente libre y ligero como el viento. Libres para transportaos a niveles superiores de conciencia, hacia sutiles dimensiones donde solo o hermoso y puro puede existir, donde todo es verdadero, donde reinan la Paz y la Serenidad. Concentráos. Fijad la mente en algo elevado, en aquello que amáis y representa lo mejor para vosotros. Meditad en aquello. Profundizad en su significado, en su esencia.

Identificáos plenamente con el objeto de vuestra meditación, hasta ser UNO con él, sin que nada os separe. Entonces lo comprenderéis, lo conoceréis realmente, porque sois con ello un solo ser. Meditad en vuestra esencia, que es la misma del Universo que os rodea, lo más pequeño y lo más grandioso son lo mismo en Esencia, pues fueron creados de la misma sustancia.

La gota de agua es igual al mar en esencia, en vosotros yace la Divinidad misma. Como la gota en el mar, vuestra Esencia es Divina, y se expande buscando su real Dimensión. Id a la Fuente de Luz y Sabiduría que fluye incesantemente en el Templo del Espíritu, y bebed de ella. Id a los Maestros que os aman y esperan por vosotros, y aprended de ellos.

Pedid y se os dará, pedid la Verdad, y escuchad entonces las palabras que los labios de la Sabiduría tienen para cada uno de vosotros. Son las palabras que necesitáis y podéis comprender, porque ellos saben de aquello que necesitáis y podéis recibir, porque os conocen bien, aún mejor de lo que os conocéis vosotros mismos. Escuchad y aprended, y entonces REALIZAD LO APRENDIDO, transmutando en Sabiduría el conocimiento, llevando a la acción la enseñanza recibida, para que ella no sea letra muerta, o palabras huecas que no dejan huella en el Libro de la Vida.

Porque la Meditación sin la realización en lo meditado, es como un árbol sin

frutos, como la higuera seca por cuyo tronco no corre la savia de la Vida. Aún el sueño más hermoso deja de ser sueño si no se hace realidad, y ning

ún propósito es bueno si no va seguido de la acción. De nada os servirá meditar en la VERDAD, si continuáis mintiendo, sin vivir de acuerdo a lo que creéis.

De nada os servirá meditar en el AMOR, si seguís odiando, y no dais un poco de vosotros mismos a los que os rodean.

Y de nada os servirá meditar en la VOLUNTAD, si continuáis cayendo en las pequeñas cosas, y no hacéis nada por vencer vuestras debilidades, ni trabajáis por mejoraos a vosotros mismos.

De nada sirve buscar a los Maestros si no seguís sus enseñanzas, y en verdad ellos no han de dar su sustancia a aquellos que no saben preservarla. Porque no se tiran perlas a los cerdos.

Meditad para después realizar lo meditado. Esta es la Alquimia del Espíritu, entonces podréis buscar al Maestro que en vosotros mora, aquel que guía siempre vuestros pasos, aquel que os habla al corazón, y susurra a vuestros oídos, aquel que ve en la niña de vuestros ojos, y aliento en vuestro aliento.

Buscaréis a aquel que sois Vosotros Mismos, el CRISTO INTERNO que sostiene vuestra esencia, Aquél, perfecto e Inmutable, como el PADRE CREADOR. Él busca estar en vosotros, abridle las puertas de vuestro corazón, para que su luz inunde los rincones más profundos de vuestra Alma, y las sombras huyan para siempre.

Y la Luz se haga cada vez mayor en vuestras Almas, tornándose vuestras Vestiduras Blancas, y seréis entonces vuestro propio Maestro, vuestro propio Guardián en el Camino de la Vida".

Comentarios de la enseñanza: Evolución Espiritual

Armonización
En la Armonización del Cuerpo Denso, la clave es la respiración profunda y ritmada con los latidos del corazón. Al seguir el ritmo de sus palpitaciones, se identifica el hombre con el ritmo vital de la Naturaleza, que actúa en su ciclo biológico, y esta paridad con el ritmo mismo del Universo, lo armoniza con la Fuerza que lo mueve, y sostiene su propia esencia.

Cuando se está concentrado, la respiración por sí sola se hace lenta y profunda. El proceso es también reversible: la respiración rítmica y profunda relaja el cuerpo y apacigua la mente, cesando por sí mismas sus modificaciones, lo que conduce al estado de Concentración.

Con la magia del aliento, puede el hombre mantener un estado de tranquila serenidad y control de sí mismo, si además armoniza su mente con la polarización positiva de sus pensamientos.

Conocimiento de sí mismo
Al comenzar cada día, ha de tomar el hombre lo mejor de sí mismo para empezar con ello la jornada; sus virtudes, sus mejores triunfos, sus mejores momentos; olvidando los errores y fracasos pero conservando su experiencia.

Él ha de profundizar en sí mismo para comprender que su verdadera naturaleza es perfecta e inmutable, y que solamente lo bueno y positivo es verdadero en todo el bagaje de vida que lleva.

