lunes, 28 de septiembre de 2009

EL MENSAJE DEL GOBI


El contacto, el camino y el “Octavo de Consciencia”
¿En qué momento estamos? ¿Cómo nos sentimos? ¿Ha madurado nuestra visión del
contacto? ¿Estamos realmente unidos? ¿Qué cosas podrían estar cambiando?
Fue en agosto de 2007, pero parece que hubiese sido ayer. Por primera vez en el desarrollo
de nuestra experiencia de contacto habíamos logrado conectar aquel punto importante del
desierto de Gobi en Mongolia. Un lugar lleno de leyendas y magia en donde, de acuerdo a
las informaciones que manejamos, se produjo el arribo de 32 maestros cósmicos. O, como
reza la creencia budista, de los “Señores de la Llama”, los guardianes de luz de la
humanidad. Como fuere, esa energía sobrenatural que se atribuye al Gobi y a sus
mensajeros invisibles ha resistido el paso del tiempo, conservando su pureza a diferencia de
otros puntos de Asia. Esa energía fue un regalo para todos nosotros. Por alguna razón se
nos había encargado ir a aquel lejano enclave. La experiencia que significó tremendo viaje
quedó resumida en el informe “Los Ojos de Shambhala”, un pequeño libro que se
distribuyó libremente a través de la red para que llegue a todos los caminantes de la luz. En
el caso de nuestra experiencia de contacto, interesó sobremanera todo lo concerniente a esa
“Octava Etapa” que mencionaban una y otra vez los mensajes, un momento especial que
estábamos iniciando para una transformación ulterior. Pero, ¿qué era exactamente?
¿Cuándo ingresamos a ese momento?
2
Pienso que la respuesta a ello es absolutamente personal. Desde luego, hay que vivirlo para
comprender la profundidad de su mensaje. No obstante, semanas atrás, en Argentina, los
grupos de Buenos Aires tuvimos una linda reunión para tratar este tema. Cada uno
compartió su punto de vista desde su vivencia personal, y otros bajo el análisis de
experiencias concretas de contacto y comunicaciones recibidas. Fue por demás
enriquecedor. Y como lo hice en otras ocasiones en mis viajes de difusión, compartí mi
sensación sobre todo esto, cómo me sentía, cuál era mi visión autocrítica de nuestro camino
en el contacto y cómo podríamos mejorar. Narré detalles de la experiencia que afronté en la
expedición a Gobi y noté que los grupos sintonizaban con ella y su enseñanza. Una vez más
algunos amigos me sugirieron que escribiera todo ello, que podría ser importante para
otros.
Luego de una serie de sincronicidades y sucesos maravillosos en mi vida, he sentido desde
el corazón escribir estas líneas, que tiempo atrás venían planeando en mi mente pero no
terminaban de aterrizar. Mi intención no es definir qué es esa etapa. Obviamente, no podría.
Lo que me impulsa a compartir con ustedes estas reflexiones es una fuerza que se agita en
mi corazón y que me advierte que muchos están sintiendo o viviendo cosas que no siempre
se dicen o comentan abiertamente, y que podrían ser señal de un cambio necesario y
trascendental para todos y para todo. Por ello, es absolutamente posible que no exprese
nada nuevo, pues cada uno reconocerá aquel viento en su interior. El mensaje es que no
podemos dejar pasar esta gran oportunidad de crecimiento, que se basa en la
autoobservación, el diálogo, el compartir, y en las decisiones.
Para explicarlo mejor, debo volver a Mongolia, hacia ese inolvidable 8 de agosto de 2007.
La visión del desierto
Muchos conocen esta experiencia, pues la he relatado en algunas conferencias o reuniones
de grupo. Fue una intensa visión que experimenté al ingresar al área donde se encuentra la
puerta dimensional que Danzanrabja halló en el desierto 200 años atrás. Al igual que mis
compañeros, durante el trabajo personal en aquel lugar, vinieron a mí escenas intensas
sobre mi pasado. No eran visiones mentales, parecían haber surgido de la nada y las podía
“ver” con los ojos abiertos o cerrados. Daba lo mismo, sencillamente estaban allí y no sólo
las podía observar, sino también sentirlas y formar parte de ellas.
Lo primero que se me mostró no fue agradable, pues aquellas visiones me hicieron
reflexionar en mis errores, mis miedos, mis fantasmas, mis caídas. Incluso vi algunos
momentos de mi vida que había olvidado, tomando conciencia que en ciertos tramos de mi
camino pude haber hecho las cosas de mejor forma, o que podría haber evitado ciertos
momentos difíciles, o haber tomado mejores decisiones. Sentí cuán humano era.
Estuve a punto de abandonar la experiencia marchándome del lugar. Por un instante no me
sentí digno de estar allí, en un lugar tan sagrado y especial que evoca la mismísima
fundación de Shambhala y la esperanza de luz en el planeta. Sin embargo, algo en mi
interior me impulsó a no marcharme y permanecer allí. Entonces se sucedieron otras
visiones, pero estas parecían mostrar eventos que no habían sucedido.
3
No sé cómo explicarlo, pero observé varias “ventanas”, con distintas escenas en donde me
hallaba viviendo diversidad de circunstancias en adelante. Eran como 12 o 13 situaciones
en las que me encontraba en el “futuro”. En un instante me absorbieron, y me hicieron parte
de ellas. No lo podía creer… ¿Qué estaba pasando? ¿Por qué veía todo ello si aún no había
pasado? ¿Y por qué todas esas variables? ¿Por qué eran “múltiples”? ¿Qué significaba? Fue
impresionante esta parte de mi experiencia personal en Gobi, sobre todo porque estaba
“viviendo” existencias simultáneas con plena conciencia de lo que pensaba y sentía en cada
una de ellas. En un principio, juzgué algunas de estas escenas como “buenas” y otras como
“malas”. Pero luego, al estar en ellas, algo me pasó. No juzgué. Sólo empecé a sentir y
algo extraordinario empezó a ocurrir en mí.
—No te debe preocupar el pasado, porque ya sucedió de acuerdo a vuestra forma de
percibir el tiempo. Ahora ello se ha transformado en algo valioso: en experiencia
Una presencia me había inundado y me dijo esto con claridad. Era Emuriel, el ser que más
tarde me llevaría en estado de “proyección” hacia el interior de las montañas del Altai.
—Y las últimas escenas que viste, tal como sientes —prosiguió— tampoco son reales, solo
son variables en el tiempo que adquieren forma y energía como posibilidades.
—¿Qué es real entonces? —repliqué.
—Este momento, este instante es lo único real —respondió la voz—. Y de él pende tu
“pasado” y tu “futuro”.
A continuación experimenté una poderosa expansión de consciencia. Si bien es cierto en
estos años aprendí mucho sobre el aquí y el ahora, la intensidad de aquellas escenas habían
generado que “viviera” lo que conocía, pues fue como estar en todas esas situaciones en la
realidad cotidiana que afrontamos. Y debo decir que no sentí en aquellas visiones una
advertencia de que si hacía “mal” o hacía “bien” determinadas cosas en el presente algo
“malo” o algo “bueno” iba a suceder en el futuro. Sencillamente sentí no juzgar. Sólo
estaba percibiendo, como nunca antes, mi experiencia humana, lo maravillosa e importante
que era para mi evolución y para todo.
Luego se me dijo que parte de esa sensación de paz, de conexión conmigo mismo y el
Universo, sin hallarme preocupado por lo que fue o lo que podría ser, era la clave para
comprender la etapa ulterior de nuestra experiencia de contacto. Sentí que el Octavo de
Rahma era una suerte de “Salto al Vacío”, pero no con la acepción de ser algo temerario o
irresponsable, sino como un fluir sincero y verdaderamente espiritual. También se me dijo
que entraría en una etapa profunda de cuestionamiento, y que era trascendental para dar un
paso más allá en la compresión del proceso de contacto, las experiencias, la proyección del
mensaje y nuestro rol en él. Y ciertamente así ha sido. Hasta el día de hoy en que escribo
todo esto siento que las palabras me limitan para definir lo que significa dar ese salto. Pero
sé, como también se me advirtió, que quien estuviese experimentando todo esto lo
comprendería.
4
Reflexionando la Misión
Todo este tiempo que ha transcurrido desde el viaje a Mongolia y las maravillosas
experiencias que tuvimos me ha servido para reflexionar en lo recibido. Personalmente, he
vivido grandes y poderosos cambios, incluso en mi conexión con los Guías, que se ha visto
más estrecha y familiar, acercándose a una “comunión” más que a un “contacto”. Quizá sea
parte de una preparación para comprender nuestra relación con ellos desde otro ángulo de
experiencia. Lo cierto es que desde Gobi me he concentrado en analizar y reflexionar lo que
me tocó vivir en estos intensos años de contacto. Y no sólo las experiencias, sino también
los mensajes, las enseñanzas, nuestros errores, los grandes pasos que dimos, en fin, las
pruebas y los logros.
Así, redescubrí una gran cantidad de información, técnicas y enseñanzas importantísimas
que los Guías nos habían transmitido a lo largo de todo el proceso de contacto y que no
siempre se difundieron o se profundizaron. Incluso, luego del viaje a Mongolia, empezó a
fluir en mí ciertos conocimientos vinculados a la canalización consciente de energías y el
trabajo con el campo unificado humano, todo ello relacionado con aspectos poco estudiados
sobre el secreto geométrico de la Estrella como emblema de muchas civilizaciones
extraterrestres, el Nombre Cósmico y la recepción de los Cristales de Cesio. Poco a poco
me fui entregando a investigar nuevamente los conocimientos que se nos revelaron, y
valoré como nunca su importancia y trascendencia. Releí los informes de experiencias y
viajes, de contactos y mensajes recibidos —sin hacer distinción sobre quién los escribió o
envió— tratando de ver desde otra perspectiva todo cuanto hemos venido alcanzando como
grupo. Y en realidad, es mucho lo que logramos. Sin embargo noté que uno de los grandes
problemas que hemos tenido es el fraccionamiento de la información. Y no me refiero a que
cada elemento que forma parte del contacto reciba una parte del “rompecabezas”, sino a la
importancia de trabajar juntos para “armarlo”, puesto que nadie tiene el tablero que
dictamine las reglas del juego. El fraccionamiento de información puede deberse a una
deficiente comunicación entre nosotros para compartir lo recibido y estudiarlo en grupo.
La información es importante, pero sólo como un puente para comprender ciertos
momentos de nuestra historia, el proceso del contacto y el trabajo en proyección al futuro.
Sin embargo hay que tener en cuenta que entender los mecanismos del Real Tiempo del
Universo, la ubicación exacta de los Discos Solares o en qué fecha realmente se hundió la
Atlántida no nos hará mejores personas. Lo que dispara nuestra evolución hacia el Universo
es el amor, en armonía con nuestra consciencia como criaturas inteligentes. Y ello implica
la observación atenta de uno mismo, aceptación, tolerancia y servicio. Todo lo demás son
herramientas externas.
Pienso que muchos hemos interpretado en algún momento que nuestra evolución espiritual
pendía sólo de nuestras meditaciones y ejercicios, de cuidar nuestra alimentación y llevar
una disciplina acorde a los conocimientos recibidos, pero muchas veces descuidamos la
parte “humana”, y creo que allí podría estar la clave para acercarnos los unos a los otros.
He visto, por ejemplo, cómo nos hemos dado abrazos llenos de entusiasmo en los
encuentros internacionales, y cómo días después estábamos distanciados o hablando mal
unos de otros. Cómo borrábamos un informe o mensaje de nuestra casilla de correo sin
5
abrirlo, sólo porque no nos sintonizábamos con la persona que lo envió y, por otra parte, al
identificarnos con la forma de trabajar de otro grupo o persona, caíamos en la tan peligrosa
“visión de túnel”, que no nos deja ver el esfuerzo y el trabajo de todos los demás. También,
he visto, sorprendido, cómo se sugiere no ir a determinada actividad de algún grupo o
persona porque se considera que lo que están haciendo, no es la “línea de la Misión”. Si una
experiencia nos resultaba muy distinta a lo que conocíamos, sencillamente, cuestionábamos
