domingo, 27 de septiembre de 2009

Ascensión: Cómo Trabaja




Kryon

Kryon En Vivo como fue dado en Manhattan, Ciudad de Nueva York, NY, Febrero del 2.005. Canalizado por Lee Carroll para Kryon. De http://www.kryon.com/k_chanelmanhattan05.html .
La información de abajo es gratuita y está disponible para que la impriman, copien y distribuyan a gusto. Sin embargo, sus derechos de autor prohíben su venta de cualquier forma, excepto por el editor.

Publicado en este sitio web el 15 de Octubre del 2.005. Original en Inglés, traducción al Español por Dora Susana Peralta. Sitio de Lee Carroll en español: www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm .

Para ayudar al lector, Lee volvió a canalizar a Kryon, quien efectuó agregados para aclarar aún más los conceptos. Muchas veces, cuando la canalización se realiza en vivo, tiene una energía implícita que conlleva un tipo de comunicación que falta en la página impresa. Así que disfruten este mensaje mejorado dado en Manhattan, el mismo fin de semana en que Lee canalizó a Kryon en las Naciones Unidas a principios de 2005.

Saludos, queridos, soy Kryon del servicio magnético. ¿Así que antes que nada pensaron que esta sala estaba caldeada? ¡Esperen no más! (Refiriéndose a la falta de espacio y la forma en que todos están forzados a sentarse muy juntos). Aquí hay una comitiva que empieza a presionarlos. Comienza desde el fondo de la sala y luego avanza hacia el frente. Ha estado en este onceavo piso por algún tiempo. El martes (hace tres días) ocurrió algo aquí, muy entrada la noche. Esta sala comenzó a entibiarse y comenzaron a llegar las entidades. Ustedes conocen a algunas. La sala se preparó durante tres días para que todos cupiesen y pudiesen estar aquí para escuchar a la familia.

¡Sé quiénes son! Ésta no es una afirmación basada en el miedo. Sé quiénes son, integrantes de la familia. En esta sala sólo hay uno que llega al planeta por primera vez. Y por raro que parezca, es de los primeros en aceptar la energía, ya que recién llega de otro lado. No es inusual y no es inusitado que este recién llegado ya esté en el sendero. ¡El resto de ustedes vinieron y se fueron, vinieron y se fueron muchísimas veces de este planeta! Los llamamos “Almas Viejas” e incluso algunos de ustedes son Lemurianos ─y ustedes saben quiénes son. Todos ustedes se congregaron en un pequeño lugar.

Todos ustedes saben que esto se está transcribiendo en este momento. Esta trascripción llegará a los ojos y oídos de muchos lectores y oyentes. Así que, queridos míos en esta sala, saludemos a los lectores y oyentes, porque ellos también están aquí ahora. Dejen que se reúnan con ustedes en esta sala., saludemos a los lectores y oyentes, porque ellos también están aquí en este momento. Permitan que se reúnan con ustedes en esta sala… habrá decenas de miles de ellos. Este mensaje en especial estará disponible para los de la Tierra mucho después que el vehículo del canal se haya ido y esté en el hogar conmigo. Sabemos que los lectores de esta página participarán de esta energía a través del futuro de ustedes, al que llamamos historia. (Kryon ve el futuro de la Tierra como “historia” ya que el futuro se convierte en el pasado sólo debido al paso del tiempo, y Kryon está en el “ahora”.)

De modo que, lector, te damos la bienvenida y decimos que las palabras de hoy son para todos ustedes. Oyente y lector, me dirigiré a usted ahora y le haré la pregunta que hemos formulado tantas veces: ¿Por qué está aquí? ¿Por qué posa sus ojos en la página y por qué está escuchando esto? ¿Vino por sanación, tal vez? Oh, éste sería un buen lugar para eso. ¿Lo ha logrado todo, o está trabajando en esas cosas? ¿Está interesado en progresar a través de algo que describimos como iluminación? ¿Quiere ser Faro?

Hoy les daremos este mensaje en su totalidad, con libre albedrío. Se refiere al libre albedrío y a la elección de avanzar espiritualmente. Es un mensaje fundamental, un mensaje sencillo, pero contesta algunas de las preguntas una vez más, todas reunidas en un único lugar para que reflexionen. Muchos han estado haciendo preguntas acerca de la iluminación. Así que permítanme que me dirija a ustedes –a todos ustedes, lector, oyente- y les diga: ¿Vinieron para ser sanados? Hoy en día es un tema habitual aquí, ¿no es así?