Él ha de comprender así, que todo lo malo e imperfecto son manifestaciones transitorias, que han de ir quedando atrás en el constante perfeccionamiento de sí mismo, para dejar solo lo perfecto, y puro, que son su Verdadera Esencia. Y esa esencia suya es la que el hombre ha de tomar para empezar cada nuevo día.

Durante la jornada diaria, el hombre ha de recordar esto siempre, y escuchar la voz Interior del Yo Superior consciente, que le hable en todo cuanto lo rodea, y constantemente le recuerde su Verdadera Naturaleza y el significado de la Existencia, que ha de ser la constante manifestación de esta su esencia, en su pensamiento, palabra y obra.

Y cuando el día ha terminado, ha de examinar el hombre su conciencia y buscar el porqué de sus obras, para conocerse a sí mismo; o más exactamente para conocer a esa personalidad transitoria, animada ahora por el Espíritu perfecto e inmutable. El ha de comprender que los aspectos negativos de su personalidad, son falsas manifestaciones ilusorias de la perfección espiritual, y que ha de ir destruyendo errores y defectos como ilusiones que son, buscando la cada vez más plena total manifestación del Espíritu en toda su pureza: Este análisis de sí mismo, no ha de hacerlo con criterios ajenos o convencionales, sino con la sabiduría de su propia Conciencia, pues ella es al fin y al cabo, la que da el relativo valor a las cosas de la vida, y es ella la que rendirá las cuentas al final de la jornada por la Tierra.

La Conciencia del hombre es su propio Juez y su propio verdugo.

Meditación
Lo que el alimento es para el Cuerpo Físico, es la Meditación, para el Espíritu. La meditación nutre al Espíritu con la fuerza de los Planos Superiores, y le permite vivir unos instantes de Verdadera Realidad, muy diferentes de la Realidad Ilusoria que rodea al hombre y lo aparta del verdadero sentido de la Existencia.

La Meditación eleva al hombre a los planos más sutiles de la Conciencia, y lo acerca a los Maestros, que esperan siempre estos momentos en que él aproxima sus vibraciones a las de ellos, para instruirle y alimentar su espíritu con la Fuerza de la Divinidad de la que son portadores, para que él continúe así en su lucha por la vida con una nueva visión y un enfoque diferente de sus energías, hacia objetivos cada vez más espirituales, y por lo tanto menos ilusorios.

La Meditación no sólo se realiza en el Silencio y la Soledad, sino también en medio del tumulto y la agitación de la vida diaria. Todo aquel que durante un instante del día dedica un pensamiento o una acción a un objetivo espiritual, está meditando, y cumpliendo la Voluntad Divina. Está viviendo verdaderamente. Y esos instantes se pueden prolongar cada vez más en la vida diaria, para hacer así de la Existencia una vida dedicada al Padre, un canto sempiterno al CREADOR.

La Meditación no tendría sentido si no conduce a la práctica de lo meditado, y su Fuerza es sólo ilusoria si no se manifiesta en el pensamiento, palabra y obra del meditador.

Así, los pasos a seguir en la Alquimia Espiritual han de ser: Meditación y realización. Meditación en el aspecto deseado, seguida de la realización del fruto de la Meditación. Solo así ha de dar su fruto la semilla sembrada en el espíritu por el CREADOR, hasta ser también manantial de vida infinita.

La obra espiritual en el Plano Denso, no es más que la verdadera manifestación de la Fuerza del Espíritu, que se impone sobre el pesado yugo de la carne que lo mantiene prisionero, pero que le permite adquirir la experiencia necesaria en los diferentes planos de manifestación por los que ha de transportarse en su Camino al INFINITO.

Es necesario que el DISCERNIMIENTO DEL ESPIRITU arroje alguna luz sobre el entendimiento del Hombre, para que ilumine entonces su Pensamiento, Palabra y Obra, y puedan estas sus Tres Manifestaciones, estar al servicio del Verdadero Sentido de la Existencia: LA EVOLUCION.

ESTA ES LA ENSEÑANZA EMANADA DEL TODO CREADO
HAZ DE DISCERNIR CON SABIDURIA
PARA ENCONTRARSU ESENCIA,
Y PONER TODA TU VOLUNTAD PARA REALIZARLA CON AMOR.

La Ley Única: Si quieres condensar en una sola las leyes de la Evolución, una Unica Ley que al seguirla te conduzca inevitablemente al PADRE, hela aquí:

QUE CADA UNO DE TUS PENSAMIENTOS,
CADA UNA DE TUS PALABRAS,
Y CADA UNA DE TUS OBRAS,
SEAN UNA REALIZACIÓN DE LA VOLUNTAD DIVINA.
ÉSTE ES EL CAMINO AL INFINITO.
QUE LA PAZ SEA CON VOSOTROS.