desmedidamente su aporte. Yo mismo he caído en este error al juzgar apresuradamente
otras experiencias. Pudo haber ocurrido, sencillamente, porque no las entendía, o porque
había vivido el contacto de forma diferente, o porque veía todo el proceso desde mi óptica y
experiencia y así lo interpretaba. Pero lo peor era si alguien se identificaba conmigo y mi
forma de ver las cosas, pues, casi sin darse cuenta, “adoptaba” mi pensamiento por la razón
que fuere y así un grupo grande de personas terminaba tomando alguna postura. Cuando me
di cuenta de ello he procurado ser más respetuoso y abierto con todos. Creo que mucho de
todo esto lo hemos vivido, y aunque suene contradictorio, lo veo como una gran
oportunidad de crecimiento.
Siento fuertemente que debemos dar un paso y evaluar las cosas desde otra perspectiva.
Como por ejemplo, no medir el éxito de los encuentros por la convocatoria o las
experiencias, que muchas veces —también debo decirlo— se terminan forzando porque
algunos sienten que es asunto obligado cruzar un Xendra o tener iniciaciones en nuestras
salidas. ¿Cuántas veces se creyó haber vivido algo que nunca sucedió y que sólo obedecía a
nuestros deseos? ¿Cuántas veces pusimos las experiencias por encima del trabajo humano
que es en realidad la parte medular del programa de contacto? Siento que deberíamos
evaluar la trascendencia de nuestros esfuerzos por la unidad y trabajo en equipo, así no
estemos todos reunidos físicamente en un mismo lugar, pero si en energía e intenciones
positivas. He allí el camino. Es verdad que siempre existirán grupos de trabajo por afinidad
y sintonía. También es cierta la importancia de corroborar la cercanía de los Guías
extraterrestres en cada esfuerzo nuestro, y el hecho de ser objetivos con toda la información
que llega y circula. Pero voy más allá de ello.
Sé que quienes leen ahora estas líneas han reflexionado en todo esto en algún momento.
Sonará fuerte decirlo, pero hay mucha gente comprometida con el mensaje del contacto que
por esas y otras razones se ha alejado de los grupos. Algunos volviendo al “mundo”, y otros
integrándose a diferentes enseñanzas que llenen su vacío o expectativas. Desde luego, no
podría juzgar esas situaciones, puesto que cada uno tiene su proceso y muchas veces es
parte de su aprendizaje y crecimiento. Como me enseñara mucho tiempo atrás Willy López
Paz Vergara: “La Misión es como una Universidad”. El punto se halla en que al margen de
cuál sea nuestro camino, o si el contacto extraterrestre fue solo un “lugar de paso” para
llevarnos a otro lugar, deberíamos estar trabajando todos en mayor sintonía. Muchos
sienten que debemos afinar aún más nuestro trabajo y la preparación, y no porque se
acerque el año 2012 —ya lo he dicho muchas veces, no se puede trabajar en expectativa por
una fecha, sino porque uno siente el impulso genuino de cambiar—, sino porque sabemos y
sentimos que debe ser así.
En estos 16 años que llevo en los grupos de contacto nunca antes había visto una
oportunidad tan inmejorable para replantear las cosas y aprovechar la coyuntura de dar un
6
verdadero “salto cuántico” en el proceso de contacto y en nuestro trabajo personal. ¿Es éste
el Octavo de Consciencia del cual hablaban los extraterrestres? ¿Tiene que ver con el “aquí
y el ahora” que incorporé poderosamente en la experiencia del Gobi? Algo me dice
internamente que sí, y que no debemos pasar por alto esta puerta que se abre.
Las Etapas y los Objetivos
Es importante recordarlo nuevamente para comprender el momento en el cual estamos. De
acuerdo a los Guías, nuestra experiencia de contacto posee siete fases de desarrollo. Las
cuatro primeras son de preparación, y las conocemos como “Aurón” o de llamado,
“Xendra” o experiencias de confrontación, “Lunar” o recepción de información y “Xolar” o
irradiación de lo aprendido. Las tres fases restantes serían de “culminación de objetivos”,
un momento que ha coincidido con importantes viajes de acercamiento con la Hermandad
Blanca y el conocimiento que protegen. En síntesis, ese es proceso. ¿Y cuáles son los
objetivos? De acuerdo a diversos mensajes y experiencias se suele explicar en cinco puntos
los alcances del contacto extraterrestre: Primordialmente, se habla de “Comunidades de
Base”, la necesidad de crear grupos de irradiación o focos de energía positiva en donde
varios componentes puedan alcanzar el concepto de “aldea de luz” o “masa crítica”,
afectando positivamente los acontecimientos a escala mundial. Esta sugerencia de los
extraterrestres ha sido ampliamente corroborada por recientes estudios científicos, y de
acuerdo a los mensajes debería empezar en nosotros para luego proyectarlo a los demás.
Por esta razón nuestros grupos de trabajo y, fundamentalmente, la familia, son los
principales laboratorios de aprendizaje para medir cuán preparados estamos para cumplir
con esta premisa. El “Despertar de Conciencia”, el segundo punto, señala la difusión del
mensaje, pero va más allá de las conferencias y la publicación de libros, desde luego.
Involucra un trabajo integral que pueda “activar” a los demás. “La Preparación para la
Catastro de Fe”, que se halla conectada a la proyección del mensaje, señala
específicamente prepararnos y preparar a otros para los tiempos que vienen, que como
sabemos no necesariamente conlleva a un supuesto “fin del mundo” o destrucción global,
pero sí hacia una importantísima transformación precedida por varios cambios planetarios a
todo nivel. De hecho, esto ya está pasando. Los dos puntos restantes, serían como los más
“específicos” dentro del proceso. Por un lado, “El contacto con la Hermandad Blanca”, o si
nos basamos en los primeros mensajes, el encuentro entre “Los Hombres del Tiempo y los
Guardianes del Templo”. Estas experiencias se han venido profundizando estos últimos
años, permitiendo conocer más sobre los intraterrestres y los Retiros Interiores. De todo
esto se desprende la “Recepción del Libro de los de las Vestiduras Blancas”, que no es otra
cosa más que el archivo cósmico de la Tierra y la misión del ser humano. Hoy entendemos
que no se trata de recibir planchas físicas o cualquier elemento material que contenga esa
información, sino que aquel conocimiento se derrame y fluya a toda la humanidad como
parte de un masivo despertar de consciencia. Si el conocimiento no puede aplicarse en la
vida humana, es vacío y estéril. Por ello este objetivo es más profundo que el simple hecho
de recibir “datos” sobre la historia desconocida del hombre y el planeta. Procura en realidad
entregarnos herramientas de comprensión para edificar una nueva generación humana
7
acorde al diseño inteligente del Universo, en donde todas las criaturas deben vivir en paz y
armonía.
Estos son los objetivos del programa de contacto. Sin duda siempre es bueno recordarlos y
analizar el momento actual para hacernos estas preguntas: ¿En qué situación nos hallamos
ahora? ¿Dentro de nuestro proceso personal en cuál fase nos encontramos? Y si las fases
son siete, como vimos, ¿en dónde entra el “Octavo de Consciencia”? Sencillamente, no
entra, pues no es una etapa más, es tan sólo un momento “invisible”, una “fase simbólica”
que habla de ir “más allá”. Es como un elemento sutil que envuelve todo el proceso. Es la
octava superior, como en la música, que marca un tránsito a otra frecuencia. Esa otra
frecuencia se basa en el “aquí y ahora” y en nuestra experiencia humana para aplicar todo
cuanto hemos aprendido. Es como adquirir un estado distinto, que sin duda puede ser
anunciado por diversos cambios personales y espirituales. Al parecer, esa fase invisible es
la que da forma a todo el contexto de preparación. Es el “espíritu” que abraza todo cuanto
hicimos y nos invita a una reflexión sin precedentes de cada paso. Cuando se habla de estar
viviendo el “Octavo de Consciencia” se habla de un cambio de mentalidad. De una visión
más profunda de todo. De romper esquemas y ser libres y genuinos. De transitar el camino
siendo ahora el camino.
Estos conceptos son difíciles de digerir mentalmente, pero se sienten. Y he allí la clave.
A veces, al enfocar nuestra mente en las etapas, las metas y objetivos, en pensar en lo que
viene y qué es lo que debemos hacer dentro del contacto, nuestro orden mental podría
hacernos perder el espíritu del “aquí y ahora”. ¿Qué tan espontáneos y naturales nos
estamos desenvolviendo? ¿Qué tan libres de esquemas y paradigmas? ¿Qué tan lejos de
dependencias y apegos?
Ese es el cambio que se espera.
Ese sería el “Octavo de Consciencia”.
Estar Unidos en Mente y Propósito
Cuando uno comprende desde el corazón todo esto, las cosas se deberían tornar más
simples y sencillas. En la práctica es difícil, pues humanos somos y nuestra forma de
pensar, de ver y sentir la Misión no siempre será la misma. Sin embargo, como nos
enseñaron los Guías, no se trata de que todos pensemos igual, pero sí de vibrar juntos. En
muchas ocasiones allí está el problema, pues vibrar juntos va más allá de las reuniones,
encuentros o salidas. Involucra en realidad un verdadero “cuerpo místico” que nos una e
integre a todos en mente y propósito. No debemos perder esto. Para lograrlo deberíamos
deponer diferencias, posturas y paradigmas. Abrirnos desde el corazón.
Cuando volví de Gobi una serie de imágenes quedaron en mi mente, vinculadas a
momentos por demás intensos y especiales para nosotros y el planeta. La fecha “2010” se
me ha repetido una y otra vez como el instante en que las cosas serán más evidentes dentro
8
de todo el proceso de cambio del que se nos advirtió. Por ello hoy no me sorprende que los
extraterrestres sigan estimulando nuestro trabajo, apoyando salidas y encuentros como los
que se vivirán este año en España, Bolivia y Uruguay, viajes como el de Roraima, también
para agosto de este año, y futuros compromisos que nos podrían conducir nuevamente a
Paititi y la Cueva de los Tayos. Es parte del proceso. No es que los viajes y las salidas sean
siempre “lo mismo”. El problema no son los viajes y la salidas, el problema siempre fuimos
nosotros, porque no estuvimos a la altura de determinados acontecimientos, porque
participamos llenos de expectativas, porque comparábamos nuestros viajes o salidas con
otros para ver cuál fue “mejor”, más exitoso, o el que más experiencias de contacto registró.
Sé que podría resultar incómodo analizar esto. Pero es maduro y responsable reflexionar en
los errores que cometimos para no perder el hilo a un proceso que está vibrando en un
momento especial, en una oportunidad maravillosa para seguir creciendo. Todos los grupos
espirituales están teniendo “sacudidas” de todo tipo. Puedo afirmar esto sin temor a
equivocarme. Como que los momentos son parte de una transformación en donde el ego y
el miedo deben ir perdiendo peso para que el amor, la libertad y la verdad fluyan en
nuestras vidas y nos conviertan en algo maravilloso. No hay que inquietarse, pues, cuando
se mencionan los bemoles de nuestro camino, sino cuando hacemos caso omiso de ellos y
siguen escondidos afectando el caminar de uno y de todos. Es importante desarrollar una
visión autocrítica de todo cuanto hacemos, pues estamos viviendo tiempos realmente
extraordinarios y por consecuencia ello requiere también un cambio extraordinario en cada
uno.
Estas líneas, que he escrito desde el corazón, espero que sean un llamado para que todos los
Soles en la Tierra empecemos a vibrar como nunca antes en armonía, amor y consciencia,
escribiendo todos juntos una nueva etapa en el contacto. Y cuando hablo de contacto,
sintonizo con aquel famoso mensaje de los Guías: “Al final, comprenderán que el contacto
no era con nosotros, sino con ustedes mismos”.
Un abrazo en la luz a todos, y que la energía del “Octavo de Consciencia” nos haga vibrar
en amor a todos. No estamos solos, y se nos necesita…
Ricardo González