Lector, ¿por qué miras esto? ¿Hay algo aquí para ti? ¿Qué está surgiendo a través de tu cuerpo que te gustaría cambiar hoy mismo? Ahora la divinidad presiona sobre esta sala. Aquí hay guías que no sabes que tienes. ¿Te gustaría saludarlos? Tal vez desees comenzar a sentirlos, porque tienen permiso para tocarte. Es posible que algunos de ustedes incluso los huelan… a los que no esperaban encontrar aquí.

Les hablé repetidamente de un sistema, pero aún no lo comprenden y todavía no creen en él. Quizá hoy sean tocados de manera tal que crean por fin. Les dijimos que los que amaron y perdieron se convirtieron en parte de su equipo de Guías para toda su vida. ¿Lo sabían? ¿Lo creen? Ah, éste es el concepto misterioso, ¿no es así? Ustedes mismos, la última vez que hicieron su transición en el planeta, se convirtieron en el Guía de alguien que está vivo actualmente. Eso significa que planearon un doble rol en la Tierra. Creen que están deambulando solos y se miran al espejo y ven un rostro. Pero déjenme decirles algo nuevamente: Están en muchos lugares haciendo cosas maravillosas en este planeta. Todavía están con otras personas de su propio grupo kármico como sus Guías. ¿Lo sabían?

Quizá digan: “¿Cómo puede ser? No siento eso.” Sí, lo sienten. A veces ocasiona lo que han dado en llamar almas gemelas, o espíritus afines… toda suerte de conexiones que sienten con algunas personas con las que no están alineadas, con las que nunca lo estarán, pero que encuentran a lo largo del camino. Y cuando se encuentran con ellas, dicen: “Hay alguna conexión, pero no sé cuál es.” Y no tienen ni idea de que comparten un vínculo cuántico – hasta es posible que cada uno de ustedes sea el Guía del otro. Esto es tan complejo que no tenemos intención de comenzar a explicarlo siquiera. Llegará el día en que otra vez lo comprenderán totalmente. Lo mencionamos sólo para que puedan empezar a entender la verdadera relación que tienen los unos con los otros e incluso conmigo. Más adelante, este mismo año, les diré todo al respecto.

Ustedes vienen a este planeta preparados para ayudar a la humanidad y piensan que están solos y creen que son singulares. ¿Quieren saber por qué están aquí? Se los diré. Permítanme repetirlo una vez más. Hubo una vez en que se reclinaron en el viento del nacimiento, cuando los teníamos de la mano, reteniéndolos por un momento. Ustedes aún no habían entrado, y todavía no era el momento de irse, y les preguntamos: “¿Están seguros de querer ir? ¿Realmente quieren que los reciban en la Tierra?” Y ustedes dijeron: “Sí. Miren lo que está sucediendo allá abajo, hay potencial – el potencial para que nosotros podamos cambiar todo eso.”

¿Comprendieron, notaron alguna vez, pensaron alguna vez, que quizá todas sus vidas pasadas, sumadas en conjunto, fueron como clases a las que asistieron para graduarse? ¿Se hubiesen perdido esa graduación? Por eso están aquí. Todo lo que hicieron en otras vidas condujo a esto. Ahí estaban, reclinados en el viento del nacimiento, con todos sus yo magnificentes. La interdimensionalidad de ustedes resplandecía y centelleaba en lo que llamarían la parte holográfica – girando, un diamante dentro de otro. ¡Fabuloso! Rodeados de entidades que iban a ingresar con ustedes para ayudarlos, porque ustedes son como una pequeña hueste. La grande y todas las que la rodean. Finalmente se soltaron y comenzaron el viaje, y mientras caían en ese lugar que llaman nacimiento, nos hablaban todo el tiempo. “Es éste”, decían, “Es el momento que planifiqué. No importa qué edad tenga cuando despierte a mi propósito superior. Tendré la edad perfecta y tendré libre elección y espero verlo. Espero verlo en esta vida. No sé qué edad tendré cuando lo vea, pero tendré la edad perfecta para encontrar la maestría en mi interior y convertirme en un Faro para el planeta y hacer la diferencia.”

