miércoles, 18 de agosto de 2010

Estimado HLife: ¿Cuáles son los beneficios de una dieta basada en vegetales?



Estimado HLife: ¿Cuáles son los beneficios de una dieta basada en vegetales?
Estimado HLifer,
Esta es una pregunta que muchos se hacen. Queremos explicar primero que la palabra dieta no se refiere a un proceso temporal que limite opciones y calorias, sino a una forma de alimentarse a diario. Y  una dieta basada en vegetales es mucho mas que eso, es una que incluye vegetales, semillas, hierbas, frutas, granos, legumbres y todo lo que el Reino de las Plantas proporciona y que alimenta nuestro cuerpo y mente. Es por esto que en HLife decimos que apoyamos una Dieta Basada en Plantas, para ir cambiando la perspectiva de lo que esto significa y ampliar nuestros horizontes en cuanto a las miles de opciones de las que estamos hablando con esto.
A pesar de que hemos escrito  acerca de los beneficios de una dieta basada en plantas en diferentes artículos individualmente, he aquí una breve lista de guia en la que están todos los beneficios en un solo lugar, para que puedas tener un punto de referencia o compartir con aquellos que te pregunten acerca de por qué has elegido alimentarte de esta forma.
Cuerpo: En lo que respecta a la salud física, una dieta basada en plantas es una forma perfecta de  prevención y medicina natural. Las plantas proporcionan al cuerpo cosas positivas, como carbohidratos complejos y grasas buenas que dan energía de larga duración e impiden tener sueño y ser letárjicos. El Reino Vegetal (Plantae) es el único que está repleto de antioxidantes, un grupo de compuestos que protegen nuestras células y tejidos de cualquier daño. Los antioxidantes mantienen nuestro corazón fuerte, nuestro cuerpo joven, y nuestra mente aguda; también extienden nuestra vida, rejuvenecen nuestro sistema inmunológico, e incluso mejoran nuestra vida sexual. Se sabe que los vegetales tienen una variedad de alimentos clasificados como “contra el cancer”, con diferentes propiedades y capacidad para revertir la enfermedad sin matar a las células sanas alrededor del tumor. Muchos vegetales, especialmente los vegetales del mar (las algas), son proteínas de alta calidad que son más fáciles de digerir, absorber y eliminar, y no tienen colesterol, antibióticos o bacterias causantes de enfermedades que se forman en la presencia de la acidez originada por proteínas animales. Una dieta basada en vegetales previene y revierte la diabetes tipo 2. Nunca hemos oído hablar que las frutas, verduras, cereales,  leguminosas, nueces y semillas – en sus estados integrales y naturales – nos den enfermedades mortales o incluso enfermedades que son una gran crisis en América, como la obesidad y la diabetes. Es evidente que las plantas están hechas para ser los alimentos oficiales de los seres humanos. Además, desde un punto de vista cientíifico, los alimentos vegetales vivos (crudos) son alimentos ricos en electrones, los cuales actúan como donadores de electrones de alta energía como la energía solar y los campos de resonancia en el cuerpo para captar, almacenar y conducir la energía del sol en nuestro cuerpo. La mayoría de las enfermedades, de los imbalances químicos o desequilibrios pueden estar relacionadas con deficiencias minerales, pero en una dieta  de alimentos integrales, sin procesar, a base de plantas, es poco probable que el cuerpo tenga deficias minerales, especialmente si comemos variedad. Una nutrición real requiere de la diversidad y la variedad que tú encontrarás en este tipo de dieta, porque hay tantas distintas opciones y una abundancia de vitaminas y minerales de calidad – en la forma que el cuerpo está diseñado para absorber.