ABDUCCIONES Y MUTILACIONES




“…los hijos de Dios (los ángeles) se llevaban a las hijas de los
hombres y les engendraron hijos, que son los héroes,
desde antaño varones renombrados”…
(Génesis 6,4)
“…Y sucedió que iban ellos hablando, y he aquí que un carro
de fuego también se interpusieron entre ambos, y
subió Elías en un torbellino al cielo”...
(Apócrifo del Génesis de Qumran)
¿Qué es una abducción?
Vendría a ser el secuestro de una persona por parte de seres extraterrestres. No sería una invitación, ni un encuentro normal del Tercer Tipo, sino un rapto utilizando la fuerza y yendo contra la voluntad del individuo ya sea con fines de experimentación o investigación (estudio). La víctima suele ser conducida al interior de la nave espacial, aunque según los relatos de los testigos a través de las regresiones hipnóticas, muchas de las experiencias traumáticas de éste tipo se dan en el sueño y no físicamente.
¿Por qué ocurre?
Si partimos del hecho de que los extraterrestres existen, y nos están visitando desde tiempos inmemoriales y de distintas procedencias y por distintos motivos, no sería extraño que hubiese algunos que se comportarían como experimentadores inescrupulosos siguiendo técnicas de muestreo con animales y con seres humanos.
Entonces, ¿hay extraterrestres buenos y malos?
Hay de todo en el universo como lo hay en la Tierra. Pero no nos apresuremos a juzgar, por cuanto la óptica puede ser distinta si llegáramos a entender todas las razones. Aunque no se descarta que haya algún tipo de maldad en el actuar de algunos seres extraterrestres, pensemos que algunos podrían estar analizándonos para ayudarnos luego o sobre la marcha. Es como el caso de un grupo de médicos enviados por el gobierno a una escuela donde a los niños pequeños se les obliga a desfilar delante de la pantalla de rayos X y para ser vacunados. Los adultos ni consultan ni explican a los niños el propósito de semejante acción; simplemente dan por sentado que es lo mejor para ellos. Igual podría ser en el caso de los extraterrestres para con nosotros.
¿Cuál fue la primera abducción registrada?
En 1954, en Irán, un hombre llamado Ghasim Faili afirmó haber huido de un ser de cabeza deforme (quizás con escafandra) que quiso conducirlo a la fuerza al interior de un ingenio espacial.
¿Qué otras experiencias importantes de abducciones han sido registradas?
Hay muchas, como la ocurrida en diciembre de 1954 a un agricultor italiano de la región de Campania, que fue hallado dos días después de haber desaparecido. Afirmo haber sido secuestrado por unos seres humanoides, que después lo devolvieron.
En el tema de las abducciones se cita continuamente el tema de los "Visitantes de Dormitorio". ¿Quiénes son estos Visitantes de Dormitorio?
Son aquellas entidades que aprovechan para visitarnos astralmente durante el sueño en nuestros hogares; pueden ser extraterrestres, seres angélicos, personas desencarnadas o bajos astrales, que quieren compartir con nosotros algún conocimiento, analizarnos o contactarnos porque nos necesitan por alguna razón. Cabe la posibilidad que muchos de los seres que llegamos a observar durante el sueño en nuestra habitación no sean otros que bajos astrales, súcubo e íncubos, o sea gente atrapada en otra dimensión clamando por ayuda o, en su desesperación, tratando de utilizarnos.
¿En algunas de estas experiencias ha habido algún tipo de contacto sexual?
Como algunas de estas civilizaciones son similares a nosotros o asumen esa apariencia, ha habido casos de contacto sexual muy bien investigados y considerados serios. El 17 de diciembre de 1957, Antonio Villas Boas, un agricultor brasileño de 22 años de edad y residente en la localidad de Ponte Pora, colindante con el Paraguay, fue llevado a la fuerza por unos pequeños seres de apariencia humanoide al interior de una nave cuando se hallaba manejando su tractor de noche mientras araba el campo, obligándolo a mantener relaciones sexuales con una hembra de su especie.
¿En qué caso se evidencia mejor la naturaleza de investigación científica de las abducciones?
En el famoso caso ocurrido en septiembre de 1961, cuando Betty y Barney Hill, una pareja americana que se dirigía hacia New Hampshire fue secuestrada y llevada al interior de una nave espacial, donde unos seres de cabezas grandes les hicieron toda suerte de exámenes médicos. La pareja después no recordaba nada, y fue a través de la hipnosis realizada por el siquiatra Benjamín Simons que afloraron al consciente en ambos las imágenes de dicha experiencia.
¿Ha habido algún caso en que no hayan devuelto al abducido?
En 1962, el buscador de oro Rivalino Mafra fue raptado delante de su pequeño hijo Raimundo en la zona de Duas Pontas, cerca de la ciudad de Diamantina (Brasil). El y su hijo observaron la aparición en el cielo de dos ovnis luminosos, que se unieron formando un solo objeto, el que se acercó hacia donde ellos estaban y a través de un haz de luz engulló al padre ante la mirada impotente de su hijo. Rivalino nunca más fue hallado.
Se dice que en la mayoría de los casos de secuestros las personas no tienen conciencia de lo vivido. ¿Existe algún caso documentado en que si hayan recordado al detalle todo lo ocurrido?
En octubre de 1973, los obreros Charles Hickson y Calvin Parker de la localidad de Pascagoula en Estados Unidos también fueron raptados por un Ovni, pero ellos a su regreso sí recordaban conscientemente la experiencia. Posteriormente, fueron investigados por los más importantes científicos como Allen Hynek, llegando a la conclusión de que su caso era real.
¿Qué famosos casos de abducción han sido llevados al cine recientemente?
En la película "Fire in the Sky" (Fuego en el Cielo) se relata el caso ocurrido en 1975 al leñador norteamericano Travis Walton, que vivió la experiencia de ser llevado al interior de una nave a través de un rayo de luz transportador. Pero a diferencia de las experiencias anteriormente relatadas, estos seres no lo buscaron a él, sino que él salió al encuentro de la nave en un claro del bosque, a pesar de que sus amigos le insistían para que regresase. Todo el grupo se regresaba de haber estado cortando madera, y vieron iluminado el bosque como si se estuviese incendiando. Al llegar al lugar contemplaron la nave espacial en forma de diamante. La experiencia de ser elevado en un haz de luz hacia la nave fue tan intensa y traumática, que Walton demoró en recordar conscientemente lo vivido.
Sin embargo, según el mismo Walton, la película no refleja la realidad, y manifestó sorpresa de que el productor y el director convirtieran su experiencia en una exagerada y terrorífica historia de miedo.
Otro caso llevado al cine es el que habría ocurrido en 1985 en el Estado de Nueva York, en que Withley Strieber, un guionista de películas de ciencia ficción y de terror de Hollywood, afirmó haber sido secuestrado y sometido a experimentos reiterados por parte de unos seres grises, cabezones y de grandes ojos. El no recordaba nada por lo cual un amigo le practicó regresiones hipnóticas hasta que afloraron los recuerdos. El resultado de todo esto fue el libro y la película llamada "Comunión".
¿Cuál es la experiencia de abducción más conocida y cómo ocurrió?
Es la experiencia que ya relatamos de de Betty y Barney Hill, de 41 y 39 años respectivamente. Ella era asistente social y él, un empleado de correos, que en la noche del 19 para 20 de septiembre de 1961 se encontraban cerca de Groventon, camino hacia New Hampshire en su auto chevrolet Bel Air del 57, cuando vieron un punto en el cielo. Varias veces se detuvieron en la ruta con la intención de observar con la ayuda de prismáticos. Cuando llegaron a su casa había una notoria pérdida de tiempo de varias horas (fenómeno de "missing time" o "tiempo perdido"). Debido al incremento de pesadillas alusivas a seres pequeños y cabezones, la pareja reveló a través de regresiones hipnóticas efectuadas por un profesional serio, el siquiatra Benjamín Simons, haber estado sujeta a toda suerte de análisis con agujas, similar a los procesos modernos de acupuntura, hasta que en un determinado momento estos seres les mostraron en una pantalla una formación de estrellas, declarando que de allí procedían. Las estrellas corresponderían a la Osa Mayor.
¿Qué evidencia material dejan los casos de secuestros y abducciones?
Ha habido casos en que testigos imparciales han contemplado el mismo día, a la misma hora y en el mismo lugar la presencia de ovnis que abducían personas Pero las pruebas más notorias y evidentes son las marcas en el suelo, en el techo de un auto o las marcas de manipulación en el cuerpo de las víctimas, que a veces incluyen "implantes".
¿Qué son los implantes?
Los implantes serían pequeños objetos colocados en los cuerpos de los abducidos para realizar en ellos algún tipo de manipulación o rastreo al devolverlos a su entorno.
¿Los implantes pueden ser detectados por nuestros aparatos médicos?
Con los equipos de resonancia magnética y escaneo podrían llegar a ser detectados estos como pequeños cristales o chips dejados en el cuerpo por los extraterrestres, aunque al ser algunos de ellos de naturaleza orgánica y estar bien encubiertos, es difícil detectarlos.
¿Ha habido casos de abducción en las Sagradas Escrituras?
Se podría decir que en las historias de Enoc y Elías se estaría haciendo mención a sendas abducciones, aunque el estado consciente y la aceptación previa de las personas a la experiencia descartan la idea de secuestro.
¿Qué es lo real y qué lo falso en el tema de las abducciones?
El fenómeno ovni es complejo por cuanto supone otras realidades, y tratar de comprender la psicología de los extraterrestres cuando todavía no dominamos la nuestra es más problemático aún. Pero en el tema de las abducciones se puede entender, aunque no justificar, la experimentación o investigación a través de seres humanos. No hay que olvidar que aquí mismo en la Tierra ha habido terribles evidencias de manipulación y estudio a las personas.
Lo real es que no estamos solos, y que son muchas las distintas civilizaciones que nos visitan. Algunos pocos casos de secuestros serían reales, pero no todos los casos que se afirma que existen. La mayoría sería producto de la psicosis convenientemente creada en el público mediante la difusión de historias distorsionadas y exageradas o no comprobadas, a lo cual ayuda la poca credibilidad de las regresiones hipnóticas realizadas por investigadores de dudosa objetividad o marcadamente vinculados a una línea extrema del tema.
¿Qué o quién es el Chupacabras?
Sería supuestamente un animal presionado a salir de su hábitat del bosque producto de la invasión del ser humano, o también un animal mutante que se ha escapado o ha sido liberado de los laboratorios de genética terrestres y que ataca al ganado en general, dejando extrañas marcas. Otra explicación sería la de un híbrido monstruoso propio de las manipulaciones extraterrestres, e incluso un extraterrestre deportado o naufragado en el planeta. Una de las explicaciones más convincentes es la que el Chupacabras no existe como tal, y que es parte de la política de ocultamiento de los gobiernos para inculcarle miedo a la gente y alejarla de zonas "calientes" para la observación ovni.

“RAHMA ES AMAR, DIOS ES AMOR, CRISTO ES EL SEÑOR
Y LA MISIÓN ES POR LA HUMANIDAD”

Virgen de Guadalupe ! Muy interesante!





Fué aquel nombre con el que el pastor Juan Diego Cuauhtlatoa se refiriese a aquel misterioso y extraño encuentro en el cerro Tepeyac(México) con esa hermosa figura resplandesciente vestida de sol ante la incrédula mirada del obizpo Juan Zumárraga hace mas de 450 años, en 1531. Sólo una tela de fibra de maguey que alguna vez abrigó algunos pétalos fuera de estación y que en cuyo interior cobijase uno de los mas grandes misterios que hoy en día no se encuentra enterrado y abandonado a su suerte sino que está en la misma capital del otrora mas grande imperio de la antigua América a vista de todos sus fieles y del mundo entero.

Es la virgen "de Guadalupe", explicaron los españoles de la Nueva España al no entender la fonética mexicana náhuatl distorsionando su nombre y asociándolo inmediatamente con la virgen de Extremadura, España, labrada en oscura madera y que tiene al niño en sus manos.

Pero, ¿Quién era en realidad esta misteriosa figura, hoy en día cargada de tanta investidura espiritual y a la que se le atribuyen tantos inexplicables milagros? La respuesta no las da la misma antigüa historia y la misteriosa e inexplicable prueba convertida en simple tela.

Minuciosamente estudiado por Premios Nobel en Química, Biófisicos, Masters en Arte, miembros de academias mundiales de Oftalmología, fueron exponiendo uno a uno sus resultados. La tilma estaba retocada por manos humanas, solo el rostro, las manos, la túnica y el pie son originales.



Los ojos denotan profundidad y aumentado 2ooo veces demostraron reflejo óptico, 12 personas intensamente alumbradas y reflejadas en ambos ojos(incluído el obizpo Zumárraga), la tilma de fibra de maguey está a 36.6° constantes, y medinate un simple estetoscopio se llega a percibir en su abdomen hasta 115 pulsaciones por minuto.
La tilma no presenta en sus partes originales colorante artificial o natural alguno. Y mas increíble aún es que su manto presenta diseños de estrellas no puestas al azar, sino representando gráficamente la exacta configuración y posición que presentaba el cielo de México aquel día del avistamiento. La constelación de Ophiucus, Libra, Scorpius, Lupus, Hydra, Crux(Cruz del Sur), Centaurus, Bootes, Ursa Maior, Coma Berenices, Canes Venatici, Thuban, Draco, Auriga y Taurus.(46 estrellas).

El misterio nadie lo puede negar, la evidencia fué estudiada y está ahi mismo. Como fuere, La Virgen de Guadalupe o Tecoatlaxupe está para recordarnos que la vida es justamente eso, un misterio, emisarios, mensajeros, o ángeles nos visitarán siempre tratando de decirnos algo, ¿Será acaso que la Madre Tierra, estará embarazada(por el lazo negro) y que está pronto a alumbrar en este parto planetario en este proceso de cambio o mutación planetaria?, ¿Se habrá cumplido acaso el tiempo de gestación?, ¿Faltará mucho?, ¿Será en el 2012?.

domingo, 27 de septiembre de 2009

El Ego: El Estado Actual De La Humanidad




Las palabras, ya sean vocalizadas y convertidas en sonido o formuladas silenciosamente en los pensamientos, pueden ejercer un efecto prácticamente hipnótico sobre la persona. Es fácil perdernos en ellas, dejarnos arrastrar por la idea implícita de que el simple hecho de haberle atribuido una palabra a algo equivale a saber lo que ese algo es.

La realidad es que no sabemos lo que ese algo es. Solamente hemos ocultado el misterio detrás de un rótu­lo. En últimas, todo escapa al [..Leer todo..]undefinedconocimiento: un ave, un árbol, hasta una simple piedra, y sin duda alguna el ser humano. Esto se debe a la profundidad inconmensurable de todas las cosas. Todo aquello que podemos percibir, experimentar o pensar es apenas la capa superficial de la realidad, menos que la punta de un témpano de hielo.

Debajo de la superficie no solamente todo está conectado entre sí, sino que también está conectado con la Fuente de la vida de la cual provino. Hasta una piedra, aunque más fácilmente lo harían una flor o un pájaro, podría mostrarnos el camino de regreso a Dios, a la Fuente, a nuestro propio ser. Cuando observamos o sostenemos una flor o un pájaro y le permitimos ser sin imponerle un sustantivo o una etiqueta mental, se despierta dentro de nosotros una sensación de asombro, de admiración.

Su esencia se comunica calladamente con nosotros y nos permite ver, como en un espejo, el reflejo de nuestra propia esencia. Esto es lo que sienten los grandes artistas y logran transmitir a través de sus obras. Van Gogh no dijo: “Esa es sólo una silla vieja”. La observó una y otra vez. Percibió la calidad del ser de la silla. Y entonces se sentó ante el lienzo y tomó el pincel. La silla se habría vendido por unos cuantos dólares. La pintura de esa misma silla se ven­dería hoy por más de $25.000 millones.

Cuando nos abstenemos de tapar el mundo con palabras y rótulos, recuperamos ese sentido de lo milagroso que la humani­dad perdió hace mucho tiempo, cuando en lugar de servirse del pensamiento, se sometió a él. La profundidad retorna a nuestra vida.

Las cosas recuperan su frescura y novedad. Y el mayor de los milagros es la experiencia de nuestro ser esencial anterior a las palabras, los pensamientos, los rótulos mentales y las imágenes. Para que esto suceda debemos liberar a nuestro Ser, nuestra sen­sación de Existir, del abrazo sofocante de todas las cosas con las cuales se ha confundido e identificado. Es de ese proceso de liberación del que trata este libro.