¡No hay nadie aquí que esté leyendo o escuchando que no haya tenido ese escenario y sin embargo se preguntan por qué los amamos como lo hacemos! Les pinto un cuadro vívido de la forma en que comenzó, ¿no es verdad? Es aún más glorioso. No se lo pueden imaginar. ¡Así que son benditos entre los seres del Universo! Todos ellos están conectados con ustedes y conocen su nombre (no el que tienen ahora, el real), el que les cantamos en Luz cada vez que los vemos.

El propósito de la vida es descubrir la vida dentro de la vida…la divinidad que se oculta en una existencia tridimensional. ¿Será que nacieron para eso? ¿Se sienten llamados a descubrirlo? Algunos lo hacen. Otros no. Así funciona el libre albedrío.

¿Por Qué Comenzar?

Así que hablemos de esa libre elección y lo que tienen ante ustedes. La mente humana intelectual formula preguntas lógicas acerca del ser no intelectual, interdimensional. Las preguntas son siempre las mismas: “Bueno, Kryon, nos gustaría hacer esto, pero, ¿sabes?, no hay muchas pruebas. Danos algunas confirmaciones y quizá comencemos ese viaje de iluminación.” Éste es un asunto interesante para los Humanos. No hay verdadera retroalimentación, de una forma interdimensional, porque aún no son interdimensionales, ¿saben?

Piensen en esto: Cuando llegan al planeta en 3D, una de las primeras cosas que hacen es saber cómo comer. Es instintivo y lo hacen. Saben cómo empezar y saben cuándo detenerse. No parece preocuparles que tengan que comer todos los días, aunque hayan comido el día anterior. ¿No es curioso? Y siempre tienen retroalimentación tridimensional, de manera química, que les informa cuando están llenos. Todos ustedes saben cómo consumir alimentos.

¿Y si también hubiese un hambre interdimensional? Muchos de ustedes están comenzando a despertar a eso porque se está levantando el velo. Y qué pasa si es como un apetito espiritual y preguntan: “¿Cómo empiezo? ¿Dónde está el alimento? ¿Qué hago? ¿Cuándo estoy lleno? ¿Cuando estoy demasiado lleno?” Así que les decimos que ése es un dilema. Es como la gallina y el huevo. No hay retroalimentación interdimensional hasta que se vuelven interdimensionales. De modo que la primera pregunta es: “¿Cómo comienzo? ¿Dónde empiezo? ¿Está comprobado que sea real?”

La única prueba que les presentamos es ésta: ¿Por qué estarían aquí preguntándolo si no fuese así? ¿Por qué posan sus ojos en la página? ¿Hay realmente alguna clase de apetito espiritual interdimensional que los visite ahora y diga: “¿Hay más que lo que me dijeron? ¿Hay algo más?” Que ésa sea la prueba por ahora, ─que esté aquí ante ustedes y que la estén viendo. ¿O todos ustedes piensan que es una coincidencia? Querido, si estás sentado aquí, o leyendo estas palabras y no tienes apetito espiritual, entonces deja de empeñarte. No es para ti; no es el momento; tal vez nunca lo sea. No importa, ya que estamos enfrentándonos al libre albedrío. Se los crea con una dualidad. Cuando formulen las preguntas que están haciendo, con toda propiedad, y las respuestas no les suenen verdaderas, entonces dejen todo esto de lado. Y en un momento, les diremos que les ocurrirá si lo hacen.

“Kryon, ¿cómo comienzo?” La cosa más difícil de la que hayamos hablado jamás es ponerse en marcha, y si lo recuerdan, nos referimos a eso anteriormente. Si están listos para empezar, entonces encuentren el alimento espiritual que los aplaque más. ¿Está en la canalización? ¿Está en la historia? ¿Estará en el estudio de las religiones antiguas y lo que tenían que decir acerca de Dios? ¿Qué es lo que alimentará mejor su apetito espiritual? ¿Dónde comienzan? A veces es posible sentarse a solas y decir: “Querido Espíritu, te pido con pura intención que abras la puerta y comiences el proceso conmigo.” Puede comenzar sin leer nada, sin estudiar historia, sin abrir un libro o hablar con alguien. Hay tantas formas distintas como ojos hay en esta página y oídos que oyen esto. Los procesos son individuales, así como ustedes son únicos, y corresponderán a la conciencia con la que llegaron –ni acertados, ni desacertados, sólo alimento divino interdimensional.