Mente y Emociones: Una dieta basada en vegetales mantiene el equilibrio de las sustancias químicas del cerebro y las secreciones hormonales. Según Gabriel Cousens, los alimentos con carne aumentan la frecuencia animal en el cuerpo y ponen en funcionamiento más tendencias animales – tales como las vibraciones de la ira, la lujuria, el miedo, la agresividad y los impulsos homicidas. También afirma que la energía de una dieta basada en carnes se suma a las impurezas de la mente y el sistema nervioso y  comunica a la energía la destrucción de las células, tiende a hacer a la mente insensible, y trae la energía de la muerte en nuestros campos áuricos, reduciendo el flujo de vida superior “prana” en el cuerpo. En cuanto a las enfermedades, la genética en realidad juega un pequeño papel. La predisposición al cáncer, por ejemplo, no quiere decir que están destinados a tener cáncer. Si esto fuera así, todas las hijas de una madre con un historial de cáncer de mama deberían tener cáncer de mama, y sabemos que este no es el caso. Entonces, ¿qué pasa aquí? Un gen debe activarse con el fin de expresar la enfermedad. Este es el truco. Entre los activadores potenciales de un gen se encuentran los factores ambientales como la contaminación, los factores de estilos de vida como el ejercicio y la dieta, y otros más abstractos como los pensamientos, además de lo que sabemos acerca de cómo la proteína animal activa el cáncer a nivel químico. ¿Qué clase de pensamientos cree usted que están en el subconsciente de una persona que consume lo que otros han matado? En un nivel muy básico, todos nosotros sabemos que tomar la vida de otro ser está mal. Nuestras mentes reconocen esto, si no conscientemente, en el fondo. Y, en el fondo, no podemos mentirnos a nosotros mismos. Estamos obligados a cosechar lo que sembramos. Cuando comemos los animales, nos estamos comiendo el miedo y la ansiedad que estuvo presente en el momento de su muerte. Y luego nos preguntamos por qué tenemos tanto miedo y ansiedad. Y hay más: también atraemos a nuestra vida situaciones con este tipo de energia, de muerte y agresividad. Tú eres lo que comes.
Espíritu: Las enseñanzas espirituales pueden diferir en muchas cosas, pero la mayoría coinciden en que un respeto básico a la vida es una cosa buena. Si nos detenemos a conectar conceptos y reflexionamos sobre lo que realmente estamos comiendo, nos daremos cuenta de que al comer un filete, lo que estamos haciendo es comer un animal, un animal que alguien tuvo que masacrar primero para luego convertirlo en filete. ¿El contribuir a la masacre de un compañero del reino animal te suena como respeto fundamental por la vida? Nosotros compartimos muchos de los mismos genes y sistemas con estos animales. Si te digo que no está bien que golpées o comas a mi perro, pero que si está bien que puedas golpear, matar y comer otro animal con un sofisticado sistema neurológico que le permite sentir dolor, que tiene hijos como tú, y una estructura social definida y un comportamiento igual que tu y tu mascota, esto no te parece que no tiene sentido? Te parece que, en cuanto al respeto por la vida se trata, es aceptable hacer divisiones dirigidas por tu paladar? ¿O es una respuesta más honesta y compasiva decir que un respeto básico por la vida significa un gran esfuerzo por no matar a otros animales (los seres humanos somos parte de ese reino), sin importar cuán grande o pequeños ellos sean?
A nivel energético, una dieta basada en plantas alimenta nuestro espíritu con vibraciones de alta frecuencia. Las plantas, al igual que todos los organismos vivos, emanan una frecuencia de vibración muy elevada. A través de la fotosíntesis, son capaces de absorber y almacenar energía de los fotones de los rayos del sol que viene del cosmos. Esta energía fotónica nutre nuestras células a un nivel energético, eléctrico, y vibratorio que es esencial para la salud y la supervivencia de nuestro cuerpo (cuerpo/mente/espíritu), y en especial para ayudar a conectarnos con nuestro yo superior, que está directamente vinculado a la Fuente de la vida y de la conciencia.
Planeta: Por si no lo sabías, los eructos de las vacas son un problema enorme para el planeta. Según la Organización de Alimentación y Agricultura de las Naciones Unidas, la ganadería contribuye más al calentamiento global que el transporte, produciendo el 18% de todas las emisiones del efecto invernadero. La vaca que es criada para proveérte de leche y luego su carne en forma de un filete, realmente causa daños al medio ambiente por los eructos y gases intestinales de metano que emite. Una molécula de metano produce 20 veces más el calentamiento que una molécula de dióxido de carbono  Además, la permanencia de metano en la atmósfera es mayor que la del dióxido de carbono, lo que significa que el daño dura más tiempo. Esto significa que tu leche y tu filete causan más daños al planeta que los coches en la calle. Y eso significa que optar por una dieta basada en plantas es una de, si no la mayor de, las cosas más responsables que puedes hacer para combatir el calentamiento global. Ayuda al planeta que es tu hogar.
La razón básica para adoptar una dieta basada en plantas es la siguiente: Nosotros no estamos destinados a comer otros animales. Nuestros cuerpos no están adecuados para utilizar la carne animal como alimento. Tampoco lo están nuestras mentes y espíritus. Y ahora, ni siquiera nuestro planeta puede sustentar este hábito. De la forma que lo veas – una vez que te tomas el tiempo para pensar profundamente acerca de esto – una dieta basada en plantas es la mejor opción para los seres humanos en este planeta y en este momento.