Mientras más atentos estamos a atribuir rótulos verbales a las cosas, a las personas o a las situaciones, más superficial e inerte se hace la realidad y más muertos nos sentimos frente a la rea­lidad, a ese milagro de la vida que se despliega continuamente en nuestro interior y a nuestro alrededor. Ese puede ser un camino para adquirir astucia, pero a expensas de la sabiduría que se esfuma junto con la alegría, el amor, la creatividad y la vivacidad. Estos se ocultan en el espacio quieto entre la percepción y la interpretación. Claro está que las palabras y los pensamientos tienen su propia belleza y debemos utilizarlos, pero ¿es preciso que nos dejemos aprisionar en ellos?

Las palabras buscan reducir la realidad a algo que pueda estar al alcance de la mente humana, lo cual no es mucho. El lenguaje consta de cinco sonidos básicos producidos por las cuerdas vocales. Son las vocales “a, e, i, o, u”. Los otros sonidos son las consonan­tes producidas por la presión del aire: “s, f, g”, etcétera. ¿Es po­sible creer que alguna combinación de esos sonidos básicos podría explicar algún día lo que somos o el propósito último del univer­so, o la esencia profunda de un árbol o de una roca?

LA ILUSIÓN DEL SER

La palabra “yo” encierra a la vez el mayor error y la verdad más profunda, dependiendo de la forma como se utilice. En su uso convencional, no solamente es una de las palabras utilizadas más frecuentemente en el lenguaje (junto con otras afines como: “mío” y “mi”), sino también una de las más engañosas. Según la utilizamos en la cotidianidad, la palabra “yo” encierra el error pri­mordial, una percepción equivocada de lo que somos, un falso sentido de identidad.

Ese es el ego. Ese sentido ilusorio del ser es lo que Albert Einstein, con su percepción profunda no solamente de la realidad del espacio y el tiempo sino de la naturaleza huma­na, denominó “ilusión óptica de la conciencia”. Esa ilusión del ser se convierte entonces en la base de todas las demás interpretacio­nes o, mejor aún, nociones erradas de la realidad, de todos los procesos de pensamiento, las interacciones y las relaciones. La realidad se convierte en un reflejo de la ilusión original.

La buena noticia es que cuando logramos reconocer la ilusión por lo que es, ésta se desvanece. La ilusión llega a su fin cuando la reconocemos. Cuando vemos lo que no somos, la realidad de lo que somos emerge espontáneamente. Esto es lo que sucederá a medida que usted lee lenta y cuidadosamente este capítulo y el siguiente, los cuales tratan sobre la mecánica del falso yo al cual llamamos ego. Así, ¿cuál es la naturaleza de este falso ser?

Cuando hablamos de “yo” generalmente no nos referimos a lo que somos. Por un acto monstruoso de reduccionismo, la pro­fundidad infinita de lo que somos se confunde con el sonido emitido por las cuerdas vocales o con el pensamiento del yo que tengamos en nuestra mente y lo que sea con lo cual éste se identifique. ¿Entonces a qué se refieren normalmente el yo, el mi y lo mío?

Cuando un bebé aprende que una secuencia de sonidos emi­tidos por las cuerdas vocales de sus padres corresponde a su nom­bre, el niño comienza a asociar la palabra, la cual se convierte en pensamiento en su mente, con lo que él es. En esa etapa, algunos niños se refieren a sí mismos en tercera persona. “Felipe tiene hambre”. Poco después aprenden la palabra mágica “yo” y la asocian directamente con su nombre, el cual ya corresponde en su mente a lo que son.

Entonces se producen otros pensamientos que se fusionan con ese pensamiento original del “yo”. El paso si­guiente son las ideas de lo que es mío para designar aquellas cosas que son parte del yo de alguna manera. Así sucede la identifica­ción con los objetos, lo cual implica atribuir a las cosas (y en últimas a los pensamientos que representan esas cosas) un sentido de ser, derivando así una identidad a partir de ellas. Cuando se daña o me quitan “mi“ juguete, me embarga un sufrimiento intenso, no porque el juguete tenga algún valor intrínseco (el niño no tarda en perder interés en él y después será reemplazado por otros juguetes y objetos) sino por la idea de lo “mío“. El juguete se convirtió en parte del sentido del ser, del yo del niño.

Sucede lo mismo a medida que crece el niño, el pensamiento original del “yo” atrae a otros pensamientos: viene la identifica­ción con el género, las pertenencias, la percepción del cuerpo, la nacionalidad, la raza, la religión, la profesión. El Yo también se identifica con otras cosas como las funciones (madre, padre, espo­so, esposa, etcétera), el conocimiento adquirido, las opiniones, los gustos y disgustos, y también con las cosas que me pasaron a “mí” en el pasado, el recuerdo de las cuales son pensamientos que contribuyen a definir aún más mi sentido del ser como “yo y mi historia”.

Estas son apenas algunas de las cosas de las cuales de­rivamos nuestra identidad. En últimas no son más que pensa­mientos sostenidos precariamente por el hecho de que todos com­parten la misma noción del ser. Esta interpretación mental es a la que normalmente nos referimos cuando decimos “yo”. Para ser más exactos, la mayoría de las veces no somos nosotros quienes hablamos cuando decimos y pensamos el “Yo”, sino algún aspec­to de la interpretación mental, del ser egotista. Una vez acaecido el despertar continuamos hablando de “yo”, pero con una noción emanada de un plano mucho más profundo de nuestro ser inte­rior.

La mayoría de las personas continúa identificándose con el torrente incesante de la mente, el pensamiento compulsivo, prin­cipalmente repetitivo y banal. No hay un yo aparte de los proce­sos de pensamiento y de las emociones que los acompañan. Eso es lo que significa vivir en la inconciencia espiritual. Cuando se les dice que tienen una voz en la cabeza que no calla nunca, pregun­tan, “¿cuál voz?” o la niegan airadamente, obviamente con esa voz, desde quien piensa, desde la mente no observada. A esa voz casi podría considerársela como la entidad que ha tomado pose­sión de las personas.

Algunas personas nunca olvidan la primera vez que dejaron de identificarse con sus pensamientos y experimentaron brevemente el cambio, cuando dejaron de ser el contenido de su mente para ser la conciencia de fondo. Para otras personas sucede de una manera tan sutil que casi no la notan, o apenas perciben una corriente de alegría o paz interior, sin comprender la razón.

LA VOZ DE LA MENTE

En mi caso, ese primer destello de conciencia se manifestó siendo estudiante de primer año en la Universidad de Londres. Solía tomar el metro dos veces a la semana para ir a la biblioteca de la universidad, generalmente a eso de las nueve de la mañana, terminando la hora de la congestión. Una vez me senté al frente de una mujer de unos treinta años. La había visto otras veces en el mismo tren. Era imposible no fijarse en ella.

Aunque el tren estaba lleno, nadie ocupaba los dos asientos al lado de ella, sin duda porque parecía demente. Se veía extremadamente tensa y hablaba sola sin parar, en tono fuerte y airado. Iba tan absorta en sus pensamientos que, al parecer, no se daba cuenta de lo que sucedía a su alrededor.

Llevaba la cabeza inclinada hacia abajo y ligeramente hacia la izquierda, como si conversara con alguien que estuviera en el asiento vacío de al lado. Aunque no recuerdo el contenido exacto de su monólogo, era algo así: “Y entonces ella me dijo… y yo le contesté que era una mentirosa y cómo te atreves a acusarme… cuando eres tú quien siempre se ha aprove­chado de mi… Confié en ti y tú traicionaste mi confianza…”. Tenía el tono airado de alguien a quien se ha ofendido y que necesita defender su posición para no ser aniquilado.

Cuando el tren se aproximaba a la estación de Tottenham Court Road, se puso de pie y se dirigió a la puerta sin dejar de pronunciar el torrente incesante de palabras que salían de su boca. Como era también mi parada, me bajé del tren detrás de ella. Ya en la calle comenzó a caminar hacia Bedford Square, todavía inmersa en su diálogo imaginario, acusando y afirmando rabiosamente su posición.

Lleno de curiosidad, la seguí mientras conti­nuó en la misma dirección en la que yo debía ir. Aunque iba absorta en su diálogo imaginario, aparentemente sabía cuál era su destino. No tardamos en llegar a la estructura imponente de Senate House, un edificio de los años 30 en el cual se alojaban las oficinas administrativas y la biblioteca de la Universidad. Sentí un estre­mecimiento. ¿Era posible que nos dirigiéramos para el mismo sitio?

Exactamente, era hacia allá que se dirigía. ¿Era profesora, estudiante, oficinista, bibliotecaria? Iba a unos veinte pasos de distancia de tal manera que cuando rebasé la puerta del edificio (el cual fue, irónicamente, la sede de la “Policía de la mente” en la versión cinematográfica de 1984, la novela de George Orwell), había desaparecido dentro de uno de los ascensores.

Me sentí desconcertado con lo que venía de presenciar. A mis 25 años sentía que era un estudiante maduro en proceso de convertirme en intelectual y estaba convencido de poder dilucidar todos los dilemas de la existencia humana a través del intelecto, es decir, a través del pensamiento. No me había dado cuenta de que pensar inconscientemente es el principal dilema de la existencia humana. Pensaba que los profesores eran sabios poseedores de todas las respuestas y que la Universidad era el templo del conocimiento.

¿Cómo podía una demente como ella formar parte de eso? Seguía pensando en ella cuando entré al cuarto de baño antes de dirigirme a la biblioteca. Mientras me lavaba las manos, pensé, “Espero no terminar como ella”. El hombre que estaba a mi lado me miró por un instante y me sobresalté al darme cuenta de que no había pensado las palabras sino que las había pronunciado en voz alta. “Por Dios, ya estoy como ella”, pensé.

¿Acaso no estaba tan activa mi mente como la de ella? Las diferencias entre los dos eran mínimas. La emoción predominante era la ira, mientras que en mi caso era principalmente la ansiedad. Ella pensaba en voz alta. Yo pensaba, principalmente, dentro de mi cabeza. Si ella estaba loca, entonces todos estábamos locos, incluido yo mismo. Las diferencias eran solamente cuestión de grado.

Por un momento pude distanciarme de mi mente y verla, como quien dice, desde una perspectiva más profunda. Hubo un paso breve del pensamiento a la conciencia. Continuaba en el cuarto de baño, ya solo, y me miraba en el espejo. En ese momen­to en que pude separarme de mi mente, solté la risa. Pudo haber sonado como la risa de un loco, pero era la risa de la cordura, la risa del Buda del vientre grande.

“La vida no es tan seria como la mente pretende hacérmelo creer”, parecía ser el mensaje de la risa. Pero fue solamente un destello que se olvidaría rápidamente. Pasaría los siguientes tres años de mi vida en un estado de angus­tia y depresión, completamente identificado con mi mente. Tuve que llegar casi hasta el suicidio para que regresara la conciencia y, en esa ocasión, no fue apenas un destello. Me liberé del pensa­miento compulsivo y del yo falso ideado por la mente.

El incidente que acabo de narrar no solamente fue mi primer destello de conciencia, sino que también sembró en mi la duda acerca de la validez absoluta del intelecto humano. Unos meses más tarde sucedió una tragedia que acrecentó mis dudas. Un lunes llegamos temprano en la mañana para asistir a la conferencia de un profesor al que admiraba profundamente, sólo para enterarnos de que se había suicidado de un disparo durante el fin de semana.

Quedé anonadado. Era un profesor muy respetado, quien parecía tener todas las respuestas. Sin embargo, yo todavía no conocía ninguna otra alternativa que no fuera cultivar el pensamiento. Todavía no me daba cuenta de que pensar es solamente un aspec­to minúsculo de la conciencia y tampoco sabía nada sobre el ego y menos aún sobre la posibilidad de detectarlo en mi interior.

CONTENIDO Y ESTRUCTURA DEL EGO

La mente egotista está completamente condicionada por el pasado. Su condicionamiento es doble y consta de contenido y estructura.

Para el niño que llora amargamente porque ya no tiene su juguete, éste representa el contenido. Es intercambiable con cualquier otro contenido, otro juguete u objeto. El contenido con el cual nos identificamos está condicionado por el entorno, la crianza y la cultura que nos rodea. El hecho de que sea un niño rico o pobre, o que el juguete sea un trozo de madera en forma de animal o un aparato electrónico sofisticado no tiene importancia en lo que se refiere al sufrimiento provocado por su pérdida.

La razón por la que se produce ese sufrimiento agudo está oculta en la palabra “mío” y es estructural. La compulsión inconsciente de promover nuestra identidad a través de la asociación con un objeto es parte integral de la estructura misma de la mente egotista.

Una de las estructuras mentales básicas a través de la cual entra en existencia el ego es la identificación. El vocablo “identificación” viene del latín “ídem” que significa “igual” y “facere” que significa “hacer”. Así, cuando nos identificamos con algo, lo “hacemos igual“. ¿Igual a qué? Igual al yo. Dotamos a ese algo de un sentido de ser, de tal manera que se convierte en parte de nuestra “identidad”. En uno de los niveles más básicos de iden­tificación están las cosas: el juguete se convierte después en el automóvil, la casa, la ropa, etcétera. Tratamos de hallarnos en las cosas pero nunca lo logramos del todo y terminamos perdiéndo­nos en ellas. Ese es el destino del ego.