Iniciando el Sendero

“Querido Kryon, ¿cómo comienzo? ¿Cómo es?” La linealidad, la forma en que funcionan las cosas en sus tres dimensiones, generalmente causa un problema práctico interesante. Abren esa puerta, le ruegan a Dios para iniciar el proceso, luego se sientan ahí esperando que ocurra algo. Algunos de ustedes se quejan de que no está sucediendo con suficiente rapidez. “Abrí la puerta; estuve sentado aquí durante mucho tiempo y sin embargo no pasó nada.” Y no comprenden y no se dan cuenta de que ustedes son Dios. ¿Y si les dijese que ya están del otro lado de esa puerta así como del lado en que están ahora? ¿Lo comprenderían? Ahora bien, si eso es cierto, y realmente están en dos lugares al mismo tiempo –una criatura dual- ¡eso significa que en realidad se ayudan a ustedes mismos a abrir esa puerta! ¿Empiezan a entender lo que significa? Quizá sean ustedes los amos de la puerta.

¡No se queden sin hacer nada, esperando que Dios haga algo! ¡Recojan las herramientas que les da el reino angelical (la intuición) por esa puerta, adhiéranlas a ustedes y empiecen a trabajar! Así es como empiezan. No se queden sin hacer nada. “Bueno, Kryon, ¿cómo sé si lo tengo? Cuando ingiero alimentos, sé cuando estoy lleno. Pero aquí no sé qué recibí y no tengo idea de cuánto pedir. ¿Qué hago?” Aún no lo entienden. Hay un abrigo de muchos colores con su nombre en él. Se los dieron a través de la puerta. Es su abrigo. Es el manto del Espíritu y cuando ustedes lo toman quizá les preocupa cuál brazo meten primero, pero se adapta a ustedes perfectamente. ¡Saben que lo tienen puesto porque lo sienten encima y no tienen frío! No podría adecuarse mejor a ustedes. ¡Fue confeccionado para ustedes durante años! Todos sus colores representan su vida, las soluciones a sus desafíos, y la razón para venir aquí. Así que la respuesta es que experimenten la prueba. Lo sienten a nivel emocional. Tal vez no sientan que tienen puesto el abrigo, pero sienten su “calidez” espiritual, así que saben que está ahí.

Tal vez pregunten entonces: “¿Y en qué momento obtengo las herramientas y cómo sé que las tengo?” La respuesta es ésta: Si pueden dar la pura intención para estas cosas, entonces las tienen. Tal vez no se las den cuando esperan, tampoco. Y quizá no las sientan como creyeron que deberían sentirse. Algunos dicen: “Hace tiempo que hago meditación. Sé qué siento cuando estoy “sintonizado”. Me pongo en esta posición, y mientras estoy ahí, mantengo mi mente en cierto estado de conciencia. ¿Es eso?” No. Desafortunadamente, no pueden utilizar ese método para validar la experiencia del despertar. Les hemos dado la metáfora anteriormente. Esa estación de radio que estaban sintonizando está saliendo de la frecuencia. La frecuencia está aumentando. ¡Van a tener que girar ese dial y encontrar la nueva frecuencia prácticamente cada vez que se sienten a meditar! Ahora bien, es bastante difícil, ¿no? Hay que trabajar mucho, ¿no? Estoy de acuerdo. De modo que ¿por qué no lo hacen automáticamente? ¿Por qué no entran en esa disposición que dice: “Soy una criatura divina del Espíritu. Estoy en condiciones de sintonizar la estación sin importar dónde se encuentre. Me sentaré aquí y vendrá a mí, porque yo atraigo la Luz. El abrigo que visto es divino y el color que tengo creará el enlace con la frecuencia misma que busco”? ¡Y realmente lo hará!

Querido Ser Humano, eso quiere decir que no tienes que formular las preguntas esotéricas respecto a cuánto, cuántos, o cuándo o dónde. Será como el abrigo que se amolda perfectamente. Espero que me hayas entendido. Lo sabrás porque se adapta, e intuitivamente sentirás su calidez. En el proceso de la puesta en marcha está implícita muchísima confianza. Muchos buscan las 3D y se decepcionan. No comprenden que el resultado de iniciar el proceso de la ascensión es una “sabiduría del Espíritu” que los colma y les permite saber que están empezando el proceso. Sencillamente no se puede explicar, e incluso luego de haberlo experimentado, no lo puede explicar nadie más. Explíquenle a una criatura del espacio que no necesita comer qué significa estar ahíto. ¡No tendrá una referencia ni siquiera para la comida! Es bastante difícil.