LA IDENTIFICACIÓN CON LAS COSAS

Quienes trabajan en la industria de la publicidad saben muy bien que para vender cosas que las personas realmente no necesitan deben convencerlas de que esas cosas aportarán algo a la forma como se ven a sí mismas o como las perciben los demás, en otras palabras, que agregarán a su sentido del ser. Lo hacen, por ejemplo, afirmando que podremos sobresalir entre la multitud utilizando el producto en cuestión y, por ende, que estaremos más completos. O crean la asociación mental entre el producto y un personaje famoso o una persona joven, atractiva o aparentemente feliz.

Hasta las fotografías de las celebridades ancianas o fallecidas cuando estaban en la cima de sus carreras cumplen bien con ese propósito. El supuesto tácito es que al comprar el producto llegamos, gracias a un acto mágico de apropiación, a ser como ellos o, más bien, como su imagen superficial. Por tanto, en muchos casos no compramos un producto sino un “refuerzo para nuestra identidad”. Las etiquetas de los diseñadores son principalmente identidades colectivas a las cuales nos afiliamos. Son costosas y, por tanto, “exclusivas”. Si estuvieran al alcance de todo el mundo, perderían su valor psico­lógico y nos quedaríamos solamente con su valor material, el cual seguramente equivale a una fracción del precio pagado.

Las cosas con las cuales nos identificamos varían de una per­sona a otra de acuerdo con la edad, el género, los ingresos, la clase social, la moda, la cultura, etcétera. Aquello con lo cual nos iden­tificamos tiene relación con el contenido; por otra parte, la com­pulsión inconsciente por identificarse es estructural. Esta es una de las formas más elementales como opera la mente egotista.

Paradójicamente, lo que sostiene a la llamada sociedad de consumo es el hecho mismo de que el intento por reconocernos en las cosas no funciona: la satisfacción del ego dura poco y en­tonces continuamos con la búsqueda y seguimos comprando y consumiendo.

Claro está que en esta dimensión física en la cual habita nuestro ser superficial, las cosas son necesarias y son parte inevitable de la vida. Necesitamos vivienda, ropa, muebles, herramientas, transporte. Quizás haya también cosas que valoramos por su belleza o sus cualidades inherentes. Debemos honrar el mundo de las cosas en lugar de despreciarlo. Cada cosa tiene una cualidad de Ser, es una forma temporal originada dentro de la Vida Única informe fuente de todas las cosas, todos los cuerpos y todas las formas.

En la mayoría de las culturas antiguas se creía que todas las cosas, hasta los objetos inanimados, alojaban un espíritu y, en este sen­tido, estaban más cerca de la verdad que nosotros. Cuando se vive en un mundo aletargado por la abstracción mental, no se percibe la vida del universo. La mayoría de las personas no viven en una realidad viva sino conceptualizada.

Pero no podemos honrar realmente las cosas si las utilizamos para fortalecer nuestro ser, es decir, si tratamos de encontrarnos a través de ellas. Eso es exactamente lo que hace el ego. La iden­tificación del ego con las cosas da lugar al apego y la obsesión, los cuales crean a su vez la sociedad de consumo y las estructuras económicas donde la única medida de progreso es tener siempre más. El deseo incontrolado de tener más, de crecer incesantemente, es una disfunción y una enfermedad.

Es la misma disfunción que manifiestan las células cancerosas cuya única finalidad es multiplicarse sin darse cuenta de que están provocando su propia destrucción al destruir al organismo del cual forman parte. Algu­nos economistas están tan apegados a la noción de crecimiento que no pueden soltar la palabra y entonces hablan de “crecimien­to negativo” para referirse a la recesión.

Muchas personas agotan buena parte de su vida en la preocu­pación obsesiva por las cosas. Es por eso que uno de los males de nuestros tiempos es la proliferación de los objetos. Cuando perdemos la capacidad de sentir esa vida que somos, lo más probable es que tratemos de llenar la vida con cosas. A manera de práctica espiritual, le sugiero investigar su relación con el mundo de las cosas observándose a si mismo y, en particular, observando las cosas designadas con la palabra “mi”. Debe mantenerse alerta y ver honestamente si su sentido de valía está ligado a sus posesio­nes.

¿Hay cosas que inducen una sensación sutil de importancia o superioridad? ¿Acaso la falta de esas cosas le hace sentir inferior a otras personas que poseen más que usted? ¿Menciona casualmente las cosas que posee o hace alarde de ellas para aparecer superior a los ojos de otra persona y, a través de ella, a sus pro­pios ojos? ¿Siente ira o resentimiento cuando alguien tiene más que usted o cuando pierde un bien preciado?

Ascensión: Cómo Trabaja




Kryon

Kryon En Vivo como fue dado en Manhattan, Ciudad de Nueva York, NY, Febrero del 2.005. Canalizado por Lee Carroll para Kryon. De http://www.kryon.com/k_chanelmanhattan05.html .
La información de abajo es gratuita y está disponible para que la impriman, copien y distribuyan a gusto. Sin embargo, sus derechos de autor prohíben su venta de cualquier forma, excepto por el editor.

Publicado en este sitio web el 15 de Octubre del 2.005. Original en Inglés, traducción al Español por Dora Susana Peralta. Sitio de Lee Carroll en español: www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm .

Para ayudar al lector, Lee volvió a canalizar a Kryon, quien efectuó agregados para aclarar aún más los conceptos. Muchas veces, cuando la canalización se realiza en vivo, tiene una energía implícita que conlleva un tipo de comunicación que falta en la página impresa. Así que disfruten este mensaje mejorado dado en Manhattan, el mismo fin de semana en que Lee canalizó a Kryon en las Naciones Unidas a principios de 2005.

Saludos, queridos, soy Kryon del servicio magnético. ¿Así que antes que nada pensaron que esta sala estaba caldeada? ¡Esperen no más! (Refiriéndose a la falta de espacio y la forma en que todos están forzados a sentarse muy juntos). Aquí hay una comitiva que empieza a presionarlos. Comienza desde el fondo de la sala y luego avanza hacia el frente. Ha estado en este onceavo piso por algún tiempo. El martes (hace tres días) ocurrió algo aquí, muy entrada la noche. Esta sala comenzó a entibiarse y comenzaron a llegar las entidades. Ustedes conocen a algunas. La sala se preparó durante tres días para que todos cupiesen y pudiesen estar aquí para escuchar a la familia.

¡Sé quiénes son! Ésta no es una afirmación basada en el miedo. Sé quiénes son, integrantes de la familia. En esta sala sólo hay uno que llega al planeta por primera vez. Y por raro que parezca, es de los primeros en aceptar la energía, ya que recién llega de otro lado. No es inusual y no es inusitado que este recién llegado ya esté en el sendero. ¡El resto de ustedes vinieron y se fueron, vinieron y se fueron muchísimas veces de este planeta! Los llamamos “Almas Viejas” e incluso algunos de ustedes son Lemurianos ─y ustedes saben quiénes son. Todos ustedes se congregaron en un pequeño lugar.

Todos ustedes saben que esto se está transcribiendo en este momento. Esta trascripción llegará a los ojos y oídos de muchos lectores y oyentes. Así que, queridos míos en esta sala, saludemos a los lectores y oyentes, porque ellos también están aquí ahora. Dejen que se reúnan con ustedes en esta sala., saludemos a los lectores y oyentes, porque ellos también están aquí en este momento. Permitan que se reúnan con ustedes en esta sala… habrá decenas de miles de ellos. Este mensaje en especial estará disponible para los de la Tierra mucho después que el vehículo del canal se haya ido y esté en el hogar conmigo. Sabemos que los lectores de esta página participarán de esta energía a través del futuro de ustedes, al que llamamos historia. (Kryon ve el futuro de la Tierra como “historia” ya que el futuro se convierte en el pasado sólo debido al paso del tiempo, y Kryon está en el “ahora”.)

De modo que, lector, te damos la bienvenida y decimos que las palabras de hoy son para todos ustedes. Oyente y lector, me dirigiré a usted ahora y le haré la pregunta que hemos formulado tantas veces: ¿Por qué está aquí? ¿Por qué posa sus ojos en la página y por qué está escuchando esto? ¿Vino por sanación, tal vez? Oh, éste sería un buen lugar para eso. ¿Lo ha logrado todo, o está trabajando en esas cosas? ¿Está interesado en progresar a través de algo que describimos como iluminación? ¿Quiere ser Faro?

Hoy les daremos este mensaje en su totalidad, con libre albedrío. Se refiere al libre albedrío y a la elección de avanzar espiritualmente. Es un mensaje fundamental, un mensaje sencillo, pero contesta algunas de las preguntas una vez más, todas reunidas en un único lugar para que reflexionen. Muchos han estado haciendo preguntas acerca de la iluminación. Así que permítanme que me dirija a ustedes –a todos ustedes, lector, oyente- y les diga: ¿Vinieron para ser sanados? Hoy en día es un tema habitual aquí, ¿no es así?

Lector, ¿por qué miras esto? ¿Hay algo aquí para ti? ¿Qué está surgiendo a través de tu cuerpo que te gustaría cambiar hoy mismo? Ahora la divinidad presiona sobre esta sala. Aquí hay guías que no sabes que tienes. ¿Te gustaría saludarlos? Tal vez desees comenzar a sentirlos, porque tienen permiso para tocarte. Es posible que algunos de ustedes incluso los huelan… a los que no esperaban encontrar aquí.

Les hablé repetidamente de un sistema, pero aún no lo comprenden y todavía no creen en él. Quizá hoy sean tocados de manera tal que crean por fin. Les dijimos que los que amaron y perdieron se convirtieron en parte de su equipo de Guías para toda su vida. ¿Lo sabían? ¿Lo creen? Ah, éste es el concepto misterioso, ¿no es así? Ustedes mismos, la última vez que hicieron su transición en el planeta, se convirtieron en el Guía de alguien que está vivo actualmente. Eso significa que planearon un doble rol en la Tierra. Creen que están deambulando solos y se miran al espejo y ven un rostro. Pero déjenme decirles algo nuevamente: Están en muchos lugares haciendo cosas maravillosas en este planeta. Todavía están con otras personas de su propio grupo kármico como sus Guías. ¿Lo sabían?

Quizá digan: “¿Cómo puede ser? No siento eso.” Sí, lo sienten. A veces ocasiona lo que han dado en llamar almas gemelas, o espíritus afines… toda suerte de conexiones que sienten con algunas personas con las que no están alineadas, con las que nunca lo estarán, pero que encuentran a lo largo del camino. Y cuando se encuentran con ellas, dicen: “Hay alguna conexión, pero no sé cuál es.” Y no tienen ni idea de que comparten un vínculo cuántico – hasta es posible que cada uno de ustedes sea el Guía del otro. Esto es tan complejo que no tenemos intención de comenzar a explicarlo siquiera. Llegará el día en que otra vez lo comprenderán totalmente. Lo mencionamos sólo para que puedan empezar a entender la verdadera relación que tienen los unos con los otros e incluso conmigo. Más adelante, este mismo año, les diré todo al respecto.

Ustedes vienen a este planeta preparados para ayudar a la humanidad y piensan que están solos y creen que son singulares. ¿Quieren saber por qué están aquí? Se los diré. Permítanme repetirlo una vez más. Hubo una vez en que se reclinaron en el viento del nacimiento, cuando los teníamos de la mano, reteniéndolos por un momento. Ustedes aún no habían entrado, y todavía no era el momento de irse, y les preguntamos: “¿Están seguros de querer ir? ¿Realmente quieren que los reciban en la Tierra?” Y ustedes dijeron: “Sí. Miren lo que está sucediendo allá abajo, hay potencial – el potencial para que nosotros podamos cambiar todo eso.”

¿Comprendieron, notaron alguna vez, pensaron alguna vez, que quizá todas sus vidas pasadas, sumadas en conjunto, fueron como clases a las que asistieron para graduarse? ¿Se hubiesen perdido esa graduación? Por eso están aquí. Todo lo que hicieron en otras vidas condujo a esto. Ahí estaban, reclinados en el viento del nacimiento, con todos sus yo magnificentes. La interdimensionalidad de ustedes resplandecía y centelleaba en lo que llamarían la parte holográfica – girando, un diamante dentro de otro. ¡Fabuloso! Rodeados de entidades que iban a ingresar con ustedes para ayudarlos, porque ustedes son como una pequeña hueste. La grande y todas las que la rodean. Finalmente se soltaron y comenzaron el viaje, y mientras caían en ese lugar que llaman nacimiento, nos hablaban todo el tiempo. “Es éste”, decían, “Es el momento que planifiqué. No importa qué edad tenga cuando despierte a mi propósito superior. Tendré la edad perfecta y tendré libre elección y espero verlo. Espero verlo en esta vida. No sé qué edad tendré cuando lo vea, pero tendré la edad perfecta para encontrar la maestría en mi interior y convertirme en un Faro para el planeta y hacer la diferencia.”

¡No hay nadie aquí que esté leyendo o escuchando que no haya tenido ese escenario y sin embargo se preguntan por qué los amamos como lo hacemos! Les pinto un cuadro vívido de la forma en que comenzó, ¿no es verdad? Es aún más glorioso. No se lo pueden imaginar. ¡Así que son benditos entre los seres del Universo! Todos ellos están conectados con ustedes y conocen su nombre (no el que tienen ahora, el real), el que les cantamos en Luz cada vez que los vemos.

El propósito de la vida es descubrir la vida dentro de la vida…la divinidad que se oculta en una existencia tridimensional. ¿Será que nacieron para eso? ¿Se sienten llamados a descubrirlo? Algunos lo hacen. Otros no. Así funciona el libre albedrío.

¿Por Qué Comenzar?

Así que hablemos de esa libre elección y lo que tienen ante ustedes. La mente humana intelectual formula preguntas lógicas acerca del ser no intelectual, interdimensional. Las preguntas son siempre las mismas: “Bueno, Kryon, nos gustaría hacer esto, pero, ¿sabes?, no hay muchas pruebas. Danos algunas confirmaciones y quizá comencemos ese viaje de iluminación.” Éste es un asunto interesante para los Humanos. No hay verdadera retroalimentación, de una forma interdimensional, porque aún no son interdimensionales, ¿saben?

Piensen en esto: Cuando llegan al planeta en 3D, una de las primeras cosas que hacen es saber cómo comer. Es instintivo y lo hacen. Saben cómo empezar y saben cuándo detenerse. No parece preocuparles que tengan que comer todos los días, aunque hayan comido el día anterior. ¿No es curioso? Y siempre tienen retroalimentación tridimensional, de manera química, que les informa cuando están llenos. Todos ustedes saben cómo consumir alimentos.

¿Y si también hubiese un hambre interdimensional? Muchos de ustedes están comenzando a despertar a eso porque se está levantando el velo. Y qué pasa si es como un apetito espiritual y preguntan: “¿Cómo empiezo? ¿Dónde está el alimento? ¿Qué hago? ¿Cuándo estoy lleno? ¿Cuando estoy demasiado lleno?” Así que les decimos que ése es un dilema. Es como la gallina y el huevo. No hay retroalimentación interdimensional hasta que se vuelven interdimensionales. De modo que la primera pregunta es: “¿Cómo comienzo? ¿Dónde empiezo? ¿Está comprobado que sea real?”

La única prueba que les presentamos es ésta: ¿Por qué estarían aquí preguntándolo si no fuese así? ¿Por qué posan sus ojos en la página? ¿Hay realmente alguna clase de apetito espiritual interdimensional que los visite ahora y diga: “¿Hay más que lo que me dijeron? ¿Hay algo más?” Que ésa sea la prueba por ahora, ─que esté aquí ante ustedes y que la estén viendo. ¿O todos ustedes piensan que es una coincidencia? Querido, si estás sentado aquí, o leyendo estas palabras y no tienes apetito espiritual, entonces deja de empeñarte. No es para ti; no es el momento; tal vez nunca lo sea. No importa, ya que estamos enfrentándonos al libre albedrío. Se los crea con una dualidad. Cuando formulen las preguntas que están haciendo, con toda propiedad, y las respuestas no les suenen verdaderas, entonces dejen todo esto de lado. Y en un momento, les diremos que les ocurrirá si lo hacen.

“Kryon, ¿cómo comienzo?” La cosa más difícil de la que hayamos hablado jamás es ponerse en marcha, y si lo recuerdan, nos referimos a eso anteriormente. Si están listos para empezar, entonces encuentren el alimento espiritual que los aplaque más. ¿Está en la canalización? ¿Está en la historia? ¿Estará en el estudio de las religiones antiguas y lo que tenían que decir acerca de Dios? ¿Qué es lo que alimentará mejor su apetito espiritual? ¿Dónde comienzan? A veces es posible sentarse a solas y decir: “Querido Espíritu, te pido con pura intención que abras la puerta y comiences el proceso conmigo.” Puede comenzar sin leer nada, sin estudiar historia, sin abrir un libro o hablar con alguien. Hay tantas formas distintas como ojos hay en esta página y oídos que oyen esto. Los procesos son individuales, así como ustedes son únicos, y corresponderán a la conciencia con la que llegaron –ni acertados, ni desacertados, sólo alimento divino interdimensional.

Iniciando el Sendero

“Querido Kryon, ¿cómo comienzo? ¿Cómo es?” La linealidad, la forma en que funcionan las cosas en sus tres dimensiones, generalmente causa un problema práctico interesante. Abren esa puerta, le ruegan a Dios para iniciar el proceso, luego se sientan ahí esperando que ocurra algo. Algunos de ustedes se quejan de que no está sucediendo con suficiente rapidez. “Abrí la puerta; estuve sentado aquí durante mucho tiempo y sin embargo no pasó nada.” Y no comprenden y no se dan cuenta de que ustedes son Dios. ¿Y si les dijese que ya están del otro lado de esa puerta así como del lado en que están ahora? ¿Lo comprenderían? Ahora bien, si eso es cierto, y realmente están en dos lugares al mismo tiempo –una criatura dual- ¡eso significa que en realidad se ayudan a ustedes mismos a abrir esa puerta! ¿Empiezan a entender lo que significa? Quizá sean ustedes los amos de la puerta.

¡No se queden sin hacer nada, esperando que Dios haga algo! ¡Recojan las herramientas que les da el reino angelical (la intuición) por esa puerta, adhiéranlas a ustedes y empiecen a trabajar! Así es como empiezan. No se queden sin hacer nada. “Bueno, Kryon, ¿cómo sé si lo tengo? Cuando ingiero alimentos, sé cuando estoy lleno. Pero aquí no sé qué recibí y no tengo idea de cuánto pedir. ¿Qué hago?” Aún no lo entienden. Hay un abrigo de muchos colores con su nombre en él. Se los dieron a través de la puerta. Es su abrigo. Es el manto del Espíritu y cuando ustedes lo toman quizá les preocupa cuál brazo meten primero, pero se adapta a ustedes perfectamente. ¡Saben que lo tienen puesto porque lo sienten encima y no tienen frío! No podría adecuarse mejor a ustedes. ¡Fue confeccionado para ustedes durante años! Todos sus colores representan su vida, las soluciones a sus desafíos, y la razón para venir aquí. Así que la respuesta es que experimenten la prueba. Lo sienten a nivel emocional. Tal vez no sientan que tienen puesto el abrigo, pero sienten su “calidez” espiritual, así que saben que está ahí.

Tal vez pregunten entonces: “¿Y en qué momento obtengo las herramientas y cómo sé que las tengo?” La respuesta es ésta: Si pueden dar la pura intención para estas cosas, entonces las tienen. Tal vez no se las den cuando esperan, tampoco. Y quizá no las sientan como creyeron que deberían sentirse. Algunos dicen: “Hace tiempo que hago meditación. Sé qué siento cuando estoy “sintonizado”. Me pongo en esta posición, y mientras estoy ahí, mantengo mi mente en cierto estado de conciencia. ¿Es eso?” No. Desafortunadamente, no pueden utilizar ese método para validar la experiencia del despertar. Les hemos dado la metáfora anteriormente. Esa estación de radio que estaban sintonizando está saliendo de la frecuencia. La frecuencia está aumentando. ¡Van a tener que girar ese dial y encontrar la nueva frecuencia prácticamente cada vez que se sienten a meditar! Ahora bien, es bastante difícil, ¿no? Hay que trabajar mucho, ¿no? Estoy de acuerdo. De modo que ¿por qué no lo hacen automáticamente? ¿Por qué no entran en esa disposición que dice: “Soy una criatura divina del Espíritu. Estoy en condiciones de sintonizar la estación sin importar dónde se encuentre. Me sentaré aquí y vendrá a mí, porque yo atraigo la Luz. El abrigo que visto es divino y el color que tengo creará el enlace con la frecuencia misma que busco”? ¡Y realmente lo hará!

Querido Ser Humano, eso quiere decir que no tienes que formular las preguntas esotéricas respecto a cuánto, cuántos, o cuándo o dónde. Será como el abrigo que se amolda perfectamente. Espero que me hayas entendido. Lo sabrás porque se adapta, e intuitivamente sentirás su calidez. En el proceso de la puesta en marcha está implícita muchísima confianza. Muchos buscan las 3D y se decepcionan. No comprenden que el resultado de iniciar el proceso de la ascensión es una “sabiduría del Espíritu” que los colma y les permite saber que están empezando el proceso. Sencillamente no se puede explicar, e incluso luego de haberlo experimentado, no lo puede explicar nadie más. Explíquenle a una criatura del espacio que no necesita comer qué significa estar ahíto. ¡No tendrá una referencia ni siquiera para la comida! Es bastante difícil.

¡Demasiado!

A veces algunos dicen: “¡Ya es demasiado! Hice todas esas cosas y repentinamente tengo demasiado. No puedo dormir de noche y está interrumpiendo mi trabajo. Tiene que ir más lentamente. ¿Cómo lo desaceleramos?” Permítanme que les diga algo. Cuando abren esa puerta y les dan ese hermoso abrigo, los rodea un reino angelical de hermanos y hermanas que ustedes conocen y conocieron y todos ellos están dispuestos a ir a trabajar para ustedes y con ustedes. Oh, sé que suena sencillo, y es una metáfora, pero no podemos hacerlo mejor en 3D.

¡Cuando abran la puerta con su pura intención, muchísimos de nosotros nos volcaremos ahí y empujaremos con toda la fuerza que nos permitan, porque hemos estado esperando durante largo tiempo que abran esa puerta! ¡Desde que nacieron, han estado ahí partes de ustedes que desean reconectarse, así como lo deseamos todos nosotros! De modo que la respuesta a si van a recibir demasiado, es que sencillamente nos lo digan. Adivinen quién está al mando. Ustedes. ¿Creyeron que habría algún Dios en el cielo? No. Son ustedes. Así que todo lo que tienen que decir es: “¡Ve más despacio, Querido Espíritu, aprecio tanta atención, pero también apreciaría no tener un salón de baile en mi dormitorio y a todos los ángeles bailando alrededor mientras trato de dormir! Ve más despacio.” Y lo haremos. Nos sintonizaremos con ustedes, porque ustedes son sus propios jefes. Nosotros les daremos toda esta energía a la velocidad que sea apropiada para su aprendizaje, para su actitud, para que concilien el sueño. Ustedes tienen el mando total y absoluto.

Pero repasemos una vez más el concepto de que quizá ustedes estén abajo en la Tierra y entonces haya un Dios en el cielo. Desde esa perspectiva, cuando comiencen a hacer cosas, el Dios en el cielo va a descender y hacer las cosas con ustedes, a ustedes y para ustedes. Así que ese enfoque dice que en realidad ustedes no pueden controlar eso, ya que Dios es más grande que ustedes. Lo cierto es, como les hemos dicho durante 16 años, que no hay un Dios en el cielo. En vez de eso, hay divinidad en la estructura celular que quiere visitar a la parte de Dios que reside en ustedes.

Hay energías en Gaia que también son Dios. El aire mismo que respiran es interdimensional y tiene vida, y también se lo llama Dios. Y los indígenas lo sabían y trataron de transmitirlo a sus nuevas culturas que simplemente no lo creyeron. Vendrá el día en que incluso la ciencia lo probará. ¡La Tierra está viva! La mayor parte de la naturaleza también lo está, incluso las cosas que ustedes creen que no lo están ─como el aire que respiran… todo está coordinado para la vida en la Tierra y para una revelación divina creada mediante la pura intención.

El Factor de la Ascensión

Quizá todavía haya quienes digan: “Me interesa de veras abrir esa puerta espiritual en mi vida. No leí demasiado acerca de eso, pero parece que puedo obtener la ascensión… la verdadera ascensión. Si hago todas esas cosas correctamente, quiere decir que puedo salir de aquí ─flotar lejos. No tengo que seguir siendo un Humano y desapareceré tal como lo hizo Elías. ¡Me anoto! Me gustaría hacerlo.”

Permítanme hablarles de eso una vez más. Ustedes se olvidan del plan debido a la dualidad y, como es debido, olvidan todo lo que tenían planeado cuando se reclinaron en el viento del nacimiento. Yo lo recuerdo. Les hablábamos, los reteníamos, nos asegurábamos de que verdaderamente lo querían y estaban listos. Ahora miran alrededor y comienzan a recordar que realmente les estamos diciendo la verdad, pero también leyeron en la historia del pasado que ascensión significa evaporarse y “estar con Dios”. No funciona así en esta nueva energía, pero muchos lo buscan de todos modos. Piensan que si aceptan esta espiritualidad, se pueden alejar de todo lo que los rodea… ¡y muchos lo hacen!

¿Alguna vez oyeron decir que alguien es demasiado espiritual para ser de alguna utilidad aquí ─que tienen la “cabeza en las nubes”, y que no hay ni un ápice de practicidad en él? Es la clase de persona que desea utilizar toda esta información espiritual para huir. ¿Tiene sentido para ustedes? No si recuerdan para qué están aquí realmente ─y es para construir un puente llamado Paz en la Tierra. Están aquí para sostener la luz, que brillará en los lugares oscuros que necesitan ser iluminados para que todos puedan ver con mayor claridad la libre elección. Están aquí para ser un ejemplo y muchas veces erguirse solitarios en las playas más peligrosas del planeta. Ésa es la ascensión. No se alejan flotando, no hacen puf en la noche y se convierten en un ser ascendido que deja el planeta. ¡Es mucho más grandioso que eso! Realmente “mueren para sí mismos” y tienen una especie de renacimiento con su nombre y con su cuerpo actual, pero con una compostura interdimensional totalmente nueva. Ésa es la ascensión. Y van de un lugar a otro con nuevas herramientas espirituales. Las personas ven su Luz, y no tienen que hacerlo romántico, predicarlo, ni darles un libro de Kryon. Todo lo que tienen que hacer es tener una Luz tan brillante que ellas se enamoren de lo que son. Y, queridos, no es tan difícil cuando llevan consigo el amor de Dios a ese punto.