¡Demasiado!

A veces algunos dicen: “¡Ya es demasiado! Hice todas esas cosas y repentinamente tengo demasiado. No puedo dormir de noche y está interrumpiendo mi trabajo. Tiene que ir más lentamente. ¿Cómo lo desaceleramos?” Permítanme que les diga algo. Cuando abren esa puerta y les dan ese hermoso abrigo, los rodea un reino angelical de hermanos y hermanas que ustedes conocen y conocieron y todos ellos están dispuestos a ir a trabajar para ustedes y con ustedes. Oh, sé que suena sencillo, y es una metáfora, pero no podemos hacerlo mejor en 3D.

¡Cuando abran la puerta con su pura intención, muchísimos de nosotros nos volcaremos ahí y empujaremos con toda la fuerza que nos permitan, porque hemos estado esperando durante largo tiempo que abran esa puerta! ¡Desde que nacieron, han estado ahí partes de ustedes que desean reconectarse, así como lo deseamos todos nosotros! De modo que la respuesta a si van a recibir demasiado, es que sencillamente nos lo digan. Adivinen quién está al mando. Ustedes. ¿Creyeron que habría algún Dios en el cielo? No. Son ustedes. Así que todo lo que tienen que decir es: “¡Ve más despacio, Querido Espíritu, aprecio tanta atención, pero también apreciaría no tener un salón de baile en mi dormitorio y a todos los ángeles bailando alrededor mientras trato de dormir! Ve más despacio.” Y lo haremos. Nos sintonizaremos con ustedes, porque ustedes son sus propios jefes. Nosotros les daremos toda esta energía a la velocidad que sea apropiada para su aprendizaje, para su actitud, para que concilien el sueño. Ustedes tienen el mando total y absoluto.

Pero repasemos una vez más el concepto de que quizá ustedes estén abajo en la Tierra y entonces haya un Dios en el cielo. Desde esa perspectiva, cuando comiencen a hacer cosas, el Dios en el cielo va a descender y hacer las cosas con ustedes, a ustedes y para ustedes. Así que ese enfoque dice que en realidad ustedes no pueden controlar eso, ya que Dios es más grande que ustedes. Lo cierto es, como les hemos dicho durante 16 años, que no hay un Dios en el cielo. En vez de eso, hay divinidad en la estructura celular que quiere visitar a la parte de Dios que reside en ustedes.

Hay energías en Gaia que también son Dios. El aire mismo que respiran es interdimensional y tiene vida, y también se lo llama Dios. Y los indígenas lo sabían y trataron de transmitirlo a sus nuevas culturas que simplemente no lo creyeron. Vendrá el día en que incluso la ciencia lo probará. ¡La Tierra está viva! La mayor parte de la naturaleza también lo está, incluso las cosas que ustedes creen que no lo están ─como el aire que respiran… todo está coordinado para la vida en la Tierra y para una revelación divina creada mediante la pura intención.

El Factor de la Ascensión

Quizá todavía haya quienes digan: “Me interesa de veras abrir esa puerta espiritual en mi vida. No leí demasiado acerca de eso, pero parece que puedo obtener la ascensión… la verdadera ascensión. Si hago todas esas cosas correctamente, quiere decir que puedo salir de aquí ─flotar lejos. No tengo que seguir siendo un Humano y desapareceré tal como lo hizo Elías. ¡Me anoto! Me gustaría hacerlo.”

Permítanme hablarles de eso una vez más. Ustedes se olvidan del plan debido a la dualidad y, como es debido, olvidan todo lo que tenían planeado cuando se reclinaron en el viento del nacimiento. Yo lo recuerdo. Les hablábamos, los reteníamos, nos asegurábamos de que verdaderamente lo querían y estaban listos. Ahora miran alrededor y comienzan a recordar que realmente les estamos diciendo la verdad, pero también leyeron en la historia del pasado que ascensión significa evaporarse y “estar con Dios”. No funciona así en esta nueva energía, pero muchos lo buscan de todos modos. Piensan que si aceptan esta espiritualidad, se pueden alejar de todo lo que los rodea… ¡y muchos lo hacen!