Eso es lo que llevan de lugar en lugar ¿saben? Es el amor de Dios. Y no invade el espacio de nadie. Todo lo contrario. Crea un espacio de equilibrio en el que muchos quieren estar. Es un lugar especial, con una paz tan potente, que atraen a los que no tienen equilibrio. ¡Ellos desean estar con ustedes porque ustedes están equilibrados! ¡Oh, les hemos dado muchísimas parábolas acerca de cómo funciona esto! Cuídense, y todo lo demás se arreglará.

¡Sólo Las Partes Buenas, Por Favor!

“Kryon, sólo quiero las partes buenas. Me dijeron que quizá haya algunos obstáculos a lo largo del camino.” Oh, sí – seamos claros al respecto. Piensen en eso. ¿Qué pasará en su entorno si hacen esto, si comienzan un cambio espiritual, si empiezan a iluminar un lugar oscuro y están con otros que se acostumbraron a la oscuridad? Quizá ustedes no les caigan bien. Ellos pertenecen a una energía que no será aquella a la que se dirigen ustedes, así que habrá que hacer algunos ajustes. Es el libre albedrío de ellos, pero también puede ser un camino áspero para ustedes. ¿Están listos para eso?

¿Y sus amigos? ¿Están listos ellos para aceptarlos? “¡No si me pongo raro, Kryon!” ¿Y si no se ponen raros, pero en cambio se vuelven equilibrados al encender su Luz? Benditos los Humanos que no tienen miedo de encender una luz y tomar el manto que se les arroja a través de la puerta, representado por el abrigo de muchos colores. Cuando se pongan ese abrigo, hasta los pequeños (los niños) los verán de otra forma. Benditos los niños que comprenden a una madre, a un padre, a una abuela, o a un abuelo, iluminados. Nunca disfrutarán tanto con sus hijos y los hijos de sus hijos como cuando decidan equilibrarse espiritualmente. Ellos no los rehuirán. No se esconderán de ustedes. De toda la humanidad de la Tierra, los pequeñitos son los que verán primero su Luz. No tengan miedo de perder a su familia, ya que no es parte de ningún requisito para la iluminación.

Pero aún así, es un camino difícil. “Kryon, sólo quiero las partes buenas. No quiero esas otras partes. ¿No hay un proceso donde sólo pueda ir a lo bueno?” Querido, ¡todo es bueno! ¡Ustedes predeterminaron qué desafío tendrá lugar y cuál “desafío” es negativo! ¿Y si el desafío es simplemente cepillar los cimientos para que puedan construir una casa nueva? ¿Y si el desafío es sencillamente pasar por las etapas del aprendizaje? Su pedido es como el de la mujer que dice: “No quiero la parte de la preñez y el parto para tener hijos. El cuento de la cigüeña me gusta muchísimo más.” ¡Bueno, eso es un mito! Ciertamente deben trabajar para todo y cualquier crecimiento, ya que es algo que sólo ustedes pueden hacer. Es lo que les da la dualidad.

¿Y Si Hago Caso Omiso De Toda Esta Información Espiritual?

“Kryon, ¿qué pasará si no lo hago? ¿Y si simplemente hago caso omiso de todo lo que nos estuviste diciendo durante los últimos 16 años?” Querido, te daré un ejemplo de cómo es esto. Es una hermosa historia y es prácticamente lo último que les daremos en esta canalización. Entre los que lean estas palabras o escuchen este mensaje habrá tal vez quienes digan: “Esto no es para mí. Realmente no lo quiero. Pero creo en Dios, así que ¿qué me ocurrirá si no avanzo en el camino espiritual? Quiero irme de aquí y olvidarme de este encuentro. Quiero dejar este libro y olvidar que lo leí alguna vez. ¿Qué me va a pasar? ¿Me castigarán? ¿Habrá oscuridad en mi vida? ¿Las cosas no me irán bien si ahora sencillamente ignoro todo aquello a lo que me expuse?”

Déjenme que les aclare algo, y ya lo mencionamos anteriormente. Lo daremos de nuevo, ya que hay algunos que todavía necesitan examinarlo en el contexto de este mensaje. Hace muchos, muchos años atrás, les dimos una parábola. Ha sido publicada y se denomina “La Parábola del Hijo Pródigo”. Dice así: el padre, a quien ustedes ven metafóricamente como Dios, envía dos hijos al mundo. Es la metáfora de nacer en la Tierra - dos Seres Humanos llegan al planeta. La metáfora/el relato continúa y un hijo se convierte en ministro y el otro hijo se vuelve un hedonista. Ambos siembran su propio tipo de energías y su propia clase de semillas en el planeta.

En este relato, ambos están en la misma cultura y ambos crecen hasta llegar a adultos. Uno parece hacerlo todo bien y tiene una vida maravillosa, de integridad y crecimiento espiritual. El otro parece hacer todo lo que le da satisfacción y tiene una vida de placer auto-indulgente ─muchas veces a expensas de casi todos los que están con él. Ambos fallecen cuando es debido. Entonces regresan al hogar a través del velo y se presentan ante el padre (Dios).

Así que aquí está la información que deberían examinar: ¿Qué les ocurre? Les pedimos que revean sus escrituras. Vuelvan a leer esto. Verán, ¡les hacen la misma fiesta a los dos! ¡Cuando regresan al padre, se los honra a los dos con la misma energía! No se trata de lo que hicieron, o de sus actos mientras estaban en la Tierra. Se trata de la prueba del libre albedrío. Se trata de estar en el planeta y pasar por la prueba de la dualidad. Dios no está aquí para castigarlos. No están corriendo para Dios como ratas alrededor de la Tierra. Su prueba de dualidad se describió como el momento en que los ángeles llegan al planeta y no saben quiénes son. ¿Qué decidirán, con libre albedrío? Y la energía de esa prueba se aplica luego a la vibración misma del planeta. ¡Cambia al planeta mismo! En otras palabras, ¡las escrituras mismas de su propia cultura gritan que no se los juzga!

En este momento, toda su energía está referida a lo que ocurrió en 1.987, la llamada Convergencia Armónica, que muchas veces se denomina el 11:11, celebrada en 1.992. Es reconocer que la Tierra cambió su vibración y que la humanidad nunca volverá a ser la misma. Así que la respuesta a esa pregunta: ¿Qué pasa si no lo hago? ¿Qué ocurrirá?” es nada. No crearán algo negativo al no estar interesados en ese aspecto espiritual propio. Su libre albedrío va acompañado por honrar su elección.

Querido, quizá eres alguien que se va de la sala sin tomar una decisión, o deja este libro sin que se active alguna elección. Quizá realmente no quieres tener nada que ver con esta energía espiritual. Deja que te describa algo: Se te dará la bienvenida al volver al otro lado tan firme y fuertemente como a cualquier otro miembro de la familia. “¿Bueno, Kryon, entonces ¿por qué debería hacerlo? Me parece muy problemático.” ¿Por qué comes, querido Ser Humano? La respuesta es porque te mantiene vivo. ¡Tu alimento espiritual es igual, pero muchos simplemente no tienen hambre! Realmente es el sustento de Dios en tu interior.

Los que elijan este sendero terminarán por vivir más tiempo, tendrán una vida más dulce, sin frustraciones, y con poco o ningún drama en sus vidas. Solucionarán los desafíos lentamente, poco a poco, despejando el camino hasta que interiormente estén satisfechos de llevar realmente la energía del Espíritu en sus cuerpos. Sus personalidades comenzarán a cambiar siempre muy levemente. Verán, algo sucede cuando se ponen ese abrigo. ¡Todo el ego que era ustedes es obligado a entrar en los bolsillos de ese abrigo y luego ustedes cosen los bolsillos! Oh, esas cosas humanas aún están ahí, y lo estarán toda su vida, y querrán salir. Pero mientras pliegan sus manos alrededor de ustedes mismos y usan ese abrigo, su ego se queda quieto justo donde lo aprisionaron. Y debido a eso, las personas no ven más a ese ego. En cambio, ven el abrigo y el manto del Espíritu y el amor de Dios.

¿Por qué no estar equilibrados y vivir una vida significativa? ¿Por qué no ayudar al planeta al mismo tiempo que se ayudan y ayudan a los que los rodean? Esas son las verdaderas preguntas. ¿Por qué no hacer aquello para lo que vinieron? No se trata de juzgar y de cosas que puedan continuar, o no, en la vida después de la muerte. Se trata de vivir al máximo mientras están aquí, sostenidos por toda una comitiva que está detrás de esa puerta y que los asistirá en esto.

¿Hoy viniste por una sanación? ¿Tomaste este libro esperando respuestas? Bueno, déjame decirte algo en este momento, lector, oyente: Si eres alguien que le dice sí a esto, éste es un buen momento para esa sanación. Están todos aquí, ¿sabes? Todos los colores de tu abrigo.

Y con esto llegamos al final. Bendito el Ser Humano que vino aquí y cuyos ojos se posan en esta página, que comprende lo que le está ocurriendo a su cuerpo y los potenciales de eso. Porque en este instante les decimos lo siguiente: Pueden irse de aquí distintos a lo que eran cuando llegaron. Pueden levantarse y dejar el libro y sentir realmente la arremetida de la intención de cambiar. Dejen que las semillas de la sanación por las que vinieron sean implantadas sobre ustedes ahora, para que cuando se levanten de la silla, ya sea que estén escuchando o leyendo, sean diferentes.

¿Qué los preocupa? ¿Son los desafíos con su cuerpo que no pueden controlar, que al parecer no pueden sujetar? ¿Por qué no se van de aquí con una apariencia completamente nueva para eso? ¿Por qué no tener hoy ese regalo? ¿Y qué hay del hábito que los está matando? ¡Sé quiénes están aquí! Queremos que vivas mucho tiempo, Trabajador de la Luz, Guerrero de la Luz. Queremos que te quedes aquí con buena salud y vivas mucho tiempo. Para eso te dimos las herramientas aquí; te dimos sugerencias acerca de cómo funciona, qué buscar y cómo saber que lo tienes.

¡Puedes controlar todos los hábitos, sin importar lo que te grite la química de tu cuerpo! Cuando comienzas este sendero de iluminación, llega toda una hueste y te ayuda con eso. Reajusta la química para que desaparezcan las adicciones. Una vez más, ¡sé quién está aquí! ¿Lo dudas? ¡Sé quién está leyendo! También sé quién vino por una sanación.

Bendito el Ser Humano que dio pura intención para la sanación por la que vino. Que no vuelvan a ser los mismos nunca más cuando dejen este lugar. ¡Que estos encuentros, que parecen encuentros de canalización, se conviertan en encuentros de sanación! Con el permiso humano, que haya cambios en la estructura celular de todos aquellos en esta sala que puedan haber dado intención para ello, porque para eso vinieron. Ninguno vino con miedo. ¡Como todos vinieron expectantes, que se solidifiquen, amplifiquen, equilibren y sanen!

(pausa)

Los problemas con los que vinieron se quedarán en el suelo cuando se vayan. Ése es el mensaje, co-creadores. Siempre fue el mensaje. “Kryon, ¿cuándo nos vas a dar algo nuevo? Cada vez que te escuchamos, se trata de las mismas cosas. Distintas palabras, distintas parábolas, distintas metáforas, distintos relatos. Es siempre lo mismo.” Haré un trato contigo, Ser Humano: Cuando implementes plenamente lo que te estuve dando durante 16 años, pasaré a algo nuevo. Mi mensaje está referido a la maestría. Y cuando los maestros se queden y creen La Nueva Jerusalén, pasaré a la próxima fase. Y cuando eso suceda, los celebraré a todos ustedes aún más que ahora.

Y así es.

Kryon

Vosotros Sois la Inspiración del Creador




Arcangel Miguel

Amados maestros, por muchos años, nosotros de los reinos más elevados hemos hablado de un cambio de conciencia global acelerado comenzando en vuestro año 2003. En preparación de este evento divino, habíamos comenzado a activar la CÉLULA central diamantina de Dios dentro del centro vuestro corazón en Febrero del 2003. Este Átomo Semilla central refuerza y solidifica vuestra conexión con vuestro Dios Padre/Madre y el Supremo Creador mientras vosotros lucháis para integrar más y más las facetas multidimensionales de vuestro Ser Divino. Como les hemos dicho, ahora el Creador está tomando parte activa en el proceso evolucionario de vuestro universo y está enviando desde SU PROPIO Centro Cardíaco una infusión de Esencia Divina pura. Ustedes han oído a menudo sobre la Exhalación e Inhalación de la Creación. La Exhalación ocurrió cuando el Creador Supremo envió hacia el gran vacío toda la miríada de Chispas de la Conciencia Divina con la orden de manifestar y crear nuevos mundos y realidades sin fin. A través de los eones del tiempo, vosotros os habéis refractado, separado y disminuido a vosotros mismos hacia afuera y hacia abajo hacia vuestro actual estado de Ser. Habéis sucumbido hacia los límites más lejanos y ahora es tiempo de volver para atrás en vuestro viaje, de regreso hacia los reinos de la Luz.

Han existido algunos malos entendidos sobre las Inhalaciones, y la creencia popular ha sido que el Creador ‘Inhalará’ todo lo que ha sido creado. Esto no es cierto. El Creador está enviando SU esplendor para incorporar toda la magnificencia que ha sido creada. Amados, vosotros sois la INHALACIÓN. Vosotros inhalaréis la Esencia del Creador a medida que vosotros alistáis vuestra vasija humana para recibir más y más la luz refinada y las frecuencias vibracionales rarificadas de los Reinos Elevados. Vosotros, en vuestra vasija humana, incorporaréis la Esencia del Creador que fluye hacia abajo hacia el plano de la Tierra. Muchos han dicho, “Vosotros vivís dentro del Creador y el Creador vive dentro de vosotros,” y durante estos tiempos sin precedentes, habéis sido bendecidos con tanta Luz Creadora como podáis contener. Lo único que tendréis que hacer es darle permiso a vuestro Ser Superior para comenzar esta infusión de expansión de la vida, y luego irradiar el regalo de la Luz Creadora hacia el mundo y hacia todos aquellos que os rodean.