¿Alguna vez oyeron decir que alguien es demasiado espiritual para ser de alguna utilidad aquí ─que tienen la “cabeza en las nubes”, y que no hay ni un ápice de practicidad en él? Es la clase de persona que desea utilizar toda esta información espiritual para huir. ¿Tiene sentido para ustedes? No si recuerdan para qué están aquí realmente ─y es para construir un puente llamado Paz en la Tierra. Están aquí para sostener la luz, que brillará en los lugares oscuros que necesitan ser iluminados para que todos puedan ver con mayor claridad la libre elección. Están aquí para ser un ejemplo y muchas veces erguirse solitarios en las playas más peligrosas del planeta. Ésa es la ascensión. No se alejan flotando, no hacen puf en la noche y se convierten en un ser ascendido que deja el planeta. ¡Es mucho más grandioso que eso! Realmente “mueren para sí mismos” y tienen una especie de renacimiento con su nombre y con su cuerpo actual, pero con una compostura interdimensional totalmente nueva. Ésa es la ascensión. Y van de un lugar a otro con nuevas herramientas espirituales. Las personas ven su Luz, y no tienen que hacerlo romántico, predicarlo, ni darles un libro de Kryon. Todo lo que tienen que hacer es tener una Luz tan brillante que ellas se enamoren de lo que son. Y, queridos, no es tan difícil cuando llevan consigo el amor de Dios a ese punto.

Eso es lo que llevan de lugar en lugar ¿saben? Es el amor de Dios. Y no invade el espacio de nadie. Todo lo contrario. Crea un espacio de equilibrio en el que muchos quieren estar. Es un lugar especial, con una paz tan potente, que atraen a los que no tienen equilibrio. ¡Ellos desean estar con ustedes porque ustedes están equilibrados! ¡Oh, les hemos dado muchísimas parábolas acerca de cómo funciona esto! Cuídense, y todo lo demás se arreglará.

¡Sólo Las Partes Buenas, Por Favor!

“Kryon, sólo quiero las partes buenas. Me dijeron que quizá haya algunos obstáculos a lo largo del camino.” Oh, sí – seamos claros al respecto. Piensen en eso. ¿Qué pasará en su entorno si hacen esto, si comienzan un cambio espiritual, si empiezan a iluminar un lugar oscuro y están con otros que se acostumbraron a la oscuridad? Quizá ustedes no les caigan bien. Ellos pertenecen a una energía que no será aquella a la que se dirigen ustedes, así que habrá que hacer algunos ajustes. Es el libre albedrío de ellos, pero también puede ser un camino áspero para ustedes. ¿Están listos para eso?

¿Y sus amigos? ¿Están listos ellos para aceptarlos? “¡No si me pongo raro, Kryon!” ¿Y si no se ponen raros, pero en cambio se vuelven equilibrados al encender su Luz? Benditos los Humanos que no tienen miedo de encender una luz y tomar el manto que se les arroja a través de la puerta, representado por el abrigo de muchos colores. Cuando se pongan ese abrigo, hasta los pequeños (los niños) los verán de otra forma. Benditos los niños que comprenden a una madre, a un padre, a una abuela, o a un abuelo, iluminados. Nunca disfrutarán tanto con sus hijos y los hijos de sus hijos como cuando decidan equilibrarse espiritualmente. Ellos no los rehuirán. No se esconderán de ustedes. De toda la humanidad de la Tierra, los pequeñitos son los que verán primero su Luz. No tengan miedo de perder a su familia, ya que no es parte de ningún requisito para la iluminación.

Pero aún así, es un camino difícil. “Kryon, sólo quiero las partes buenas. No quiero esas otras partes. ¿No hay un proceso donde sólo pueda ir a lo bueno?” Querido, ¡todo es bueno! ¡Ustedes predeterminaron qué desafío tendrá lugar y cuál “desafío” es negativo! ¿Y si el desafío es simplemente cepillar los cimientos para que puedan construir una casa nueva? ¿Y si el desafío es sencillamente pasar por las etapas del aprendizaje? Su pedido es como el de la mujer que dice: “No quiero la parte de la preñez y el parto para tener hijos. El cuento de la cigüeña me gusta muchísimo más.” ¡Bueno, eso es un mito! Ciertamente deben trabajar para todo y cualquier crecimiento, ya que es algo que sólo ustedes pueden hacer. Es lo que les da la dualidad.

¿Y Si Hago Caso Omiso De Toda Esta Información Espiritual?

“Kryon, ¿qué pasará si no lo hago? ¿Y si simplemente hago caso omiso de todo lo que nos estuviste diciendo durante los últimos 16 años?” Querido, te daré un ejemplo de cómo es esto. Es una hermosa historia y es prácticamente lo último que les daremos en esta canalización. Entre los que lean estas palabras o escuchen este mensaje habrá tal vez quienes digan: “Esto no es para mí. Realmente no lo quiero. Pero creo en Dios, así que ¿qué me ocurrirá si no avanzo en el camino espiritual? Quiero irme de aquí y olvidarme de este encuentro. Quiero dejar este libro y olvidar que lo leí alguna vez. ¿Qué me va a pasar? ¿Me castigarán? ¿Habrá oscuridad en mi vida? ¿Las cosas no me irán bien si ahora sencillamente ignoro todo aquello a lo que me expuse?”

Déjenme que les aclare algo, y ya lo mencionamos anteriormente. Lo daremos de nuevo, ya que hay algunos que todavía necesitan examinarlo en el contexto de este mensaje. Hace muchos, muchos años atrás, les dimos una parábola. Ha sido publicada y se denomina “La Parábola del Hijo Pródigo”. Dice así: el padre, a quien ustedes ven metafóricamente como Dios, envía dos hijos al mundo. Es la metáfora de nacer en la Tierra - dos Seres Humanos llegan al planeta. La metáfora/el relato continúa y un hijo se convierte en ministro y el otro hijo se vuelve un hedonista. Ambos siembran su propio tipo de energías y su propia clase de semillas en el planeta.

En este relato, ambos están en la misma cultura y ambos crecen hasta llegar a adultos. Uno parece hacerlo todo bien y tiene una vida maravillosa, de integridad y crecimiento espiritual. El otro parece hacer todo lo que le da satisfacción y tiene una vida de placer auto-indulgente ─muchas veces a expensas de casi todos los que están con él. Ambos fallecen cuando es debido. Entonces regresan al hogar a través del velo y se presentan ante el padre (Dios).

Así que aquí está la información que deberían examinar: ¿Qué les ocurre? Les pedimos que revean sus escrituras. Vuelvan a leer esto. Verán, ¡les hacen la misma fiesta a los dos! ¡Cuando regresan al padre, se los honra a los dos con la misma energía! No se trata de lo que hicieron, o de sus actos mientras estaban en la Tierra. Se trata de la prueba del libre albedrío. Se trata de estar en el planeta y pasar por la prueba de la dualidad. Dios no está aquí para castigarlos. No están corriendo para Dios como ratas alrededor de la Tierra. Su prueba de dualidad se describió como el momento en que los ángeles llegan al planeta y no saben quiénes son. ¿Qué decidirán, con libre albedrío? Y la energía de esa prueba se aplica luego a la vibración misma del planeta. ¡Cambia al planeta mismo! En otras palabras, ¡las escrituras mismas de su propia cultura gritan que no se los juzga!

En este momento, toda su energía está referida a lo que ocurrió en 1.987, la llamada Convergencia Armónica, que muchas veces se denomina el 11:11, celebrada en 1.992. Es reconocer que la Tierra cambió su vibración y que la humanidad nunca volverá a ser la misma. Así que la respuesta a esa pregunta: ¿Qué pasa si no lo hago? ¿Qué ocurrirá?” es nada. No crearán algo negativo al no estar interesados en ese aspecto espiritual propio. Su libre albedrío va acompañado por honrar su elección.

Querido, quizá eres alguien que se va de la sala sin tomar una decisión, o deja este libro sin que se active alguna elección. Quizá realmente no quieres tener nada que ver con esta energía espiritual. Deja que te describa algo: Se te dará la bienvenida al volver al otro lado tan firme y fuertemente como a cualquier otro miembro de la familia. “¿Bueno, Kryon, entonces ¿por qué debería hacerlo? Me parece muy problemático.” ¿Por qué comes, querido Ser Humano? La respuesta es porque te mantiene vivo. ¡Tu alimento espiritual es igual, pero muchos simplemente no tienen hambre! Realmente es el sustento de Dios en tu interior.