Hay mucha expectativa con respecto a la extraña alineación galáctica que está a punto de suceder y que será activado por el eclipse lunar el 8 de noviembre de 2003. Este evento ha sido denominado LA CONCORDANCIA ARMÓNICA, y tendrá consecuencias positivas de largo alcance para la humanidad y para la Tierra. Esta alineación será activada por el eclipse lunar del 8 de noviembre, y abrirá un portal multidimensional de la Divina Conciencia hacia vuestra galaxia, sistema solar y planeta. El poder del ‘momentum’ de esta energía rarificada se erigirá hasta el eclipse solar del 23 de Noviembre, sin embargo los efectos de esta infusión de energía rarificada perdurará por tiempos inconmensurables, y acelerará los procesos de ascensión / evolución para todos en vuestra galaxia.

A fin de comenzar el proceso de reunificación, debieron reconocer y aceptar vuestro lado sombrío así como también los fragmentos de vosotros mismos que habéis creado a través de los años. Muchos de vosotros comenzaron el proceso de liberar vuestros antiguos sistemas de creencias en 1988, que en su momento activaron la transformación de los sistemas de vuestros cuatro cuerpos inferiores, preparando el terreno para las grandes infusiones de Luz que vendrán.

En 1994, vuestra transformación humana dio un gran salto y se ha acelerado exponencialmente desde ese momento. Ha tomado muchos años, desde 1994 hasta 2002, para que vosotros experimentéis totalmente la apertura del número ocho o la PUERTA AL INFINITO en vuestro sistema solar y galaxia. Esto se corresponde con la apertura de vuestra estrella del alma dentro de vuestros cuerpos. Esta estrella del alma es de color azul celeste claro. Muchos de ustedes han sentido dolor en el área justo sobre vuestros corazones (a menudo llamado el alto corazón o área del timo), durante los últimos años.

Este dolor es debido a que esta área está explotando dentro de la Luz y la glándula de timo se está reactivando, lo que les ayudará en vuestro ‘proceso de rejuvenecimiento’, a medida que vosotros armonizáis las energía dentro de vuestra vasija física. Es aparente que muchos de ustedes ya se han fundido totalmente con su lado sombrío, añadiendo luz y brillo a su interior, lo cual significa que en la actualidad existen numerosas oportunidades de manifestar amor y Luz sobre la Tierra.

Vuestro Sol es la Luz de este sistema solar y también ha atravesado muchos cambios. Está aumentando su Luz de la misma forma que vosotros estáis haciéndolo. Vosotros tenéis llaves de Luz en vuestro cuerpo, y todo lo que tenéis que hacer es pedir que sea encendida. Os estáis transformando de entidades con base de carbono hacia entidades con base de silicio. Silicio es cristal y retiene la Luz del Arco iris. Cuando todas las doce fibras de vuestro ADN sean activadas, seréis capaces de manifestar todos los doce colores de la Luz Creadora de forma armoniosa, y estaréis bien encaminados para llegar a ser Seres multidimensionales.

Les ofrecemos una variedad de verdades elevadas para ayudarles en vuestro proceso de evolución en este tiempo sin precedentes. Algunos os han sido dados con anterioridad, pero son lo suficientemente importantes como para repetirlos. Os sugerimos que se enfoquen en cada concepto al menos durante un día. Ánclenlos firmemente en vuestra conciencia hasta que formen parte de vuestra realidad cotidiana.

1. Auto dominio es un estado de llegar a ser. Maestría es un proceso de nunca acabar a medida que vosotros aprendéis a integrar más y más las virtudes y atributos de nuestro Padre / Madre Dios. Requiere una vigilancia constante y práctica, pero las recompensas son inconmensurables.

2. Tengan en cuenta que hay un potencial energético a vuestro alrededor y se irradia como una señal Infinita que emana de ustedes: arriba, abajo delante y detrás. Lo que vosotros estáis pensando y sintiendo crea un patrón vibracional, y se irradia desde vosotros y se magnetiza a vuestras energía, situaciones o personas que están en armonía con dicha resonancia vibracional o patrón. Cambien sus pensamientos y la energía vibracional que proyectan, y cambiarán su mundo.

3. Recuerden por qué están en la Tierra. Recuerden que son una extensión o una faceta del Creador. Abracen la excitación de vuestra nueva realidad mientras crean una armonía más y más grande en vuestro mundo. Conviértanse en un místico funcional, disfrutando de la hermosura y magnificencia que el plano terrestre tiene para ofrecer, mientras que también disfrutan de la belleza, maravilla y magia de los reinos elevados.

4. Tenéis una estrella tetraédrica y campos rotativos a vuestro alrededor que aumentan en fuerza y magnitud a medida que construís y reforzáis el puente del arco iris o la columna cristalina de Luz que os conecta con vuestro Ser Divino o vuestra Presencia YO SOY. Esta columna de Luz ha disminuido hasta ser una fina hebra en muchos humanos, apenas alimentándolos de suficiente energía vital como para mantenerlos vivos. A medida que limpian las distorsiones, recibiréis cada vez mayor cantidad de la Luz del Creador y también restableceréis vuestra relación interactiva con las partes multifacéticas de vuestro ser mayor.

5. Luz, sonido y color son las formas de curar y expandir vuestra conciencia y vuestra realidad. Estáis recordando y aprendiendo a usar algunas de las herramientas más importantes de la maestría que forman parte de vuestra Divinidad y son su derecho de nacimiento. Entonar y aprender a utilizar las armonías sagradas ayudará a sanar muchos de los síntomas de sufrimiento o dolor que estáis experimentando, ya que armonizará nuevamente vuestro ADN, cuerpos etérico, emocional y mental.

6. NO OS "HARÉIS RICOS". Permitiréis que las riquezas de la vida fluyan hacia y a través vuestro. El universo siempre trata de colmaros de abundancia, abundancia en todas sus formas. La abundancia que siempre está ahí para que la toméis, pero habéis levantado barreras que las mantienen fuera de vuestro alcance. La abundancia es un estado mental. Debéis abrir vuestras mentes, corazones y brazos para recibir la abundancia: abundancia de salud, amor, alegría, creatividad y paz. Debéis aprender a vivir y amar libremente, a disfrutar del viaje de la vida. La antigua forma de pensamiento es que debéis pelear y trabajar duro para crear aquello que deseáis. Cuando aprendan a conectarse con el flujo universal de la abundancia, la vida se convierte en un baile y disfrutáis todo y cualquier cosa que emprendáis.

7. El amor es un estado natural del Ser. El amor es una condición natural e innata. Cuando el amor es una fuerza radiante en vuestra vida, el miedo desaparece. El miedo proviene de la ausencia de amor. El miedo es solamente un estado mental. Cuando vosotros os metéis hacia adentro y os asomáis al manantial de amor dentro del centro de vuestro corazón, primero se llena vuestro ser interior y luego se irradia hacia el mundo. Vosotros comenzáis a ver a través de los ‘ojos filtrados con amor’, y así cambia la forma en que veis a la gente en vuestra vida y todo lo que sucede. Una capa de energía amorosa crea milagros.

8. Existen bibliotecas viviente de conocimientos almacenados en cada nivel de la existencia a través de este universo polifacético, y están comenzando a conectarse con estos maravillosos almacenes de sabiduría superior. Existen Ángeles que graban o grabadores celestiales que llevan el registro de cada pensamiento, acción y evento que ha tenido lugar o que tendrán lugar. A medida que os curáis, sanáis y transmutáis los pensamientos dolorosos y negativos del pasado, los registros cósmicos son alterados y las memorias de las pruebas y lecciones que habéis experimentado, son borrados. Todo lo que quedará son los registros de vuestras experiencias positivas, la alegría de su viaje y la sabiduría que debéis compartir sobre su estancia a través de las multidimensiones de la Creación.

9. Siempre habrá millones de misterios durante vuestro viaje a través del cosmos que os atraerán para encontrar una solución. Nos deleitamos con vuestros intentos de entender los trabajos del Universo.

10. La adoración no debería ser reservada sólo para un día de la semana, debería ser un estado de conciencia elevada que ilumina vuestro ser total, y el punto focal de vuestra realidad. Es vuestro privilegio máximo y primera obligación el mantener una actitud de adoración, todos y cada uno de los momentos de vuestra existencia. Luchad para desarrollar una constante, alegre e íntima relación con el Creador. Cuando os conectéis con el elíxirr de la vida, esto resulta en una pasión que abarca todo y que conduce a una mayor auto disciplina, creencias morales más fuertes y aspiraciones espirituales. No tendréis dificultades en aprender paciencia, fortaleza y tolerancia, y pelearéis por vivir una vida de servicio. Sabiduría Divina e intuición cósmica son las recompensas a un buscador sincero de la verdad espiritual. Vivid vuestra verdad como os ha sido revelada. Viviréis en un aura de paz personificada y en un amor sublime.

11. La verdadera espiritualidad no pide rituales particulares o creencias rígidas, es una forma de vivir vuestra mayor verdad con una devoción incondicional. Deberéis buscar una combinación de vuestra realidad más alta intelectual, emocional y espiritual.

12. Buscad usar vuestra imaginación Divina: seáis entusiastas pero también prácticos, seáis valientes pero no imprudentes. Mantén una actitud confiada mientras ahondáis entre lo desconocido y buscáis el manifestar las visiones dadas a vosotros en vuestra permanencia hacia los más altos reinos de la existencia. Cuando vosotros realizáis elecciones de alta moral, vuestra alma se ve infundida con el éxtasis del amor Divino. Si aspiráis a alinear vuestra voluntad con la de nuestro Dios Padre / Madre, os convertís en socio, un co-creador de los múltiples mundos de existencia tiempo / espacio.

13. Vosotros sois una chispa del Divino, y deberíais honraros a vosotros mismos y dar un alto valor a otros. Vosotros estáis deshonrando al Creador cuando no lo hacéis. Siempre debéis buscar libertad y verdad para vosotros y para todos los demás.

14. El proceso de resurrección para la humanidad ha sido una larga lucha de evolución para obtener un estado de Ser equilibrado para poder permitir al Espíritu descender y dominar vuestra vasija física. La resurrección significa el regreso a vuestra original magnificencia personificando toda vuestra Luz Divina y atributos. La evolución es decidida, no accidental.

15.- Cada uno de vosotros tenéis la habilidad de contribuir en forma personal y única al Plano Divino, que se está diseñando en este momento para el futuro de la humanidad y de la Tierra. El Creador os ha dado un regalo extraordinario, el privilegio divino de participar en la creación de vuestro propio destino. Cada uno de vosotros tiene el potencial de transformarse en un mortal glorificado. Estáis siendo mortales a los cuales se les ha imbuido espiritualidad que asegura vuestro estatus de inmortalidad. Sois multifacéticos y tenéis conciencia de muchos más niveles de los que podéis comprender en este momento. Sois un alma inmortal con una mente y cuerpo mortales. Estáis en el proceso de expandir vuestra alma e infusión de Luz.

16. Hay un tiempo cósmico que es fluido y maleable, y un tiempo mortal que es lineal, estructurado y orientado hacia un evento. Estáis aprendiendo a vivir como mortales espirituales que pueden acceder a la fluidez y magnificencia del cosmos. Existen escuelas de filosofía cósmica, en donde habéis estudiado, y que podéis conectar una vez más a medida que tenéis la habilidad de traspasar los altos reinos de la expresión. Existen guardianes del Destino para guiaros y mostraros el camino. Pedid su asistencia y ellos serán vuestros devotos servidores. Los Seres de Luz representan muchos puntos de vista diversos y han tenido muchas y diversas experiencias personales, tal como todos los mortales las han tenido.

Recuerden, al tiempo en que vosotros y la tierra regresan al balance en el PUNTO QUIETO de perfecta armonía, la conciencia de polaridad no podrá bailar y balancearse más entre la Luz y las sombras. No habrá necesidad de conflicto, separación o cualquier otra cosa que les dificulte perfeccionar vuestra maestría y la creación de aquello que os traerá paz, prosperidad y gran alegría. Seguramente os está siendo mostrado que la Luz es más predominante en algunas personas y áreas, y que las sombras y negatividad son más pronunciadas y caóticas en otras áreas.

Esto se debe a que se está produciendo una separación, tanto dentro de vosotros como a vuestro alrededor. Es un tiempo de decisión para todos vosotros. ¿Estáis listos para manifestar amor y Luz?

Existe un mundo de Luz sobrepuesta sobre el mundo de oscuridad y todo lo que tenéis que hacer es alcanzar la Luz. Si bien todo puede parecer muy oscuro sobre la tierra en este momento, recordad que vosotros creáis vuestra propia realidad, y que tenéis la posibilidad de elegir lo que vais a manifestar. Siempre está oscuro antes de amanecer, y nosotros estamos en el amanecer de una maravillosa nueva creación. ¿Por qué no alcanzar la luz y crear una nueva realidad de paz, amor, abundancia y alegría? Nos regocijamos con vosotros y damos la bienvenida a vuestro retorno a la LUMINOSIDAD de nuestra realidad. Los amamos profundamente. YO SOY el Arcángel Miguel y les traigo estas verdades.

Transmitido a través de RONNA HERMAN.