Los que elijan este sendero terminarán por vivir más tiempo, tendrán una vida más dulce, sin frustraciones, y con poco o ningún drama en sus vidas. Solucionarán los desafíos lentamente, poco a poco, despejando el camino hasta que interiormente estén satisfechos de llevar realmente la energía del Espíritu en sus cuerpos. Sus personalidades comenzarán a cambiar siempre muy levemente. Verán, algo sucede cuando se ponen ese abrigo. ¡Todo el ego que era ustedes es obligado a entrar en los bolsillos de ese abrigo y luego ustedes cosen los bolsillos! Oh, esas cosas humanas aún están ahí, y lo estarán toda su vida, y querrán salir. Pero mientras pliegan sus manos alrededor de ustedes mismos y usan ese abrigo, su ego se queda quieto justo donde lo aprisionaron. Y debido a eso, las personas no ven más a ese ego. En cambio, ven el abrigo y el manto del Espíritu y el amor de Dios.

¿Por qué no estar equilibrados y vivir una vida significativa? ¿Por qué no ayudar al planeta al mismo tiempo que se ayudan y ayudan a los que los rodean? Esas son las verdaderas preguntas. ¿Por qué no hacer aquello para lo que vinieron? No se trata de juzgar y de cosas que puedan continuar, o no, en la vida después de la muerte. Se trata de vivir al máximo mientras están aquí, sostenidos por toda una comitiva que está detrás de esa puerta y que los asistirá en esto.

¿Hoy viniste por una sanación? ¿Tomaste este libro esperando respuestas? Bueno, déjame decirte algo en este momento, lector, oyente: Si eres alguien que le dice sí a esto, éste es un buen momento para esa sanación. Están todos aquí, ¿sabes? Todos los colores de tu abrigo.

Y con esto llegamos al final. Bendito el Ser Humano que vino aquí y cuyos ojos se posan en esta página, que comprende lo que le está ocurriendo a su cuerpo y los potenciales de eso. Porque en este instante les decimos lo siguiente: Pueden irse de aquí distintos a lo que eran cuando llegaron. Pueden levantarse y dejar el libro y sentir realmente la arremetida de la intención de cambiar. Dejen que las semillas de la sanación por las que vinieron sean implantadas sobre ustedes ahora, para que cuando se levanten de la silla, ya sea que estén escuchando o leyendo, sean diferentes.

¿Qué los preocupa? ¿Son los desafíos con su cuerpo que no pueden controlar, que al parecer no pueden sujetar? ¿Por qué no se van de aquí con una apariencia completamente nueva para eso? ¿Por qué no tener hoy ese regalo? ¿Y qué hay del hábito que los está matando? ¡Sé quiénes están aquí! Queremos que vivas mucho tiempo, Trabajador de la Luz, Guerrero de la Luz. Queremos que te quedes aquí con buena salud y vivas mucho tiempo. Para eso te dimos las herramientas aquí; te dimos sugerencias acerca de cómo funciona, qué buscar y cómo saber que lo tienes.

¡Puedes controlar todos los hábitos, sin importar lo que te grite la química de tu cuerpo! Cuando comienzas este sendero de iluminación, llega toda una hueste y te ayuda con eso. Reajusta la química para que desaparezcan las adicciones. Una vez más, ¡sé quién está aquí! ¿Lo dudas? ¡Sé quién está leyendo! También sé quién vino por una sanación.

Bendito el Ser Humano que dio pura intención para la sanación por la que vino. Que no vuelvan a ser los mismos nunca más cuando dejen este lugar. ¡Que estos encuentros, que parecen encuentros de canalización, se conviertan en encuentros de sanación! Con el permiso humano, que haya cambios en la estructura celular de todos aquellos en esta sala que puedan haber dado intención para ello, porque para eso vinieron. Ninguno vino con miedo. ¡Como todos vinieron expectantes, que se solidifiquen, amplifiquen, equilibren y sanen!

(pausa)

Los problemas con los que vinieron se quedarán en el suelo cuando se vayan. Ése es el mensaje, co-creadores. Siempre fue el mensaje. “Kryon, ¿cuándo nos vas a dar algo nuevo? Cada vez que te escuchamos, se trata de las mismas cosas. Distintas palabras, distintas parábolas, distintas metáforas, distintos relatos. Es siempre lo mismo.” Haré un trato contigo, Ser Humano: Cuando implementes plenamente lo que te estuve dando durante 16 años, pasaré a algo nuevo. Mi mensaje está referido a la maestría. Y cuando los maestros se queden y creen La Nueva Jerusalén, pasaré a la próxima fase. Y cuando eso suceda, los celebraré a todos ustedes aún más que ahora.

Y así es.

Kryon